Mundo Obrero

CAMPANA

UOM: piden votar la fórmula Fernández con paritarias a la baja, despidos y suspensiones

Los dirigentes votaron medidas para las próximas semanas por la negociación paritaria de las siderúrgicas. Sigue la incógnita de si romperían la tregua con el gobierno. Sin asambleas ni movilizaciones de las bases. La preocupación de las elecciones.

Leandro Viana

Delegado UOM | Campana

Domingo 16 de junio | 18:12

El día viernes, con motivo de la discusión paritaria, en el camping de la UOM seccional Campana-Zárate y,con la presencia de unos 300 delegados, se llevo a cabo el congreso siderúrgico, algo que no pasaba hacia 14 años según palabras del propio Secretario General de la UOM, Antonio Calo.

Se contó con la participación de las seccionales agrupadas dentro de la rama 21 (siderurgia): Villa Constitución, San Nicolas, Campana, Quilmes, La Matanza y Moron.

El objetivo de este congreso extraordinario era discutir y votar un plan de lucha para destrabar la negociación paritaria que busca replicar el acuerdo firmado por la rama 17 (metalmecánicos, línea blanca, etc.) alcanzado semanas anteriores, que para nada desentona con el resto de los acuerdos paritarios a la baja firmados por los distintos gremios.

En este caso un escaso 36 % a pagarse en cuotas y a completarse recién el año que viene. Aclaremos que la inflación que no cede y ya se proyecta en un 55 % anual y que arrastra desde el año pasado un 50 %. Está más que claro que poco hace para paliar las dificultades de las familias metalúrgicas que, según dichos del propio Caló, vienen sufriendo 20 mil suspensiones, despidos y cierres de fábricas que suman unos 60 mil puestos menos.

Pero todo esto no fue más que un montaje, donde hubo mucho ruido y pocas nueces, ya que desde la mesa de dirección pusieron mucho énfasis en que "el plan de lucha" debía ser el que ellos decidieran, que se traduce en la clásica maniobra vandorista (con soda) de apretar para negociar.

Flameando la bandera del paro y la ya clásica marcha de los cuerpos orgánicos a los edificios Catalinas, sede del grupo Techint, nada dijeron de asambleas sectoriales donde los trabajadores puedan discutir y votar su propio plan de lucha, mucho menos organizar una gran movilización del conjunto de los metalúrgicos para que se exprese la bronca contra el ajuste del gobierno.

La UOM es un sindicato que agrupa más de 200 mil afiliados donde decenas de miles se encuentran precarizados o en contratistas bajo otros convenios. Ni siquiera quisieron poner a consideración del congreso la propuesta de algunos delegados de marchar hacia las fábricas y centros industriales.

Sin embargo Caló dedicó un buen tiempo a un descarado discurso político llamado a votar a la formula Fernandez-Fernandez del kirchenrismo/PJ, fórmula que en los hechos no se plantea otra cosa que seguir manteniendo las ya abultadas ganancias de los empresarios como Rocca.

Nada bueno se puede esperar de este tipo de dirigentes, por eso la única salida posible es apelar a asambleas de base para votar paros escalonados con movilización. Hay que exigir que los dirigentes como Caló o Abel Furlán (Diputado Nacional de UC) rompan la tregua con el gobierno y los planes de ajuste del FMI. Parecen mas preocupados por las elecciones que por salir a las calles a enfrentar el ajuste junto a todos los trabajadores y sus familias.







Temas relacionados

Campaña electoral    /    Congreso   /    Campana   /    UOM   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO