Juventud

CÓRDOBA/CORONAVIRUS

UNC: queremos que sesionen los Consejos Directivos y Superior para poner la Universidad al servicio del pueblo trabajador

Hay mucho por hacer, ante una crisis histórica internacional generada por la Pandemia del Covid19 el Superior no puede estar cerrado, debe sesionar por teleconferencia de manera urgente para poner todos nuestros recursos a disposición de la crisis sanitaria. Desde la Juventud del PTS presentamos una serie de medidas urgentes para enfrentar el Covid-19.

Domingo 5 de abril | 22:19

Desde que se declarara la cuarentena total en el país no sesionan los consejos en los diferentes niveles universitarios. Nos parece llamativo, no hubo ninguna medida concreta explicando por qué no pueden seguir sesionando por vía de teleconferencias, cuando hay mucho que debatir.

Exigimos que sesionen todos los Consejos Directivos de las Facultades como también el Consejo Superior. Nuestros concejeres de la Facultad de Filosofía y Humanidades y de la Facultad de Artes enviaran mañana una serie de propuestas que queremos que sean tratadas en dichas facultades y elevadas al Superior.

Ya el 21 de marzo publicamos una nota mostrando que la Universidad cuenta con laboratorios dotados de Rial Time PCR para poder colaborar en la aplicación de los testeos masivos para la detección del virus. Esta es una pequeña muestra de todo lo que podría aportar la UNC. Proponemos poner en pie un comité de crisis junto a científicos, profesionales, representantes de los gremios docentes, no docentes y organizaciones estudiantiles para debatir democráticamente cómo aportar todo lo que se pueda ante la crisis sanitaria. Un comité que piense un plan integral para combatir el virus, poniendo todo nuestro conocimiento, instalaciones y laboratorios a este fin.

La UNC tiene la única planta en Sudamérica capaz de procesar plasma y ha solicitado al ministerio la realización de pruebas para el tratamiento paliativo del virus para casos de gravedad mediante el laboratorio de hemoderivados, esto es otra gran muestra de la potencialidad que tiene poner el conocimiento de la universidad al servicio de la salud del pueblo trabajador.

Te puede interesar: La UNC podría garantizar test masivos para detectar el virus

Universidad al servicio de la sociedad y el pueblo trabajador y no de los privados

Desde distintas carreras hemos elaborado una serie de propuestas que pueden abarcar distintas tareas no solo para combatir el virus, sino también para atender a las consecuencias sociales de la cuarentena. Partimos de saber que la crisis que abrió el Covid-19 a nivel mundial, que hoy cobró un enorme revuelo, ya que impacta a los países centrales de Europa y EEUU; deja expuesta las consecuencias brutales de las políticas de austeridad de los últimos 40 años que azotaron la salud pública. Aumentaron la pobreza y el trabajo informal, como también la privatización de la investigación científica, imponiendo un criterio de mercado al desarrollo de la ciencia y la tecnología.

El capitalismo nos expone a una pandemia que no es una “catástrofe natural”, sino las consecuencias de muchos factores que caracterizan nuestra época: la voracidad de los mercados, la destrucción del medio ambiente, la ampliación sin planificación de fronteras para la producción ganadera, los tiempos rápidos de un mundo globalizado que desarrolló la logística para la rápida valorización del capital; éstas son algunas de ellas y siempre las peores consecuencias la terminan pagando la clase obrera y los sectores populares.

Muchas y muchos científicos del mundo han denunciado que fue desfinanciada la investigación sobre enfermedades virósicas porque no traían ganancias a las empresas farmacéuticas y los grandes laboratorios. La ciencia al servicio de los capitalistas queda claro que no traerá ningún beneficio para la sociedad y menos para el pueblo trabajador y los sectores populares.

Nuestras universidades hoy ante esta crisis están en cuestión: ¿pueden ponerse al servicio del pueblo, de los sectores populares, del sistema sanitario? Nuestra corriente universitaria lucha para que así sea. Por eso empezamos cuestionando los distintos convenios que tiene la universidad con privadoso con empresas como Arcor, Motorola, o laboratorios y clínicas privadas, éstas últimas, lucran con la salud de todos incluso, en crisis como éstas.

Exigimos que estos convenios se suspendan hasta que no se hagan públicos. Nosotros planteamos que el conjunto de la producción de conocimiento y la estructura de la UNC esté dirigida a la salud pública y las necesidades populares y no para las empresas que utilizan nuestros conocimientos para mejorar sus negocios privados.

Voluntariados en condiciones y capacitación urgente

La UNC cuenta con amplios recursos, si bien la Facultad de Ciencias Médicas se puso a producir alcohol en gel y abrió una convocatoria al voluntariado, no están claras las condiciones, ni tampoco en qué áreas se realizarán, o si están realizando tareas que aporten al sistema de salud público.

Aquí, estudiantes de diferentes carreras de Ciencias Médicas plantean: “Si hay capacidad académica y la cantidad de estudiantes avanzados que están dispuestos a proporcionar ayuda son elevados, ¿por qué no aprovecharlo? Vemos sumamente necesario que se ponga en marcha un plan que capacite a sus alumnos en diversas áreas, ya sea para el primer control del paciente sintomático (en los triages o dentro de los mismo hospitales), formando parte de los equipos de epidemiología, en la realización de campañas de vacunación antigripal o seguimiento de los pacientes aislados. Entre cientos de otras tareas en las que podemos estar abocados para evitar la sobrecarga de trabajo de los profesionales de la salud y así estos poder ocuparse de tareas más complejas, evitándose el colapso del sistema de salud. Exigimos a las autoridades universitarias la capacitación pertinente a los alumnes de años avanzados para la incorporación de estos como trabajadores plenos del sistema de salud, no como monotributistas, sino en condiciones dignas de trabajo, vacunación, elementos de bioseguridad, y cobertura médica”.

Te puede interesar: Estudiantes de Ciencias Médicas de la UNC exigen ser capacitados para enfrentar la pandemia

¡En la FAUD, estudiantes de Arquitectura y Diseño también exigimos aportar nuestros recursos!

¿Qué sucede durante la cuarentena con los cientos de miles que viven hacinados? ¿Cómo pensar soluciones para ese sector social, que en Córdoba significa nada menos que 1,2 millones de personas? ¿No podemos pensar, por ejemplo, en unidades de emergencia como lo muestra el diseño de arquitectos como Shigeru Ban? ¿O de la misma manera que diseñamos equipamientos, pensar en soluciones de rápido montaje en los distintos edificios en estado de semi abandono o abandono de la ciudad? Como lo muestra Plataforma Arquitectura, sólo por dar un ejemplo, las posibilidades son enormes.

La FAUD cuenta, por ejemplo, con una impresora 3D que puede usarse para imprimir mascarillas, tubos de ensayo, repuestos para respiradores, estetoscopios. Hay distintas iniciativas de estudiantes de Diseño Industrial que donan mascarillas a los hospitales. ¿Cómo nuestra facultad no lo va hacer? Es necesario que se convoque a reuniones por teleconferencia para discutir un plan de producción de materiales sanitarios para donar a los hospitales públicos.

Te puede interesar: Pandemia: ¿qué podemos aportar quienes estudiamos arquitectura y diseño?

La UNC puede coordinar con UTN para llevar adelante un plan para la producción de respiradores como lo hace ya la UNR.

En la UNC serían posibles múltiples formas de coordinación con la Universidad Tecnológica Nacional regional Córdoba, los estudiantes son capacitados durante años en múltiples ingenierías, sólo por nombrar algunas como electrónica, mecánica, metalúrgica y la lista sigue. Esta Universidad de envergadura técnica nacional cuenta con múltiples laboratorios que hacen a la aplicación de estos conocimientos a escala. En este momento se encuentra cerrado el laboratorio central de electrónica donde con los insumos y recursos necesarios disponibles se podría aportar a algo sustancial como la producción de respiradores, como lo hacen otras universidades del país, como en Rosario o Entre Ríos.

Te puede interesar: Facultad de Ingeniería de Entre Ríos calibrará respiradores para los hospitales

Queremos discutir en el Consejo Superior y los Concejos de las facultades para poner en pie un comité de Crisis que resuelva democráticamente si éstas u otras medidas son posibles y llevarlas adelante. Creemos que las autoridades hasta ahora no han hecho lo suficiente y no confiamos tampoco en esas mesas que hacen las autoridades universitarias, con los ministerios que luego son responsables de dejar expuestos a nuestros jubilados, como lo hicieron el viernes de manera escandalosa.

Desde la Juventud del PTS como corriente universitaria, planteamos que el conocimiento debe estar puesto siempre a servicio de las mayorías populares y la clase trabajadora. En todo el país pensamos como aportar planes para romper con la lógica de mercado que tanto hundió a nuestra salud, pero también a nuestra ciencia.

El capitalismo está demostrando una vez más que todo el desarrollo de la tecnología y la ciencia está limitada brutalmente (y con consecuencias enormes para nuestro planeta y la humanidad) por el fin de lucro. Por la lucha que hemos dado el movimiento estudiantil y les trabajadores de la educación, aún nos quedan conquistas históricas, como nuestra Universidad Pública, podemos ponerla a disposición y reordenar la ciencia, la economía y la tecnología entre los y las estudiantes, docentes y trabajadoras y trabajadores, para darle una verdadera salida a esta situación.

Hay que hacer todo lo necesario para salir de esta crisis de manera racional, científica y que no la paguemos otra vez les trabajadores, la juventud y las mayorías populares.







Temas relacionados

Cuarentena   /    Coronavirus   /    Córdoba   /    Universidad Nacional de Córdoba   /    Juventud del PTS   /    Córdoba   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO