UNIVERSIDAD

UNLu: Un balance del conflicto educativo y como seguir

Terminó una etapa del conflicto educativo con el cierre de la paritaria docente, los estudiantes vuelven a las aulas y el gobierno se prepara para seguir ajustando.

Daniela Luna

Estudiante Trabajo Social UNLU Sede San Miguel

Lunes 8 de octubre de 2018 | Edición del día

1 / 1

El presupuesto educativo ya tiene fecha de votación para noviembre, mientras los rectores de las universidades le ofrecieron al gobierno de Macri un presupuesto por debajo de la inflación, que es de un 40%, el dólar pasado los $40, los estudiantes no pueden cargar la sube y tienen que decidir entre trabajar o estudiar.

El conflicto cerro una etapa, CONADu y FEDUN dirigida por el Kirchnerismo le entregaron en bandeja el conflicto al gobierno en un momento clave, cuando el movimiento estudiantil estaba en su auge, con asambleas masivas, tomas en los colegios y facultades que culminaron con la enorme movilización del 30A donde se demostró en todo el país que la fuerza para pelear estaba, sin embargo, cerraron la paritaria a la baja, los docentes volvieron a dar clases y los estudiantes volvieron a las aulas.


¿Qué dejó el conflicto en la Universidad Nac. de Luján?

Es necesario hacer un balance de como actuaron los centros de estudiantes en este conflicto y como quedó el movimiento estudiantil de la universidad
Mientras se realizaban asambleas enormes en Córdoba y Rosario la UNLu parecía sin movimiento, a lo largo de cuatro semanas de conflicto las conducciones del centro de estudiantes de Trabajo Social LAS ROJAS- NUEVO MAS Y NUEVA OPCION no convocaron a ninguna asamblea ni instancia de organización, teniendo en cuenta que dirigen uno de los centros de la carrera mas importante de la sede. Las exigencias para que la realizaran fueron públicas por parte de organizaciones como Pan y Rosas que decidieron convocar una asamblea ante la ausencia de las conducciones.

El NUEVO MAS como fuerza nacional levanta la bandera del movimiento estudiantil organizado, pero en los lugares donde dirige actúa de manera totalmente contraria. En las diferentes asambleas que se realizaron, llegando tarde a la convocatoria, votaron en contra de las medidas más democráticas que se levantaban, como participar del corte con el CEFyL en 9 de julio para romper el cerco mediático en el centro político del país, votaron en contra de los delegados por curso y comités por carrera que permitirían una mayor organización sin aislar la lucha por el presupuesto y permitir una mayor participación, sin embargo, al igual que el Kirchnerismo de la 19 DE DICIEMBRE que participó de las asambleas sin votar nada no pretenden que los estudiantes de la UNLu puedan organizarse desde abajo.

Los centros de estudiantes son una herramienta fundamental, pero es necesario que se manejan de manera democrática y mantengan la independencia política de quienes aplican el ajuste. El NUEVO MAS mantiene un frente oportunista con agrupaciones como INDEPENDENCIA en educación donde el presidente se mostró abiertamente como un referente de la CAMPORA que al momento de pelear y defender la educación publica no apareció en ninguna asamblea, movilización o toma dejando claro de qué lado esta y es junto al Kirchnerismo esperando al 2019. Parece que a la conducción del centro no le genera rechazo hacer un frente con los mismos que le negaron el derecho al aborto legal a las mujeres, arreglaron la paritaria docente a la baja, que aceptaron el recorte del presupuesto a afecta la vida de millones de trabajadores ya que hasta el momento no hubo un comunicado público rompiendo este frente.

Hay que tener en claro quiénes son nuestros enemigos, la crisis se profundiza, siguen destinando millones a la deuda externa y en acuerdos con el FMI haciendo que la vida de millones de trabajadores se deteriore, está claro son ellos o nosotros y los centros de estudiantes tienen que estar a la altura de esta enorme batalla porque el cuarto saqueo es ahora y la lucha también peleando junto a los trabajadores como lo hacen desde el astillero rio Santiago o los trabajadores del hospital posadas porque la única fuerza que va a derrotar el ajuste es la de los estudiantes junto con los trabajadores.
Ante esta batalla enorme los estudiantes tienen que organizarse con delegados en cada cursada para que haya mandato desde las bases y sea la mayoria quien decida.

Desde la juventud del PTS invitamos a todos los estudiantes de UNLU a dar esta pelea juntos por eso lanzamos agrupaciones anticapitalistas que cuestionen el regime social y se unan a los trabajadores para que los que tiemblen y paguen la crisis sean los ricos.







Temas relacionados

UNLu

Comentarios

DEJAR COMENTARIO