Sociedad

UNIVERSIDAD NACIONAL DE TUCUMÁN

UNT: ¿Qué opinan los médicos sobre el ingreso irrestricto en Medicina?

Con la aprobación del ingreso irrestricto, Medicina es una de las Facultades que se opuso, con autoridades académicas haciendo hincapié en aspectos negativos. Sin embargo, ¿qué opinan algunos médicos egresados?

Jueves 11 de agosto de 2016 | 00:04

Aprobado el ingreso irrestricto, las autoridades académicas de la Facultad de Medicina salieron al cruce para intentar explicarle a la población la dificultad e imposibilidad de llevarse a cabo esta medida, empezando por el vicedecano Remis. Los argumentos utilizados por el mismo fueron centrados en la falta de infraestructura, la falta de docentes y el entorpecimiento de la relación paciente- alumno que sin profundizar en ellos, se adaptan al sentido común de una crisis del elitismo médico. Ante esto quisimos conocer la opinión sobre este tema de algunos médicos egresados de la UNT, que trabajan en el sistema público de salud.

¿Qué opinas sobre el ingreso irrestricto en Medicina?

“Opino que está bien. Para mi hubiera sido importante porque yo no tenía la cantidad de plata necesaria para pagar un instituto privado que preparan para el ingreso. Yo ingrese porque estudié Ingeniería antes, y mis viejos no tenían tanta plata para pagar el precio del curso, que en esa época era muy caro, ahora también”. (Gisell, médica general)

“Está muy bien que no haya ingreso, porque de esa manera todos los chicos con vocación van a poder entrar y estudiar. Hay un negocio grande a la vuelta de los que preparan para el ingreso, y no es justo que haya un examen que no es nivelador, sino un colador donde el que puede pagar un curso pre examen tiene más posibilidades de entrar. Está muy bien que puedan entrar todos”. (Cecilia, médica dermatóloga)

“Cuando quise estudiar Medicina me encontré con la realidad de que tienes que tener un cierto capital para pagarte un curso pre examen e intentar ingresar. Tuve amigos de muy bajos recursos que no tenían para pagarlo, y eso los limitó de entrada. Estoy totalmente de acuerdo con el ingreso irrestricto porque significa mayor igualdad de oportunidades; significa que un chico de la villa va a poder ser médico”. (Martin, médico clínico)

“Estoy absolutamente a favor de que todos tengan la misma posibilidad de estudiar lo que cada uno quiera estudiar. ¿Quién tiene más posibilidades de entrar en la actualidad? El que tiene más posibilidades de prepararse. Entonces ahí los dejas afuera al que no se pudo preparar por falta de dinero. Todos los quieran estudiar deberían entrar, porque no se puede negar a nadie la posibilidad de ser alumno”. (María, médica cirujana)

“Es real que hay un problema de infraestructura, pero no es motivo para impedir el ingreso. En el mismo Tucumán hay falta de médicos en el interior y en las zonas periféricas, se necesitan médicos”. (Nazareno, médico neurólogo)

¿Qué opinas del problema de la falta de infraestructura en la facultad como impedimento del ingreso irrestricto?

“El problema de la infraestructura es de siempre y a pesar de eso, en los años que estuve en la Facultad, vimos poca inversión. Ese es un problema que deberían haberlo solucionado hace mucho, pero no lo hicieron. Que es un problema lo es, pero no es motivo para impedir el ingreso. Sabemos que hay mucha plata que ingresa a la Facultad pero ni siquiera nos explican que es lo que hacen con ella, ni las autoridades ni las agrupaciones políticas estudiantiles.” (Gisell)

“El problema de la infraestructura es solucionable, no es excusa. Hay muchas facultades con muchos alumnos y que no se invierta para mejorar esa situación es porque algo funciona mal. Estamos hablando de la universidad, una etapa importante para la educación del país y que es una obligación que se invierta ahí.” (Cecilia)

“El problema de la infraestructura es algo que se soluciona solo con hacer una buena administración de los recursos. Sabemos que hay muchísimo dinero de la minería pero ¿A dónde se invierte todo eso? Bueno ahora tienen un buen motivo.” (Martín)

“Eso es un problema que se soluciona. Entiendo que hoy no hay la infraestructura necesaria, pero que eso se puede hacer y rápido. Es un problema que lo tienen que solucionar.” (María)

“El problema de la infraestructura es una excusa para limitar el ingreso. Desde que ingresé a la facultad hasta que me recibí estuvimos amontonados. Fue deficiente la inversión en infraestructura durante todas las gestiones.” (Nazareno)

¿Qué opinas sobre la falta de docentes como motivo para impedir el ingreso irrestricto?

“Es otro problema con solución. Hay muchos médicos y otros profesionales que quieren ser docentes, por lo tanto formarlos y capacitarlos para enseñar en la universidad no debería ser un problema. Hay muchos médicos con antecedentes docentes que están enseñando en la facultad privada, por lo tanto no veo que ese sea un impedimento.” (Gisell)

“Eso también tiene solución. Hay que darle trabajo a la gente y sobre todo a los que tienen vocación para enseñar medicina en cualquier materia. Solo hay que capacitarlos en la parte pedagógica, lo cual no veo que sea algo grave” (Cecilia)

“Hay muchos médicos que quieren ser docentes pero que el sistema de concursos le impide. La falta de docentes es un problema actual, pero que bajo ninguna circunstancia es un motivo para impedir el ingreso ya que eso se soluciona.” (Martin)

“Es un problema solucionable al igual que el anterior. Solo es necesario organizar un programa de capacitación en educación médica para todos los médicos que quieran ser docentes.”(María)

“Seria lindo ser docente, a mí me gustaría. Haciendo una radiografía actual de la Facultad uno dice sí, no hay docentes para afrontar la formación de tantos alumnos, pero eso no significa que se va a utilizar el mismo personal docente; a menos que no quieran invertir para crear nuevos cargos docentes. Es un problema que se soluciona, si hay más alumnos debe haber más profesores, eso es lógico.”(Nazareno)

¿Al haber más alumnos que estudian medicina, se perjudicaría la relación médico-paciente con su aprendizaje?

“¡Al contrario! Al haber más chicos de diferentes estratos sociales, es más factible que se desarrolle la empatía en los jóvenes médicos, ya que uno vive en realidades muy diferentes o iguales a los pacientes, lo que hace que los nuevos médicos puedan comprender mejor la realidad social de los pacientes.” (Gisell)

“Mientras se les enseñe a los alumnos el respeto hacia los pacientes no importa si son 10 o 40 a la vuelta de la cama. Sin embargo sabemos que eso tampoco va a pasar porque hay muchas salas y muchas camas.” (Cecilia)

“El respeto, la solidaridad y la compasión hacia el paciente es algo fundamental, y eso no importa si son 6 alumnos o 20 alrededor de un paciente. Adquirir empatía hacia los pacientes no depende de la cantidad de alumnos, sino de la sensibilidad con la que se trasmite el respeto. ¿Por qué no pensar que las clínicas privadas también sean hospitales escuelas? Sin en las mismas se precarizan a los médicos y enfermeros que se reciben.” (Martin)

“La cantidad de alumnos a la vuelta de un paciente no condiciona la relación médico paciente. Hay muchas camas con pacientes con los cuales aprender.” (María)

“Hay cuestiones de humanidad que hay que aprender, como aprender los colores de la piel, los olores y la palpación que eso es un proceso continuo que no se adquiere con solo aprobar semiología. Que haya 6 alumnos intentando aprender eso ya es mucho, pero sin embargo no seria un problema que haya 20 porque es casi lo mismo. La relación medico-paciente es un aprendizaje continuo. Sería bueno si se cuenta con todos los pacientes para aprender medicina, incluso los de la parte privada.” (Nazareno)







Temas relacionados

Ingreso universitario   /    Facultad de Medicina de Tucumán   /    Universidad Nacional de Tucumán   /    Tucumán   /    Universidad   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO