×
Red Internacional

Bronca.Un año sin Ramona Medina: la cara visible de una precaria realidad en el Barrio 31

Era referente del barrio, como tantas otras mujeres. Falleció por Covid-19 a días de hacerse conocida por denunciar la falta de agua y la situación que viven miles en las villas porteñas. Sacó a luz una realidad ocultada por los medios. A un año de su ida sus denuncias siguen intactas.

Leandro Sorribas@Leo_espartaco

Lunes 17 de mayo | 13:03

Ramona tenía 42 años cuando falleció por Covid-19. Era vecina y referente del barrio 31 e integrante de La Garganta Poderosa. Su denuncia y coraje la hicieron conocida por millones por ponerse al frente de la lucha por falta de agua en medio de la pandemia. Vivía en la casa 79 de la manzana 35 junto a su familia, era insulino-dependiente y por lo tanto población de riesgo. Sin embargo, eso no le impidió ponerse al frente como tantas otras miles de mujeres que en las villas organizan a sus vecinas y vecinos.

Para recordar: Murió Ramona de La Garganta Poderosa: tenía Covid-19 y había denunciado la falta de agua en Villa 31

En este aniversario pocos medios la recordaran, vuelven a ocultarla, invisibilizarla. La cruda realidad que se vive en las villas sigue intacta, por un estado que su única respuesta es emparchar la sobrevivencia, mientras promueven negocios millonarios para las inmobiliarias a cuadras del barrio 31, como el caso del proyecto Costa Salguero.

A un año siguen surgiendo miles de Ramonas en los barrios. Sin quererlo se transformó en un emblema de lucha contra la desigualdad generada por este sistema que arrastra a miles a la miseria. Así la recuerdan sus compañeros de La Garganta Poderosa.

Su fallecimiento y su denuncia recorrió los medios de comunicación. Su muerte no pudo ser invisibilizada. Su realidad trascendió las fronteras.

Te puede interesar: Roger Waters sobre Ramona Medina: “continuaremos con su lucha”

Así mostrabamos la realidad de decenas de miles en el barrio 31, hace un año en nuestro noticiero diario Alerta Spoiler.

Hoy a un año de su muerte, la falta de agua, la falta de vivienda y de trabajo y el hacinamiento en las villas sigue siendo un problema irresuelto para millones en todo el país. La crisis sanitaria, económica y social empeora la vida para las mayorías, mientras proliferan las torres de lujo en la Ciudad y los suntuosos countries en la provincia de Bs. As.

Hace unas pocas semanas, en medio de uno de los tantos desalojos en el barrio 31, desde La Izquierda Diario seguimos denunciando esa realidad y dándole voz a vecinas y vecinos, mientras los medios invisibilizan esa realidad.

Te puede interesar: La Villa 31 a un año de pandemia: mismos problemas, ninguna solución estatal

La crisis se profundiza y la lucha por trabajo y vivienda se hace cada vez mas necesaria. La unidad de ocupados y desocupados, de inquilinos y sin techo, de los barrios y los lugares de trabajo debe recorrer las ciudades para organizarse por todas las demandas. Y mientras se pelea por sobrevivir ir construyendo la fuerza social capaz de imponer que la crisis la paguen los empresarios y no el pueblo trabajador. Este es nuestro compromiso y modesto aporte. Vos podés ser parte sumando tus denuncias, contando tus luchas en la Comunidad de La Izquierda Diario, suscribite acá.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias