Géneros y Sexualidades

INTERNACIONAL

Trump quiere castigar a las mujeres que abortan

El precandidato republicano se pronunció contra el aborto en los Estados Unidos y sugirió que las mujeres que lo realicen deben ser castigadas.

Viernes 1ro de abril de 2016 | Edición del día

Donald Trump, quien encabeza las internas republicanas para las próximas elecciones presidenciales en EE. UU., afirmó el miércoles en una entrevista televisiva que las mujeres que se realizaban abortos deberían estar sujetas a “algún tipo de castigo” elevando aún más las preocupaciones de los republicanos acerca de cómo sus explosivas declaraciones sobre las mujeres podrían llevar a su partido a un fracaso estrepitoso.

Trump está en contra del derecho al aborto y se define a sí mismo como pro vida, tal como lo fue Reagan, hizo estas declaraciones tras ser consultado sobre como llevaría adelante tal prohibición y cuáles serían las consecuencias para las mujeres que lo llevaran a cabo.

Tal es la preocupación en su comité de campaña, que horas más tardes envió un comunicado retractándose de sus dichos y sosteniendo que si el aborto se volviese una práctica ilegal, serán los médicos o las personas que realicen dicha práctica los responsables legales, y no las mujeres. “En estos casos las mujeres son víctimas, tal como lo es la vida que hay en sus vientres”.

Sus polémicas declaraciones generaron las críticas dentro y fuera del partido republicano. Hillary Clinton lo definió como “horrible y revelador”, mientras que la Organización Planned Parenthood señaló que estas declaraciones son una incitación a la violencia contra las mujeres.

Por su parte, tanto John Kasich como Ted Cruz, sus rivales en las primarias republicanas, actuaron rápidamente para distanciarse de sus comentarios iniciales, afirmando que no eran las mujeres quienes debían ser castigadas y que el foco debería estar puesto en quienes realizan dichos procedimientos. Comentario cínico teniendo encuenta que también están en contra del aborto legal.

Una sentencia de la Corte Suprema legalizó el aborto en Estados Unidos en 1973, por lo que esta práctica sólo puede volver a ser penalizada por otro fallo de ese alto tribunal o por una reforma de la Constitución.

Fuentes: nytimes.com/bbc.com







Temas relacionados

Donald Trump   /    Aborto   /    Géneros y Sexualidades   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO