Géneros y Sexualidades

#ABORTOLEGAL2020

Aborto legal: incertidumbre por la ajustada diferencia a favor del no

Pasadas varias horas desde que terminó el plenario de comisiones del Senado, se desconocían las firmas con las que se obtuvo la mayoría para que el proyecto ingrese a la cámara el próximo 29 de diciembre y que luego se revelaron a cuentagotas. La demora por las negociaciones sobre una votación reñida.

Andrea D'Atri

@andreadatri

Jueves 17 de diciembre de 2020 | 21:37

Aunque el plenario de comisiones del Senado terminó con el anuncio público de que había habido dictamen, habiendo pasado varias horas, seguía sin conocerse quiénes firmaron para conseguir la mayoría establecida por reglamento.

La demora se debió al ajustadísimo número que el oficialismo consiguió para su proyecto y que, en el recinto, puede darse vuelta y, por una diferencia nimia, transformarse en un rechazo.

Ya durante el debate, se manifestó un férreo sector opositor al proyecto, encabezado por el propio jefe del bloque oficialista del Frente de Todos, el senador Mayans, acompañado por Silvia Elías de Pérez de Juntos por el Cambio.

Esto terminó en una votación tan ajustada que ni siquiera el oficialismo estaba seguro de contar con la aprobación del dictamen que había anunciado. Varias horas más tarde, algunos periodistas hicieron circular en las redes sociales que el dictamen, finalmente, contaba con 14 firmas Banca de la Mujer, 9 firmas de la comisión de Justicia y 10 firmas de la comisión de Salud. ¿Quiénes son? Los nombres no se revelaron hasta bastante después.

Senadores que revistaban en las filas "verdes" del oficialismo que pueden votar en contra el próximo 29 de diciembre porque no fueron consideradas sus observaciones al proyecto que ya tuvo media sanción; otros, supuestamente indecisos, que confirmaron su voto negativo y algunos que mantienen su decisión en el mayor de los hermetismos. Éste es el escenario en el Senado, que activó todas las alarmas en la Casa Rosada que agilizó las negociaciones, presiones e intercambios de favores para que el gobierno salve su alma.

Podés leer: Estimación: ¿cómo votaría cada senador el derecho al aborto?

Sea cual fuere el resultado, lo que está claro es que cuando hablan de principios, valores, defensa de los derechos, solo se trata de palabras vacías. Tanto de quienes votarán a favor, pero no lo hicieron dos años antes, ni batallaron durante toda la década previa para que fuera tratado en el Congreso; como de aquellos que votarán en contra, aunque lo hicieron a favor en 2018, porque ahora no quieren regalarle un triunfo al gobierno de Alberto Fernández.

Te puede interesar: Aborto: la lucha de las mujeres y los "toma y daca" de la política del régimen

Y lo que queda en evidencia, también, es la irresponsabilidad del Poder Ejecutivo de acelerar los tiempos de votación, a fin de año, de una ley que se empeñaron en dejar cajoneada durante más de una década, sin contar previamente con la plena seguridad de que esta vez sea aprobada. Dejan a nuestros derechos pendiendo de un hilo, mientras distintos sectores presionan para limitarlos lo máximo posible, a cambio de dar su voto. Mientras tanto, las visitas de curas a políticos, los llamados de la Rosada a los despachos del Senado y los escraches de los fundamentalistas celestes para doblegar voluntades se pondrán a la orden del día, junto al arbolito navideño.

Si en 2018, los senadores fueron protagonistas de Jurassic Park, este año, pretenden protagonizar una película de suspenso.

Lo trágico es que en el auditorio no hay espectadores de cine. De sus maniobras, negociaciones espúreas y sus "toma y daca", están pendientes las mujeres y las personas con capacidad de gestar. Solo merecen el repudio de las que esperan la ley, las que sobrevivieron a abortos clandestinos inseguros y las que murieron en el intento de decidir sobre sus cuerpos y sobre sus proyectos de vida.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO