Juventud

EDITORIAL // ROSARIO

UNR: el avance del MNR y las tareas de la Izquierda

A pocos días de haberse desarrollado las elecciones estudiantiles a centro de estudiantes y consejo directivo en las 12 facultades de la UNR, es necesario comenzar a apuntar qué significan los cambios en las conducciones y la composición de los consejos y qué reflexiones debemos abrir desde la izquierda.

Irene Gamboa

Referente del PTS en el Frente de Izquierda

Jueves 16 de abril de 2015 | Edición del día

Como ganador en estas elecciones aparece el Movimiento Nacional Reformista (MNR), brazo estudiantil del Partido Socialista (PS), que conquistó 3 nuevos Centros de Estudiantes: el de Bioquímicas, Ciencias Económicas y el de Ingeniería. Estos resultados reafirman para este año la permanencia del MNR-PS en la conducción de la Federación Universitaria de Rosario (FUR).

El correlato de estos resultados es el retroceso de la Franja Morada que perdió los 3 Centros que conducía (Bioquímicas, Humanidades, Ciencias Económicas) y se quedó con el de Ciencia Política. La izquierda del Frente 20/12 (utilizamos este nombre de manera genérica para mencionar a la alianza entre el ALDE-CEPA y Santiago Pampillón-Patria Grande) sólo retuvo 2 centros, mostrando un retroceso pronunciado desde 2013 cuando conducían 4 y en alianza con el MNR eran parte de la conducción de la FUR. Es necesario destacar el cambio de signo político del Centro de Humanidades luego de 19 años de alternancia entre la Franja Morada y el Frente 20/12: con 542 votos contra 525 de la Franja, la agrupación del kirchnerismo académico Mate Cocido se quedó con la presidencia. El Frente 20/12, por primera vez desde su surgimiento, quedó en tercer lugar.

Lo que no puede dejarse a un lado es la importancia decisiva que tuvo para el conjunto de las fuerzas la elección de Consejo Directivo por tratarse de un año donde se eligen los decanos de todas las facultades, el rector y el vice. Las organizaciones kirchneristas como el Movimiento Evita y La Cámpora, excepto modificaciones menores, mantuvieron sus posiciones. Por otro lado, la izquierda tuvo un desempeño más destacado en los consejos. Es así que, por ejemplo, en Psicología, Bioquímicas y Humanidades el Frente 20/12 aumentó su representación. En la última mencionada, el Frente de Izquierda, que además se presentó en Bioquímicas y Psicología, retuvo su consejero aumentando el caudal de votos respecto de elecciones anteriores.

¿Qué significa el “avance” del PS en la UNR?

El Partido Socialista, con su ala estudiantil, tomó como definición central recuperar espacio perdido en la UNR, estructura de donde salieron sus principales figuras y referentes como Binner, Balagué, Lifschitz. Este último habría solicitado, mediante carta a las direcciones juveniles, la reunificación de las distintas fracciones hace aproximadamente un año. La obediencia a este llamado les permitió alcanzar en soledad la presidencia de la FUR.

Este importante vuelco se da en el contexto de una crisis y un desgaste provincial tras el creciente peso del derechista Del Sel y el PRO que disputará la gobernación de Santa Fe en los próximos meses (aunque en provincias como Mendoza sean parte del mismo armado). Por su parte, la lógica de los Frente 20/12 (ALDE-CEPA, Santiago Pampillón-Patria Grande) de poner exclusivamente el eje en sus discursos contra la Franja Morada y hacer alianzas con el MNR, facilitaron ponerle la careta al “socialismo” como mal menor, mientras se trata de la misma política de gobierno de las universidades que la de los radicales, ubicadas circunstancialmente en una camarilla opositora.

En estas elecciones, la Franja Morada, como parte de la juventud de la UCR -que se opuso públicamente al acuerdo de Gualeguaychú con Macri-, apareció “golpeada” y desgastada en el escenario electoral.

Aunque parezca esquizofrénico, estas fuerzas que se enfrentarán en dos listas diferentes en las elecciones de autoridades, en las elecciones provinciales del próximo domingo disputarán en el mismo frente que hoy gobierna la provincia y la ciudad.

Pese a que el triunfo del PS aparece como un voto “conservador”, esto no implica un rechazo o un “mayor cierre” a las ideas de la izquierda que es identificada como un actor nacional. Fue notable la apertura de miles de estudiantes a debatir con la izquierda, conocer sus propuestas, asumir como necesarias las peleas por la organización de las mujeres por sus derechos, de los jóvenes para que las facultades dejen de expulsar trabajadores, poner de pie grandes jornadas de debate ideológico y teoría crítica cuestionando los planes de estudios, la necesidad de socializar el arte y la cultura, etc. Cientos en cada facultad se reconocían como activos votantes del Frente de Izquierda en la provincia y nacionalmente, incluso en facultades donde recientemente se comienza con un desarrollo militante como Bioquímicas.

Los centros de gestión de la izquierda: una tradición morada que fracasó

En la última década, la Franja Morada y el MNR-PS se disputaron los Centros de Estudiantes bajo la lógica exclusiva de gestionar las fotocopiadoras, los comedores y las secretarías estudiantiles. Muchas veces, estar alineados a las autoridades de turno les facilitaba recursos para ser más eficientes. En esta carrera, cada fuerza compite usando como campaña “quién le ofrece más al estudiante”, eliminando a la fuerza el debate político, ideológico e incluso reivindicativo en el movimiento estudiantil.

La izquierda de los Frente 20/12 (ALDE-CEPA y Santiago Pampillón-Patria Grande), en la “disputa” con estas fuerzas, hicieron suyas estas lógicas, pero con fuerzas desiguales. En las facultades donde copiaron el funcionamiento de la Franja y se convirtieron en “gestiones eficaces”, allí donde la izquierda tenía menos “historia”, ocuparon su lugar y se mantienen en la conducción de los Centros.

Allí donde el peso de la izquierda les obligó a mantener un discurso relativamente combativo, el desfasaje con sus prácticas sistemáticamente burocráticas que vaciaron la participación estudiantil, hoy mostraron su fracaso. De este modo es que pierden la conducción de Humanidades y Ciencia Política. La Facultad de Ingeniería es un ejemplo brutal de esta situación: La Unidad, organización de izquierda que dirigió el Centro desde hace 7 años, por alejar al movimiento estudiantil de los balances y control de la fotocopiadora, fueron responsables de un faltante de 160 mil pesos durante 2014 que le permitió al MNR emerger de manera oportunista, aprovechando esta crisis, y quedarse con la conducción.

Esto merece una alerta para la militancia y todos los compañeros que los apoyan como parte de “la izquierda posible contra las fuerzas del régimen”. En el camino de perseguir los cargos, los centros sólo como “galardones” de tal o cual agrupación y el abandono de la pelea de organizar el movimiento estudiantil activo, no sólo perdieron importantes posiciones, sino que dejaron incluso a un lado las banderas de más de 20 años de las luchas de los estudiantes: la democratización del régimen, el fin de la LES, la pelea contra la CONEAU. Estos sectores de la izquierda fracasaron al plantarse como alternativa a las fuerzas del régimen, sea porque los “fagocitaron” las lógicas moradas o porque ya no son alternativa de lucha y organización.

Los desafíos de la izquierda para este año

La discusión que se debe abrir al interior de las organizaciones de izquierda es qué perspectivas se abren para el movimiento estudiantil ante el fracaso de los modelos de las conducciones de la "izquierda", el retroceso del Frente 20/12 y el fortalecimiento momentáneo del MNR-PS.

Los Frentes 20/12 emergieron en las universidades tras el derrumbe del radicalismo luego del 2001. Apareciendo en las conducciones como parte de procesos del movimiento estudiantil activo y en lucha contra la LES y el ajuste menemista, su recorrido año tras año se mostró como parte de una adaptación creciente a las prácticas del régimen universitario y el establecimiento de alianzas con camarillas opositoras como el MNR, tanto en el claustro docente como en el estudiantil. La alianza en la FUR con la fuerza política que es parte del gobierno de la provincia permite lavarle la cara a un sector que en Santa Fe es responsable de la precarización laboral, la complicidad de la policía con los narcos y el gatillo fácil, con funcionarios implicados en redes de prostíbulos y trata.

Este gran salto a la integración hizo a un movimiento estudiantil pasivo, centros vacíos y falta de cuestionamiento a la universidad de clase. En relación al gran peso superestructural que conquistaron, incluso mostraron la imposibilidad de desarrollar una fuerte corriente militante como correlato. Estos aspectos incluso el mismo kirchnerismo lo supo aprovechar para ocupar su lugar en las universidades.

Tras el cierre de este ciclo, los Frente 20/12 muestran su fracaso como conducciones de "izquierda" con un claro derrumbe y el MNR aparece, de manera distorsionada, como fuerza emergente. Corremos el riesgo que esta crisis sea capitalizada por derecha: la base de una importante apertura a las ideas izquierda nos plantea un gran desafío para darle otra salida.

Desde la Juventud del PTS fuimos opositores desde su aparición a los modelos de los Centros de la "izquierda" que tendían a subestimar la democracia y participación de los Centros, así como también a las alianzas con los sectores del régimen. En estas prácticas anunciaban de antemano su fracaso.

Con estas peleas, la Juventud del PTS, sin llegar a conducir Centros, conquistó un importante peso militantante como corriente juvenil. Esta fuerza, sumada a las secretarías y el consejero que hoy conquistamos en Humanidades, queremos ponerla a disposición para que la crisis de los Frente 20/12 no sea capitalizada por “derecha”: esto significa darle vías de expresión y organización amplias y democráticas a los grandes sectores que simpatizan con la izquierda, organizar a las cientos de compañeras que quieren pelear contra la violencia machista y el derecho el derecho al aborto, a los laburantes que se resisten a quedar afuera de las aulas, a los estudiantes solidarios con la lucha docente y de los trabajadores, los compañeros que expresan hastío sobre el vaciamiento de debate ideológico, ambientes de expresión cultural y estudio de teorías críticas.

Queremos desenmascarar que las camarillas universitarias se perpetúan en el régimen por los métodos de elección y co-gobierno antidemocráticos y que es necesario abrirlas a la participación del movimiento estudiantil para transformar la universidad.







Temas relacionados

LES   /    Movimiento Nacional Reformista (MNR)    /    Franja Morada   /    UNR   /    Juventud del PTS   /    Santa Fe   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO