×
×
Red Internacional

Editorial. Un Norte de militancia: la Jujuy trabajadora pelea por su banca

El desarrollo de la izquierda como una tercera fuerza en todo el país, incluye la votación de sectores obreros y populares, pero también la aparición de fenómenos de militancia alrededor de la campaña. El ejemplo que viene de Jujuy y la banca que está en disputa.

Leo AméndolaTW/IG: @aladelos

Martes 2 de noviembre de 2021 | 14:43
🗞️ EDITORIAL #AS | Un Norte de militancia: la Jujuy trabajadora pelea por su banca - YouTube

Si bien las PASO dejaron distribuido el tablero de una manera bastante clara luego del sacudón que recibió el oficialismo, la incertidumbre se concentra hacia adelante, en el escenario post noviembre y en lo que puede ser un pensamiento un tanto vertiginoso: los dos largos años que quedarán de gobierno del frente de todos luego de que el 14N las urnas den un veredicto.

Ya dijimos en este espacio, y fue abordado en tantos otros análisis, que en desarrollo de la campaña de las PASO mientras los medios ponían su mirada en las estridencias de candidatos que se ubican en el espectro derecho de la política, convenía mirar con detenimiento otro fenómeno: el surgimiento de una tercera fuerza a nivel nacional ubicada a la izquierda del mapa poltico.

El contenido de lo que puede indicar ese rótulo de tercera fuerza podemos encararlo apuntando dos aspectos:

1-Desde el punto de vista estrictamente electoral, es decir a partir de los votos que la izquierda conquistó en las PASO, en los votos que pueda volver a contabilizar en las generales y en los espacios legislativos que se pueden conquistar a partir de esto.

2-Y ligado a ese punto, desde la óptica del desarrollo de una tercera fuerza política y social, anclada en sectores de la clase trabajadora, la juventud, las barriadas populares, y conectada con las principales luchas que protagonizaron estos sectores.

En relación a este segundo aspecto nos interesa en particular la radiografía que hace Verónica Valdez en La Izquierda Diario, sobre la campaña que está desarrollando el Frente de Izquierda en Jujuy, con la candidatura de Alejandro Vilca en el centro de la pelea por una banca en el congreso nacional.

Quedan ahí planteados algunos elementos de la campaña que está realizando el FIT-U:

  •  Dentro de los jóvenes que estudian, desde las PASO hasta ahora duplicó la cantidad de pibes y pibas que están colaborando con la campaña. Venía siendo un sector que estaba un tanto más pasivo.
  •  Por otro lado un dato que es en sí mismo un argumento contra quienes por momentos han intentado mostrar una caricatura de la izquierda que defiende una política de independencia de clase cómo algo de una izquierda elitista, o que está destinada solamente a dialogar con sectores de las clases medias:

    La campaña del FIT-U dentro de sectores de la clase trabajadora, tanto en los lugares de trabajo, muchos de ellos de importancia en la provincia, así cómo la extensión territorial en barrios obreros y populares, en lo que podríamos llamar el jujuy profundo.

    Una campaña que va desplegando una fuerza que está encontrando en la campaña del frente de izquierda una cierta “venganza histórica” contra el gobierno de Morales como cuenta Verónica en la nota que mencionaba y que muestra elementos de descontento con la política del frente de todos y el peronismo.

    Algunos ejemplos: en la UTA, donde los choferes fueron parte de una huelga muy importante en la capital provincial. O en el apoyo de sectores de trabajadores rurales, en los vecinos de campo verde o ambulantes.

    De ahí surgieron comentarios que muestran una visión de un sector de trabajadores respecto de sus propias fuerzas: “se puede desafiar a los poderosos”, “podemos ganarle a los patrones”, “demostramos que los trabajadores somos mayoría”.

    Este apoyo se reflejó muy bien en un encuentro de Alejandro Vilca en Libertador donde hubo trabajadores del citrus, azucareros, rurales de yuto (un municipio del departamento de Ledesma) y se escucharon varias historias y planteos que apuntaban a ese punto.

    Los sectores que protagonizaron conflictos junto a franjas de trabajadores mas precarizados o golpeados por años de crisis vienen siendo de los más dinámicos para la llegada de las ideas y la campaña del FIT-U.

    Se da un fenómeno interesante en este caso de sectores que están en lucha, por ejemplo en sectores que expresan una base más histórica de sindicatos con conducciones nacionales que responden al frente de todos, cómo algunos bancarios que están en conflicto y acompañan y militan la campaña del FIT-U.

    Territorialmente, además del apoyo de organizaciones con llegada en las barriadas populares como el FPDS (en Yuto y Caimancito), hay lugares donde se vio un crecimiento significativo de los colaboradores de la campaña cómo en Libertador, en Ledesma, en Palpalá, en la capital y en San Pedro.

    Es una auténtica campaña de alcance provincial y eso se puede ver muy bien en las redes de Alejandro Vilca, de Natalia Morales, de Gaston Remy y de otros candidatos locales del FIT-U. Recorridas, reuniones, charlas, almuerzos, más charlas. En la Quiaca, Humahuaca, tilcara o Susques (que ayer mostrabamos en nuestro diario de campaña donde hay muchos mineros que participaron de una reunión).

    En parte la lupa que están poniendo sectores del oficialismo pero también analistas políticos de otras zonas del espectro como Carlos Pagni que la definió como “extraordinaria” confirma que los buenos guarismos de la izquierda en las PASO no fueron una cuestión pasajera.

    Al revés, lo que está mostrando este tramo de la campaña en Jujuy indica mas bien que los resultados de las PASO mejoraron el clima de la campaña.

    Mejoraron la disposición sobre todo de sectores de trabajadores y del movimiento obrero no solo a votar por el FIT-U sino a militar la campaña, cuestión que no es menor cuando del otro lado hay aparatos muy fuertes, con todos los recursos del estado a disposición, plata y medios bancados y sostenidos por grandes patronales que los consideran como quienes tiene que velar por sus intereses.

    Un fenómeno de militancia obrera y popular alrededor del frente de Izquierda que probablemente no se haya visto con este alcance.

    Es un punto le duele en particular Morales que apuntó especialmente contra la izquierda en su campaña: en un acto un poco pasado contra la izquierda “pituca y mentirosa” o en sus spots donde usó el argumento de la derecha milica atacando a la izquierda por “apátrida”. Un flashback al peor discurso de la derecha setentista.

    Ahora en estos pocos días que quedan habrá que apuntar los cañones también para defender cada voto, sabiendo que la fuerza del gobernador morales no tiene mayores problemas en apelar al fraude si es necesario, y cuenta en gran medida con la complicidad del peronismo de la provincia.

    Lo que está en juego es mucho. Como dice Alejandro Vilca definir de quién es el tercer diputado en la provincia: Si es de Morales o del pueblo trabajador




  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Destacados del día

    Últimas noticias