×
×
Red Internacional

Candidates a la presidencia del CECSEA debatieron de cara a las elecciones de la próxima semana. Los modelos de Centro en disputa en el marco de la pandemia, la crisis económica y la derrota electoral del peronismo.

Camila LedesmaEstudiante de Enfermería, trabajadora de Call Center y militante de la Juv. del PTS.

Sábado 25 de septiembre | 12:58

El jueves por la tarde participé del debate de candidates a presidente del CECSEA organizado por la Junta Electoral. Se hicieron presentes les candidates de todas las listas: el peronismo (FUJA), Juntos/Franja Morada (Estudiantes por la UNQ), En Clave Roja - PTS en el Frente de Izquierda (Unidad de la Izquierda), el Nuevo Más (Ya Basta) y la Tendencia del Partido Obrero (Por la unidad de los estudiantes). Se debatió sobre la situación nacional y la universidad, la educación en pandemia, los modelos de Centro de Estudiantes en disputa y el cogobierno universitario. Les candidates del peronismo y la Franja, que vienen de votar la reforma del Estatuto del CECSEA a espaldas de los estudiantes, se negaron a tratar dos puntos que propusimos porque son centrales en nuestras vidas: la violencia machista y la precarización laboral de la juventud. Como si eso no fuese suficiente, su intervención en el debate lo dejó sobre la mesa: a ninguno le interesa discutir los grandes problemas que tenemos la amplia mayoría de les estudiantes y nuestras familias.

Desde la lista 1 Unidad de la Izquierda, pusimos en discusión desde nuestra primera intervención qué tipo de Centro de Estudiantes necesitamos les jóvenes de la UNQ frente a la crisis y el ajuste económico que viene implementando el gobierno de Alberto Fernández a fin de cumplir los acuerdos con el FMI. Como parte de ese ajuste, está el recorte de 75 mil millones de pesos en el presupuesto 2022 para las universidades nacionales. No es sólo eso: según las últimas estadísticas, el 50% de los jóvenes del conurbano son pobres. Durante el primer cuatrimestre de la pandemia, el 47% de los ingresantes de la UNQ directamente fue expulsado de las aulas. Los jóvenes tenemos trabajos cada vez más precarios, peores pagos y con jornadas más extensas y la conectividad no está garantizada.

El ajuste lo vivimos también en salud. Durante este último año los practicantes estuvimos en los hospitales realizando hisopados y en los vacunatorios. Sin ART, sin ambas dosis de la vacuna, sin siquiera tener habilitado el Cuidar durante la cuarentena o viáticos pagos. La gestión de la universidad hizo un acuerdo con el municipio de Mayra Mendoza y les estudiantes trabajamos gratis en la primera línea, como parte de las prácticas. Las condiciones del sistema de salud quedaron a la vista de todos: hospitales abandonados, falta de insumos, trabajadores mal pagos, en condiciones de precarización o directamente no pagos.

El alineamiento con el gobierno municipal de Mayra Mendoza y con el de Alberto Fernández, sin embargo, no se limita a la gestión de la universidad. Durante el año pasado el rector Villar cedió a Sergio Berni el Campo de Deportes para que instale una Base Operativa Policial. El mismo Berni que nos reprimió cuando acompañamos en el Puente Pueyrredón a los trabajadores del Hospital Iriarte y qué pasó con topadoras por encima de las casillas de los vecinos de Guernica. La conducción del CECSEA, la FUJA, en ningún momento se pronunció ni repudió la represión. Igual reacción tuvo la Franja Morada, “Estudiantes por la UNQ”.

¡Que la bronca se organice por izquierda!

El ajuste lo vivimos todes y la bronca que genera se expresó en el resultado de las PASO, con una dura derrota del peronismo. Sin embargo, la respuesta del gobierno fue derechizar su gabinete. Saben muy bien que esta situación no da para más, y que, con el acuerdo que preparan con el FMI, va a empeorar para les trabajadores y las mayorías . Que hayan nombrado a un antiderechos como Manzur, o al responsable politico del asesinato de Dario y Maxi, Anibal Fernández en Seguridad, quiere decir eso. Y todo lo hacen en acuerdo con la oposición de derecha, que en la UNQ es la Franja.

Queremos que esa bronca ante el ajuste, ante el ataque a nuestros derechos, a los de nuestros viejos, a los de nuestros abuelos, se canalice por izquierda. A eso apostamos con el Frente de Izquierda, que venimos de hacer una enorme elección posicionándonos como tercera fuerza política nacional

Nosotres queremos que esa bronca ante el ajuste, ante el ataque a nuestros derechos, a los de nuestros viejos, a los de nuestros abuelos, se canalice por izquierda. A eso apostamos con Nicolás del Caño y Myriam Bregman en el Frente de Izquierda, que venimos de hacer una enorme elección posicionándonos como tercera fuerza política nacional. Ya vimos a dónde llevan las recetas del peronismo y de Cambiemos. Y también la de los liberales. Necesitamos un Centro de Estudiantes independiente de todos estos sectores para poder luchar. Un centro que retome las mejores experiencias del movimiento estudiantil, que se nutra de la fuerza de las miles de pibas que venimos de la marea verde con la ambición de conquistar todos nuestros derechos. Un centro que vea la importancia de aliarse con la clase trabajadora, y no con los empresarios.

En estas elecciones, desde la lista 1, Unidad de la Izquierda, que agrupa al grueso de la izquierda en la universidad, nos proponemos recuperar para todo eso, nuestra herramienta de lucha, el Centro de estudiantes, y arrancar puestos de lucha en el Consejo, para fortalecer cada una de nuestras peleas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias