Internacional

ESTADOS UNIDOS

Trump elige a un "halcón" ligado a la derecha israelí como embajador en Tel Aviv

Se trata del abogado David Friedman que los medios israelíes definen como ligado a la extrema derecha de ese país. Quiere mudar la embajada a Jerusalén. Una provocación para Palestina.

La Izquierda Diario

@izquierdadiario

Viernes 16 de diciembre de 2016 | Edición del día

Trump sigue preparando la transición y al igual que en la mayoría de los puestos de su gabinete no reparó en controversias a la hora de elegir a su embajador en Israel.

El nominado es el abogado de 57 años David Friedman, especialista en bancarrotas y cercano a las posiciones de la extrema derecha israelí.

Friedman fue uno de los principales asesores de Trump durante la campaña electoral en cuanto a las relaciones entre EE.UU. e Israel

La nota presentada por el equipo que prepara la transición del presidente electo indica que con esta designación Trump reafirma su compromiso para resaltar las relaciones entre los dos países y garantizar que entre las dos naciones "habrá una extraordinaria cooperación estratégica, tecnológica, militar y de inteligencia". Es decir priorizando la relación con Israel como un aliado estratégico de Estados Unidos en Medio Oriente. Un verdadero enclave del imperialismo norteamericano en la región.

El diario israelí Haaretz, al hacerse eco de este nombramiento, asegura que Friedman, un judío ortodoxo, es columnista de dos medios de comunicación israelí situados en la derecha política, Arutz Sheva y The Jerusalem Post.

De acuerdo a Haaretz, sus posiciones están más a la derecha del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, lo que ya es bastante decir, además de ser un fanático defensor de los colonos que ocupan los territorios palestinos.

La provocación de Jerusalén

La embajada de Estados Unidos ha estado ubicada en Tel Aviv por décadas. Trump prometió durante la campaña presidencial que la trasladaría a Jerusalén, una medida que ya ha generado objeciones en el mundo musulmán y que va claramente en contra de los intereses del pueblo palestino, al reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

Durante la campaña, Trump dejó en claro que apoyaría a Israel en diversos temas críticos, incluido el traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén, prácticamente reconociendo a la ciudad como la capital del Estado hebreo a pesar de las objeciones internacionales. También dijo que no presionará a Israel para que mantenga negociaciones con los palestinos.

Estados Unidos no consideraba hasta ahora a Jerusalén como la capital de Israel, al igual que la mayoría de las potencias mundiales (las embajadas de otros países también están en Tel Aviv), y no reconocen la anexión de la zona este de Jerusalén después de la guerra de 1967.

En lo que es una verdadera provocación Friedman dijo que trabajaría infatigablemente por "fortalecer el lazo inquebrantable entre nuestros países y avanzar en la causa de la paz en la región, espero hacer esto desde la embajada de Estados Unidos en la eterna capital de Israel, Jerusalén".







Temas relacionados

Donald Trump   /    Estado de Israel   /    Benjamin Netanyahu   /    Israel   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO