×
×
Red Internacional

La gran Toyota.Un McDonald’s en EE.UU. convoca a adolescentes de 14 y 15 años porque dice que no encuentra personal

La franquicia de la ciudad de Medford, Oregón, puso una pancarta que convoca a personas de esa edad a trabajar. Una versión parecida a la reciente fake news del presidente de Toyota en Argentina.

Juana Galarraga@Juana_Galarraga

Jueves 2 de septiembre | 17:52
Foto: Pancarta anunciando la contratación de jóvenes en un McDonald’s en Oregón - HOTLUNCHPAM/ REDDIT

Un local de McDonald’s en Oregón, Estados Unidos, llama a jóvenes de 14 y 15 años para trabajar. Según la empresa, tomó la decisión “en medio de una aguda escasez de trabajadores en el sector”, informó la BBC.

Heather Kennedy maneja la franquicia de la ciudad de Medford que colocó una pancarta en el exterior del local hace dos semanas, para atraer a los y las más jóvenes a presentarse. Según dijo a la publicación Business Insider, la actual falta de personal "no tiene precedentes" en los 40 años que su familia lleva gestionando franquicias de McDonald’s.

Te puede interesar: FIGHT FOR $ 15.McDonald’s espía a los trabajadores que luchan por aumento salarial en EE. UU.

La versión de las empresas de comidas rápidas y otros negocios en Estado Unidos indica que están teniendo problemas para llenar sus vacantes. En el caso de Kennedy, antes de colocar el cartel, dice que intentó atraer más trabajadores subiendo el salario mínimo del restaurante a US$15 la hora, pero esto no generó suficiente interés.

Según la BBC, algunos economistas “responsabilizan de la situación a los generosos beneficios otorgados por el gobierno federal durante la pandemia, que ofrecen unos US$300 extra cada semana, pero estas medidas ya se han detenido en muchos estados”.

La versión patronal parece poco creíble, cuando son las empresas las que vienen negando el derecho a un salario mínimo digno en Estados Unidos desde hace mucho tiempo. El movimiento “Fight for $15” surgió en 2013 para exigir la suba del salario mínimo a 15 dólares la hora. Es un movimiento de trabajadores precarizados, considerado entre los más importantes de la historia del país, que también pelea por el derecho democrático a sindicalizarse.

“El Fight for $15 ha logrado que muchos trabajadores precarizados vuelvan a integrar el movimiento obrero en EE.UU. Los trabajadores y trabajadoras de cadenas como McDonald’s, Wendy’s, Burger King y Taco Bell, del sector de servicios, asistentes de discapacitados, maleteros de aeropuertos, repositores de minimercados, etc., son principalmente latinos o afroamericanos, pero también blancos expulsados del sector servicios. Desde que se inició el movimiento se registran huelgas y acciones significativas conjuntas en más de 150 ciudades de EE.UU”, informaba La Izquierda Diario en septiembre de 2016. En ese momento, el movimiento preparaba una manifestación frente a la universidad donde se desarrollaría el primer debate presidencial entre el republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton.

McDonald’s no dio declaraciones por la decisión de la franquicia. Sin embargo, la política salarial y de empleo juvenil no es un invento del local de Medford. “McDonald’s USA está aumentando los salarios por hora de más de 36,500 empleados trabajadores en los restaurantes propiedad de la empresa en un promedio del 10 % a partir de mediados de 2021”, sostiene la multinacional en su sitio.

“Estos aumentos reflejan el compromiso de McDonald’s de evaluar los datos de salarios competitivos y la legislación en evolución y el entorno regulatorio para determinar los rangos salariales adecuados en los restaurantes propiedad de la empresa a nivel local. Con base en esta trayectoria del mercado actual, McDonald’s USA espera que el salario promedio por hora de los restaurantes propiedad de la compañía aumente a $15 la hora en una fase. Algunos restaurantes han alcanzado, o alcanzarán, un salario promedio de $ 15 por hora en 2021, y se espera que el salario promedio alcance los $15 por hora para 2024”, agrega.

"Pasaporte al éxito": precarización asegurada

En 2018 McDonald’s Corporation anunció la iniciativa Youth Opportunity (Oportunidad para la juventud), “con el objetivo global de reducir las barreras de acceso al empleo para dos millones de jóvenes para 2025” a través de “capacitación” y “programas de desarrollo en el lugar de trabajo”. En su sitio detalla que “aproximadamente 1.000.000 de jóvenes han participado en programas de capacitación y / o han sido contratados en McDonald’s o restaurantes franquiciados participantes desde julio de 2018”.

En asociación con las organizaciones de la comunidad local y la International Youth Foundation (IYF), McDonald’s ofrece un programa previo al empleo llamado Passport to Success (Pasaporte al éxito). “McDonald’s y los franquiciados participantes están dedicados a brindar oportunidades de aprendizaje y desarrollo para las personas en todas las etapas de su viaje”, enfatiza.

El 23 de julio de 2020 la multinacional publicó el testimonio de un joven afroamericano, “embajador de oportunidades juveniles” de Chicago, Illinois, bajo el título Cómo Youth Opportunity me está ayudando a adaptarme durante el COVID-19:

“La cuarentena ha sido dura. Mi madre, mi abuela y mi abuelo dieron positivo por COVID-19. Afortunadamente, ahora se han recuperado, pero mi madre y mi abuelo estaban muy enfermos. Durante el año escolar, todos tuvimos que adaptarnos a una nueva rutina. Todas las mañanas, mis hermanos se despertaban e iban a la escuela en línea. Mi madre es maestra, por lo que también trabajaba en línea a través del chat de video. Desafortunadamente, mi trabajo se redujo en horas y, como estuve expuesto al virus, tuve que ponerme en cuarentena durante dos semanas. Adaptarme a ir al trabajo fue difícil, pero todavía estoy feliz de haber tenido un trabajo. Cuando comenzó, fue muy difícil adaptarse, especialmente cuando mi madre dio positivo por el virus”.

Ante la pregunta sobre cómo se siente con la posibilidad de acceder a la capacitación online de Passport to Success, el joven respondió: “No he tenido la oportunidad de completar ningún aprendizaje en línea durante COVID-19, pero estoy emocionado de tener la oportunidad de aprender lecciones del programa”. La realidad de jóvenes en situaciones críticas y sin acceso a la educación, de eso se sirve el payaso Ronald.

Por casa cómo andamos: McDonald’s y jóvenes en Argentina

Recientemente La Izquierda Diario denunció la fake news de Daniel Herrero, presidente de la multinacional Toyota, que los medios empresariales difundieron, sobre que la autopartista no podía conseguir 200 trabajadores con el secundario completo. El país está lleno de jóvenes que no acceden a empleo al salir del secundario y es cada vez más difícil encontrar trabajo incluso con títulos de nivel terciario o universitario.

Te puede interesar: Empleo.La "fake news" del gerente de Toyota: “No conseguimos jóvenes con secundario completo”

La desmentida llegó por parte de los y las jóvenes de la zona de Zárate-Campana, donde la planta está instalada. Allí se sabe que en Toyota pagan bien pero que en dos años “te rompe”. La empresa rechaza muchos postulantes porque les realiza exámenes físicos muy rigurosos. Busca espaldas sin ningún problema para que puedan trabajar con ritmos extenuantes, hasta que las descarta.

Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo del Frente de Todos, validó la excusa de la empresa. “Lo que pasó en Toyota muestra los problemas que tenemos que ir superando. Tenemos un desafío enorme con el ministro de Educación. Bienvenido que esto esté en la agenda, cómo logramos que los chicos se inserten en el mercado laboral”, aseguró en Radio Continental.

En 2020, apenas iniciado el aislamiento social, el Gobierno de Alberto Fernández definió ayudar a las empresas con el programa Asistencia de emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), oficializado el 1º de abril. McDonald’s, Burger King y otras multinacionales fueron beneficiadas por este programa, por el que el Estado les transfería vía ANSES el 50 % del sueldo de sus trabajadores. El otro 50 % lo debía pagar la empresa.

Te puede interesar: Precarización laboral.Sueldo de $ 0: la denuncia de trabajadores de McDonald’s y Burger King

Los depósitos de ANSES en concepto de ATP para los trabajadores de las casas de comidas rápidas, en su gran mayoría iban de $11.000 a $26.000. Los sueldos que las empresas pagaban iban de $10.000 a $20.000 por mes. ¿Por qué ANSES depositaba valores mayores al 50 % del salario, incluso de alrededor del 100 % de lo que venían cobrando?

Ante este aporte de dinero que el Estado depositó en las cuentas de sus trabajadores, las empresas consideraron que no tenían por qué poner su parte y emitieron recibos de sueldo de cero pesos. Los laburantes denunciaron la “McEstafa”. Las casas de comidas rápidas se prendieron fuego y sus trabajadores y trabajadoras fueron parte de la juventud precarizada que empezó a ponerse de pie para pelear por trabajo con derechos, junto a los trabajadores de call centers, trabajadoras de casas particulares, gastronómicos y más sectores.

A fines de agosto, McDonald’s, Burger King y otras empresas empezaron a “intercambiar” trabajadores entre ellas. Argumentaban que por la pandemia se veían obligadas a aunar esfuerzos. La alimenticia Mondelez pagó a estos trabajadores a "préstamo" la categoría más baja, a pesar de haberlos hecho ocupar puestos de categorías mucho más altas. Los discriminó salarialmente con un bono de fin de año inferior al de los efectivos y en planta Victoria ni siquiera les dio un bono.

Te puede interesar: General Pacheco - Zona Norte GBA.Las expectativas de Mondelez en pandemia: “siempre gana, pero acá llora”

La política de Fernández dio continuidad y profundizó la de Mauricio Macri, quien en 2016 anunció el “Plan Primer Empleo”, con el que subsidiaba a McDonald’s para que contratara 5000 por una remuneración de $ 4.500 al mes por seis horas diarias. El salario estipulado estaba por debajo del mínimo vital y móvil y no contemplaba la inflación. McDonald’s sería recompensada con subsidios estatales y descuentos en materia de impuestos y contribuciones patronales.

"En 2010, cuando Tati tenía 16 años, las escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires fueron tomadas por los estudiantes porque se caían a pedazos. Su escuela, el Normal 10, no estaba tan mal, pero decidieron tomarla igual en solidaridad. (...). Camino a la toma se topaba con escuelas privadas de cuotas impagables, con nombres en inglés. Los estudiantes de los colegios de la zona, iban a su trabajo a la hora del almuerzo. Ella los recibía desde el otro lado del mostrador en un McDonald’s, en El Solar Shopping del barrio Las Cañitas". Esta escena es parte de una crónica sobre la historia de Tati que publicó este diario en 2018. Aún trabajaba en condiciones de precarización y no había podido terminar una carrera universitaria.

Su mamá, jubilada, cuidaba a una mujer con Alzheimer pero no alcanzaba. La situación la empujó a buscar trabajo antes de terminar el secundario. La primera puerta que cruzó para entregar un CV, fue la del McDonald’s. Los días de semana iba al colegio y trabajaba cuatro horas y los fines de semana tenía que hacer seis, el máximo permitido por ser menor de edad. "El ritmo era frenético, si tenías faltante de plata en la caja te suspendían y ganabas menos esa semana. Hacía de todo, desde cobrar hasta limpiar el salón y el baño", contaba Tati.

Te puede interesar: Trabajo juvenil precario.La estafa de McDonald’s: la fórmula nada secreta de vivir del Estado y precarizar a la juventud

"Me jodía trabajar los fines de semana, los feriados y las fiestas. Tener horarios rotativos, francos rotativos, cambiaba todo cada 15 días" cuenta. Tenía 16. Aguantó once meses. Salía del colegio a las 13 y la idea de entrar a trabajar le provocaba el llanto. "Un día mi vieja me vio así y me pidió que renuncie”, recuerda.

Esto pasaba en pleno gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la vicepresidenta del gobierno que le dice a la juventud que en estas elecciones vote al Frente de Todos para recuperar "la vida que queremos".




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias