×
×
Red Internacional

100 asambleas abiertas del PTS. Tucumán: “Con la unidad de los trabajadores podemos derrotar el ajuste”

El sábado por la tarde se reunieron en el Club Independiente trabajadores, mujeres y jóvenes, con la presencia de Raúl Godoy, obrero de Zanon, y Alejandra Arreguez, referente provincial del PTS-Frente de Izquierda.

Escuchá esta nota
Domingo 13 de noviembre | 14:26

Como parte de las 100 asambleas abiertas que impulsó el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) en todo el país, las diferentes asambleas zonales de Tucumán se reunieron el sábado por la tarde en el Club Independiente. Cerca de 200 personas participaron del encuentro que contó con la presencia de Raúl Godoy, obrero de Zanon y dirigente nacional del PTS, y Alejandra Arreguez, referente provincial del PTS y el Frente de Izquierda.

Fueron parte del debate y la votación de resoluciones, trabajadores del citrus, de diferentes ingenios azucareros, de la alimentación, de la salud, docentes, jóvenes precarizados junto a estudiantes secundarios y de la UNT, jóvenes ambientalistas e integrantes del movimiento de mujeres y disidencias.

Alejandra Arreguez dio inicio a la asamblea destacando que los diferentes sectores presentes son protagonistas de las luchas y reclamos. Como los trabajadores de la salud y de la educación, que durante la semana realizaron acciones para reclamar por salarios, como los trabajadores del citrus, de empaques, fábrica y cosecheros –que vinieron del norte, sur y este provincial–, cuya lucha tuvo un gran impacto, rebelándose contra las condiciones laborales semi esclavas y mostraron quiénes son los que verdaderamente producen la riqueza. Así como también las peleas que da el movimiento de mujeres o la lucha contra el pacto de la UNT con la megaminería contaminante.

Arreguez gráfico que hay dos realidades en la provincia: “Por un lado un gobierno queriendo mostrar que todo está “en orden”, que se prepara con el retorno de Manzur para las elecciones del año que viene, adelantándolas hasta mayo para separarse lo máximo posible del fracaso del gobierno nacional, y donde todos los partidos que gobiernan están sumergidos en sus internas peleando cargos, y por el otro, decenas de procesos, más o menos grandes, de luchas algunas con mayor impacto que otras, pero donde se va acumulando la bronca, donde se va expresando la indignación de vivir en una provincia rica con trabajadores pobres, sin derechos, donde la juventud también comienza a agarrar la toalla y vemos decenas de acciones en defensa del medioambiente, por la aplicación de ESI en las escuelas, por los derechos de las mujeres”.

Estos procesos se expresaron en las diferentes intervenciones, de donde también surgieron propuestas, como la de impulsar una campaña provincial contra los tarifazos porque “no se aguantan más”. Cosecheros del citrus, a raíz de su experiencia como autoconvocados, plantearon la necesidad de la coordinación y la unidad en la lucha. Un trabajador de una citrícola también planteó que hay que fortalecer a la izquierda, que es la única que da pelea en favor de los trabajadores, como se ve en el proyecto de ley por el plan interzafra elaborado por Alejandro Vilca. Desde los trabajadores de la salud se hizo hincapié en fortalecer las agrupaciones para dar pelea en los gremios.

Desde la juventud también se plantearon ideas y debates. Uno de ellos fue planteado por un estudiante de Ciencias Naturales en torno al avance de proyectos extractivistas en el NOA como la megaminería de litio, que deja graves consecuencias ambientales. La organización de los estudiantes secundarios fue problematizada por un estudiante de la escuela de Comercio, planteando lo necesario que era una verdadera coordinadora democrática e independiente del gobierno y las autoridades, a diferencia de lo que la UES es actualmente. El acceso a la cultura también estuvo en la discusión, con la propuesta de ligar a la izquierda con las actividades de hip-hop que reúnen a muchos jóvenes estudiantes y trabajadores precarizados.

Por su parte Raúl Godoy destacó lo valioso de las intervenciones en la asamblea, como parte de las 100 asambleas impulsadas en simultáneo, donde miles debaten cómo unir fuerzas en una pelea común contra el ajuste y por una salida obrera a la crisis. Y que esa pelea por la unidad y la coordinación tiene que expresarse en una Coordinadora Nacional de todos los sectores anti burocráticos y en lucha, uniendo ocupados y desocupados. Poniendo en pie un espacio de coordinación se puede pelear con más fuerza y exigir a las burocracias sindicales que rompan la tregua con el gobierno y convoquen a medidas de fuerza en cada sector y un paro nacional y plan de lucha.

En diálogo con su experiencia en Zanon, Godoy resaltó la importancia de las agrupaciones antiburocráticas y clasistas en los gremios, como forma de ir reagrupando y desarrollando una militancia obrera para poder recuperar los sindicatos y que se transformen en un polo de referencia para coordinar con otros trabajadores, estudiantes, mujeres. Alentó a profundizar ese desafío regional en lugares como el citrus y molineros.

Godoy también remarcó el objetivo de construir un gran partido socialista de la clase trabajadora, que además de intervenir en los procesos –con propuestas, un programa, con claridad de hacia dónde ir– pueda convertirse en la pluma que incline la balanza. Señaló que las asambleas abiertas muestran una participación en muchos terrenos, como las luchas sindicales, la pelea electoral, que deben orientarse a ese objetivo de un partido cuya pelea de fondo es por terminar con la sociedad capitalista y pelear por un socialismo revolucionario, desde abajo

Resoluciones para profundizar la organización y coordinación

Las resoluciones aprobadas se enmarcaron ante el duro ajuste contra el pueblo que el gobierno nacional está llevando adelante, para cumplir con el acuerdo con el FMI y pagar la deuda contraída por Macri, mientras la oposición de derecha piden más. Que en Tucumán, el peronismo gobierna de manera casi ininterrumpida desde 1983 fueron colaboracionistas de todos los planes de ajuste y responsables de la precarización extrema de la amplia mayoría de los trabajadores. Por ello se votó llegar a cientos de miles con algunos puntos programáticos que permitirían terminar con esta situación y reorganizar la provincia en función de los intereses de las grandes mayorías trabajadoras. Estas medidas son:

• Basta de dejar la vida todo el día en dos o tres trabajos. Salario mínimo y aumento de las jubilaciones y planes sociales al nivel de la canasta familiar, con actualización mensual por inflación. Basta de precarización, trabajo con derechos para todas y todos. Reducción de la jornada laboral a 6 horas, 5 días a la semana, y reparto de las horas de trabajo entre ocupados y desocupados.

• Terminar con el trabajo a destajo y temporario en el campo y la industria. Demos fuerza al proyecto de intercosecha que presentaremos desde la banca de Alejandro Vilca, diputado del PTS-FIT

• Una campaña contra los tarifazos. Estatizar las empresas de servicios públicos (Transporte, EDET, SAT, GASNOR) bajo administración de trabajadores y usuarios.

• Abajo el acuerdo con el FMI y su plan de ajuste. Aumento del presupuesto para Salud, Educación y Vivienda.

• Plan de Obras Públicas bajo gestión de los trabajadores, financiado con impuestos a los grandes empresarios y terratenientes. Para generar trabajo genuino y construir viviendas populares, escuelas y hospitales.

• Basta de privilegios. Que todo funcionario gane como una maestra, como ya lo hacen las y los diputados del Frente de Izquierda.

También se votó apoyar y dar impulso con una campaña militante al proyecto de ley elaborado por Alejandro Vilca por la universalización y el aumento de los planes interzafra al nivel de la canasta familiar, para todos los temporarios de la cosecha, empaques e industrias de la provincia. Actualmente el gobierno solo entrega planes intercosecha de 24.000 pesos, por tres meses, a menos de 20 mil trabajadores, cuando se calcula que son más de 60 mil trabajadores temporarios del citrus y el azúcar, formales e informales. Pero además las patronales suspenden los aportes a la obra social cuando finaliza la temporada. El proyecto de Vilca incluye la cobertura de la obra social todo el año para los trabajadores y sus familias, pero además plantea un cuestionamiento profundo a la estructura productiva de la provincia basada en agroindustrias de tipo estacional que emplean mano de obra ultra precaria, donde miles de trabajadores deben emigrar todos los años a otras provincias para conseguir empleo. Como salida de fondo, el proyecto plantea la necesidad de una reconversión productiva y utilización racional de la tierra y los recursos, bajo control de los trabajadores, para garantizar trabajo todo el año para todos.

Para profundizar una mayor organización la fuerza de los trabajadores, las mujeres y la juventud para derrotar el ajuste, se votó apoyar el impulso de una Coordinadora Nacional de todos los sectores anti burocráticos y en lucha, uniendo ocupados y desocupados. Los trabajadores del neumático que pudieron doblegar a las patronales, al gobierno, los medios y la oposición de derecha, tienen la posibilidad de encabezar este llamado y hacer una reunión nacional en una cancha de fútbol, para fundar esta coordinadora. Tucumán dio lugar en los últimos años múltiples procesos de lucha y sectores autoconvocados (citrus, salud, docentes, UTA, etc) que pelean por separado por eso el llamado convoca a todos estos sectores, incluida a la izquierda con peso en los movimientos sociales y algunos gremios, a poner en pie un espacio de coordinación para pelear con más fuerza y exigir a las burocracias sindicales que rompan la tregua con el gobierno y convoquen a medidas de fuerza en cada sector y un paro nacional y plan de lucha contra el ajuste en curso.

También se votó que en todos los lugares de trabajo donde se pueda impulsar agrupaciones clasistas, antiburocráticas, independientes de los partidos patronales y junto al Frente de Izquierda, para ganar delegados, recuperar las juntas internas y sindicatos para impulsar la coordinación obrera y ponerlos al servicio de la más amplia organización para luchar contra el ajuste del gobierno y el FMI, y por una salida de los trabajadores a la crisis capitalista. De ese impulso a las agrupaciones también forman las agrupaciones estudiantiles en secundarios y la UNT, Pan y Rosas en el movimiento de mujeres y disidencias, y Alerta Roja en el movimiento ambientalista.

De cara a las elecciones provinciales de 2023, adelantadas para el 14 de mayo, la asamblea votó la propuesta de Alejandra Arreguez como precandidata a la Legislatura, como propuesta del PTS hacia el Frente de Izquierda. La pelea para que por primera vez la izquierda obtenga una banca provincial es un desafío para desarrollar desde sectores de trabajadores, estudiantes, movimiento de mujeres, ambientalistas y de derechos humanos.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Tucuman-Con-la-unidad-de-los-trabajadores-podemos-derrotar-el-ajuste