×
×
Red Internacional

El Sindicato suspendió las medidas de fuerza sin brindar información clara sobre las propuestas y continúa negociando a espaldas de los trabajadores. El gobierno comienza a intervenir para desarticular la pelea en un conflicto cuya problemática se viene denunciando hace mucho tiempo en los medios.

Martes 4 de enero | 21:13

Con un llamado a cuarto intermedio el Sindicato de Comercio (SEOC) suspendió a mitad de jornada la medida de fuerza que había convocado por 24 hs para el día 3 de enero. Sin consulta previa a los trabajadores el cuerpo de delegados informó sobre el llamado a conciliación obligatoria, y se prepara para una reunión este miércoles en la Secretaria de Trabajo para destrabar el conflicto.

Por su parte el gobierno comienza asomar la cabeza en un conflicto que estalla por problemas que los trabajadores vienen denunciando hace mucho tiempo como lo es la precarización laboral que año a año se viene profundizando. Su falta de acción no se debe al desconocimiento sino más bien a la conveniencia de sostener un negocio con empresas internacionales que hacen fortunas exprimiendo la fuerza de los jóvenes. El último beneficio otorgado por el gobierno provincial incluía exenciones impositivas y un subsidios por del 25% de los salarios de sus empleados, además de autorizar a las empresas a hacer despidos que no superen el 10% de su personal.

Está claro que el gobierno interviene, para seguir favoreciendo a los empresarios ya que al dictar la conciliación obligatoria se suspende una medida de fuerza que con el correr de los días iba afectando las ganancias de las empresas.

Persecución y despidos en medio de las medidas de fuerza

Los trabajadores vienen denunciando extorsión por parte de las empresas para no adherirse al paro. Se han dado a conocer denuncias en las que los superiores llaman a los representantes que están en home office para reprocharles porque no están cumpliendo con sus horarios de trabajo, mensajes en los que amenazan con cambiar horarios de ingresos o cambiar las fechas de las vacaciones ya asignadas. También se ha denunciado la exigencia de horas adicionales y cambios de usuarios al retomar las tareas.

Los casos más graves se denuncian en Atento, donde al menos tres trabajadores han informado que la empresa les notificó la recisión de su contrato por lo que no se los renovará a partir de enero. Frente a estos despidos, en medio de la medida de fuerza el Sindicato aún no se ha pronunciado pero debería exigir la reincorporación de aquellos que ya vienen perdiendo derechos frente a esa modalidad de contrato.

Asambleas para que decidan todos

Para que se exprese la fuerza que tenemos los trabajadores cuando paramos es necesario poner en pie espacios donde todos puedan tener voz para decidir democráticamente los pasos a seguir; asambleas donde se puedan elegir representante que sean mandatados para evitar que se decidan cosas a espaldas de los trabajadores. Hay que exigir al Sindicato y a los delegados que se convoque asambleas en cada lugar de trabajo y apuntar a la unidad de los trabajadores, efectivos y contratados, de todos los call centers.

Solo de esa manera se podrá romper las barreras que impone el sindicato y tomar las medidas necesarias imponer el pase a planta de TODOS los contratados, bono de $10.000 en un solo pago y un salario igual a la canasta familiar.

Los jóvenes vienen demostrando una inmensa predisposición a pelear enfrentando todo tipo de amenazas, la profundización de la organización es el camino al triunfo para no seguir perdiendo, ya que el gobierno nacional se prepara para nuevos golpes al bolsillo del trabajador por medio de los ajustes y tarifazos en el marco de la negociación que se viene llevando adelante con el FMI.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias