×
×
Red Internacional

Una radiografía de la explotación y pobreza de cientos de trabajadoras de áreas sociales y de la salud en Niñez. Si el Estado empobrece trabajadoras de Niñez, no puede revertir la pobreza de niñas, niños y adolescentes.

Violeta Lavinia Equipo Técnico de Infancias y Adolescencias

Miércoles 27 de abril | 18:44

Como trabajadores de infancias conocemos la realidad que viven cientos de familias en la Provincia de Buenos Aires. El intendente que aspira a la gobernación en el 2023, centra su gestión en pintar plazas y poner luces LED, sin resolver el hambre extremo de las mayorías.

Diego Valenzuela, se pasea por los medios, publicitando su gestión, y refiriendo que “Tres de Febrero se convirtió en una referencia en el oeste del Conurbano y en la provincia.” (sic), sin embargo lxs trabajadorxs del municipio ven día a día cual es la realidad.

Desde el Equipo Técnico de Infancias continuamos con el relevamiento de situaciones de quienes trabajamos con infancias y adolescencias, haciendo oír las voces de lxs trabajadorxs.

Te puede interesar: La precarización de trabajadoras de infancias en los municipios Axel Kicillof

Valenzuela dio a conocer que se traspasaron 500 planes sociales a la municipalidad, pero lo que no dice es que con los $16000 que representan, les paga el sueldo a las cocineras de los comedores barriales, que día a día cocinan para cientos de pibes y pibas. Un sueldo de miseria, con el que no les alcanza para vivir. ¿Se puede vivir con esta plata? ¿Alguno de sus asesores le habrá contado cual es el monto de la canasta básica?

Lxs trabajadorxs son testigos de cómo desde el municipio se ha reducido la provisión de insumos para la preparación de las viandas. Cada vez menos carne y pollo y más arroz y polenta, lo que en materia nutricional deja mucho que desear. Se ve como se tiran a la basura bolsas con comida podrida, en mal estado o expuesta a ratas y cucarachas.

El ajuste se siente en el hecho concreto de que las partidas de comida son cada vez menores. Son las trabajadoras de la niñez quienes hacen malabares para que semana tras semana niñes y adolescentes, de los distintos barrios, tengan al menos lo que es, para muchos de ellxs, su única comida diaria.

El Estado hace recaer sobre lxs trabajadorxs, una responsabilidad que ningún gobierno quiere reconocer.

Todo discurso sobre la importancia de las infancias en situación de vulnerabilidad, se cae a pedazos cuando los que gobiernan destinan salarios de pobreza a lxs trabajadorxs.

En Tres de Febrero, quienes desempeñan tareas con niños, niñas y adolescentes, sufren el maltrato cotidiano de ser contratadxs como monotributistas, por sueldos de entre $25000 a $60.000, al que hay que descontarle el pago de Ingresos Brutos, monotributo y la matrícula. Tampoco ser de planta permanente les garantiza un salario digno, ya que perciben sueldos que no alcanzan a cubrir la canasta básica, y para muchas de las trabajadoras implica no poder contar con dinero para cubrir sus necesidades, viéndose forzadas a tener más de un empleo, para poder solventar los gastos de sus familias.

Te puede interesar: Fuerte impacto de la inflación sobre la pobreza: canasta básica total subió 7 % en marzo

Esta situación no es exclusiva de un área, sino que se extiende a todos los programas que atienden a las niñeces en sus complejidades, tanto sea en asistencia alimentaria, como en la atención en salud, o en el acompañamiento de trayectorias pedagógicas.

Estas condiciones de trabajo llevan a que los equipos estén diezmados, con una gran rotación de profesionales y operadorxs, lo que impacta directamente en el trabajo con lxs niñxs y adolescentes.

Como si todo esto fuera poco, desde el municipio se impulsan pasantías con jóvenes, que deben realizar las mismas tareas que el resto de lxs trabajadorxs y por lo que perciben $ 25.000. No es un dato que haya que dejar pasar, que esto es en articulación con la Iglesia, con las consecuencias nefastas que esto implica en el diseño de políticas de gobierno.

Estas situaciones de precarización, con salarios de miseria, que nos obliga a miles de trabajadores a tener más un empleo y aun así no poder cubrir los gastos de una vida digna, nos impulsan a organizarnos y avanzar en un plan de lucha de todos los trabajadores y trabajadoras. Además, debemos sumar a las familias con las que trabajamos día a día, que sienten el impacto del ajuste en la lucha diaria por subsistir, y donde los gobiernos no les responden más que con migajas.

Hacia el Día Internacional de los trabajadores y trabajadoras, te invitamos a sumarte a las asambleas y encuentros abiertos que haremos el 29 y 30 de abril. Queremos debatir juntos la realidad que vivimos hoy pero también cómo organizarnos para enfrentarla.

Te puede interesar: Hacia el 1° de Mayo: asambleas abiertas del PTS y actos del Frente de Izquierda en todo el país




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias