PUEBLOS ORIGINARIOS

Tucumán: continúa la lucha en defensa del territorio ancestral

La comunidad originaria Los Chuschagasta perteneciente a la unión de pueblos Diaguita en la ciudad de San Miguel de Tucumán, enfrenta otro intento de despojo territorial por parte de la familia del terrateniente, homicida y usurpador Darío Luis Amín (condenado a 22 años de prisión por el asesinato de Javier Chocobar). Reproducimos el comunicado

Martes 13 de agosto | 16:49

Comunicado emitido por la comunidad Los Chuschagasta


Chuschagasta es un territorio libre

Los Chuschagasta nos encontramos enfrentando otro intento de despojo territorial por parte del usurpador Darío Luis Amín, su madre María Sofía Herrera de Amín y su hermano Santiago Amín. En este caso, los Amín embisten contra uno de nuestros comuneros, Enrique Ismael Chocobar, haciendo uso de la figura de “usurpación”.

A menos de diez meses de haber finalizado el juicio por el homicidio de Javier Chocobar, tío de Ismael -uno de nuestros referentes políticos- quien hoy paradójicamente es acusado de “usurpar” la casa que pertenece a la familia Chocobar, quienes vivieron desde siempre en el territorio que los Amín y sus socios pretenden apropiarse para fines propios del mercado garantizando su lucro personal; en un contexto de total desamparo por parte del Estado hacia las comunidades de nuestros pueblos.

Históricamente el Estado y la Justicia han sido funcionales a las familias oligárquicas “usurpadores, terratenientes” generando las condiciones para que sigan violentándonos con persecuciones individuales hacia nuestras comuneras y comuneros, tal como se evidencia en el uso de la figura de “usurpación”, modus operandi de los terratenientes en connivencia con la justicia para el despojo territorial.

Nos juzgan de manera individual, pero la afectación es de carácter colectivo, porque perjudica a todo nuestro pueblo. La justicia de la provincia de Tucumán evita pronunciarse respecto del Derecho Indígena, que constantemente está siendo violado por las familias terratenientes: como López de Zavalía, Chiarello y los Amín, que están enquistadas en los distintos ámbitos del estado provincial.

El Estado Argentino nos exige “adaptación” a sus modelos occidentales de justicia, que no es otra cosa que el fraccionamiento de nuestro ser colectivo hacia un despiadado individualismo propio del sistema capitalista opresor, ejerciendo así el control y la persecución hacia los pueblos originarios.

Cabe recordar el ataque perpetrado en nuestro territorio el 12 de octubre de 2009 a nuestros integrantes de la comunidad hiriendo gravemente Andrés Mamani y Emilio Mamami, donde Javier Chocobar fue asesinado a quemarropa en ocasión de haber defendido pacíficamente el territorio ancestral y la vida de los que ese día nos encontrábamos en el lugar, por el terrateniente Darío Luis Amín, Luis Humberto “el niño” Gómez y José Valdivieso Sassi, estos dos últimos ex policías quienes fueron participes de la última dictadura cívica militar.

El juicio dio como resultado las penas de prisión para los asesinos de: Amín 22 años, Gómez 18 años y Valdivieso 10 años con condena efectiva. Queda en evidencia el constante hostigamiento, persecución y ensañamiento que padecemos Los Chuschagasta solo por el hecho de ser originarios y habitar en nuestros territorios. Esta violencia la viven todos los pueblos originarios en sus territorios en la actual Argentina y se extiende a lo largo y ancho de Latinoamérica.

Somos continuidades Diaguitas, deseamos desarrollarnos en paz en nuestro territorio ancestral. Reafirmamos nuevamente nuestra lucha por la identidad, la vida y el territorio. No reconocemos a “ningún dueño o patrón de estancia” CHUSCHAGASTA ES UN TERRITORIO LIBRE, nuestras generaciones han vivido desde tiempo inmemoriales y de la misma manera lo hacemos hoy en el presente nosotros y nosotras y así lo seguirán haciendo nuestras futuras generaciones.

Por todo ello, convocamos a las organizaciones y comunidades de Pueblos Originarios, organizaciones sociales, políticas, organismos de Derechos Humanos y a la sociedad en general a acompañarnos, con su presencia física o mediante pronunciamientos públicos, para decir basta de despojo territorial!
¡JAVIER CHOCOBAR PRESENTE!
¡BASTA DE DESPOJO TERRITORIAL!
¡PROPIEDAD COMUNITARIA YA!
¡MEMORIA, VERDAD, JUSTICIA Y TERRITORIO!







Temas relacionados

Pueblos originarios   /    Tucumán

Comentarios

DEJAR COMENTARIO