×
×
Red Internacional

Israel. Ultranacionalistas israelíes atacaron a palestinos en una marcha de extrema derecha en Jerusalén

Los israelíes golpearon y rociaron con gas pimienta a palestinos mientras marchan por el barrio musulmán de la Ciudad Vieja cantando "Mahoma ha muerto" y “Muerte a los árabes”.

Lunes 30 de mayo | 20:28
Un colono israelí ataca auna mujer palestina en Ciudad Vieja de Jerusalén durante la "marcha de la bandera" el 29 de mayo de 2022. La marcha de la bandera es una demostración anual de la derecha y el racismo anti-palestino destinado a celebrar la toma de oriente por parte del sionismo en 1967. Foto: Ohad Zweigenberg / redes sociales.

Los ultranacionalistas y las fuerzas policiales israelíes atacaron a palestinos este domingo en el Jerusalén Este ocupado mientras miles coreaban insultos racistas e islamófobos en la controvertida "marcha de la bandera". Una manifestación que conmemora la victoria de Israel en la “Guerra de los 6 días” donde la extrema derecha israelí recorre tradicionalmente el barrio musulmán de la Ciudad Vieja.

Al menos 79 palestinos resultaron heridos en Jerusalén, incluidos 28 que fueron hospitalizados, dijo la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina (MLRP). Las lesiones incluyeron heridas de balas de acero recubiertas de goma, palizas y gas pimienta. Otras 163 personas resultaron heridas en Cisjordania, incluidas 20 alcanzadas por balas reales.

La MLRP también informó que sus médicos fueron agredidos por la policía en las cercanías de la Puerta de Damasco de Jerusalén cuando intentaban llegar a los heridos.

Las imágenes publicadas en redes sociales mostraron a los colonos israelíes agrediendo y rociando con gas pimienta a una mujer palestina de unos 50 años.

Aida Saidawi, residente y activista de la Ciudad Vieja, fue trasladada para recibir tratamiento después del ataque, que provocó enfrentamientos entre palestinos e israelíes.

Mientras la evacuaban por la Puerta de Damasco, otro colono israelí roció con pimienta a un transeúnte y se vio a un hombre apuntando con un arma a la multitud desesperada, según mostró otro video. Un oficial de policía intervino entonces sin hacer un arresto.

Saidawi luego le dijo a Al Jazeera en árabe que estaba cantando consignas pro-palestinas antes de que los hombres israelíes la atacaran.

Otros videos mostraban a los colonos obstruyendo a los periodistas en la Ciudad Vieja y chocando con los palestinos .

Fuera de la ciudad antigua, las fuerzas israelíes dispersaron violentamente una manifestación palestina en la calle Salah al-Din. Al menos 56 personas han sido arrestadas, según el Club de Prisioneros Palestinos.

En el barrio de Shiekh Jarrah, al norte de la Ciudad Vieja, viviendas y propiedades palestinas fueron atacadas por un grupo de colonos israelíes, lo que provocó enfrentamientos con los residentes.

Al mismo tiempo, los palestinos se manifestaron en la Cisjordania ocupada y la Franja de Gaza en solidaridad con Jerusalén y contra las incursiones israelíes en la mezquita de al-Aqsa.

Los soldados israelíes utilizaron fuego real, balas de acero recubiertas de caucho y granadas de aturdimiento para dispersar a las multitudes en Naplusa, Hebrón, al-Bireh, Jericó, Tulkarem y otras ciudades y pueblos de Cisjordania.

Antes del ataque en su contra, Saidawi dijo a Middle East Eye que la escena de los israelíes asaltando la mezquita de al-Aqsa en la mañana la había dolido.

"Sabemos que al-Aqsa es solo para musulmanes, y no lo dejaremos pasar sin importar el precio", dijo Saidawi. "Nos quedaremos aquí, en nuestras mezquitas, nuestras calles, nuestros hogares".

Según números oficiales, más de 2.600 activistas y colonos israelíes de extrema derecha asaltaron la mezquita de al-Aqsa el domingo (el tercer lugar más sagrado para el Islam), realizaron oraciones grupales y levantaron la bandera israelí, en violación de acuerdos internacionales de décadas de antigüedad que estipulan que solo los musulmanes pueden rezar en mezquita de al-Aqsa.

Después del ataque, grupos de israelíes que ondeaban banderas marcharon por la Ciudad Vieja antes de converger frente a la Puerta de Damasco, una de las entradas principales que conducen a la mezquita de al-Aqsa.

Alrededor de las 6 de la tarde (hora local), decenas de miles de israelíes de extrema derecha iniciaron la “marcha de la bandera”, comenzando desde la sección occidental de Jerusalén y dirigiéndose hacia el Muro Occidental, donde las celebraciones continuaron hasta altas horas de la noche. Según la policía israelí, 70.000 personas participaron en la marcha.

Una gran parte de ellos atravesó la Ciudad Vieja en dos grupos a través de la Puerta de Jaffa y la Puerta de Damasco, un acto de provocación.

La marcha de la bandera, que forma parte de la festividad del "Día de Jerusalén" que conmemora la ocupación de la ciudad en 1967, es un desfile de extrema derecha asociado con la violencia contra los palestinos y la "muestra de incitación, dominio judío y racismo", según ONG israelí Ir Amim.

El domingo, se escuchó a los colonos decir "Muhammad ha muerto", un eslogan islamofóbico que a menudo se coreaba en este tipo de marchas, así como "Muerte a los árabes" y "Shireen ha muerto", en referencia a la periodista de Al Jazeera Shireen Abu Akleh , que fue asesinada por Soldados israelíes el 11 de mayo.

Las autoridades israelíes obligaron a los propietarios de tiendas palestinas en la Ciudad Vieja a cerrar sus negocios antes de la marcha, mientras que a los residentes del barrio musulmán se les pidió que permanecieran en sus casas y a los habitantes de Jerusalén no se les permitió entrar.

Con información de Middle East Eye y Al Jazeera.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias