Sociedad

CIUDAD DE BUENOS AIRES

Trece años de prisión para los jefes del taller textil incendiado en la calle Luis Viale

Ayer hubo sentencia en el juicio por la muerte de seis personas en el incendio del taller textil ocurrido en 2006. Hubo condena para los jefes del taller y orden de investigar a empresarios y funcionarios.

Miércoles 22 de junio de 2016 | Edición del día

La audiencia, realizada en los tribunales porteños de Talcahuano 550, estaba llamada originalmente para las 9 horas. Pero ante la gran concurrencia de las familias querellantes y organizaciones solidarias los jueces del el Tribunal Oral Criminal N°5 pasaron a un cuarto intermedio luego de la última declaración de los imputados, Juan Manuel Correa y Luis Sillerico Condorí.

Los sentados en el banquillo eran los capataces del taller incendiado el 30 de marzo de 2006, donde perdieron la vida Juana Vilca (25), Wilfredo Quispe Mendoza (15), Elías Carbajal Quispe (10), Luis Quispe (4), Rodrigo Quispe Carvajal (4) y Harry Rodríguez (3).

Entre los presentes acompañando a las familias de las víctimas estuvieron el legislador porteño del PTS/FIT Patricio Del Corro, Luis Zamora y Alberto Santillán, padre del joven Darío asesinado en junio de 2002.

Mientras Correa dijo ante el tribunal que él no redujo “a la servidumbre a nadie”, CondorÍ argumentó que su familia vivía en el taller y también podría haber sido víctima de la tragedia. Pero en realidad eran ellos quienes controlaban que los costureros trabajaran de 7 a 23 y quienes les pagaban por semana.

La abogada de la querella manifestó que “más allá del arepentimiento, esperamos una condena de 20 años porque eran los encargados de regentear a más de sesenta personas que las tenían reducidas a la servidumbre seguida de muerte”.

Finalmente a las 15 horas se dio lectura a la sentencia donde los imputados fueron condenados a la pena de trece años de prisión.

Como parte del veredicto los jueces ordenaron tomar testimonios para determinar la eventual responsabilidad de policías y funcionarios del gobierno porteño en la habilitación del taller, la nueva causa que quedará a cargo de un magistrado que será elegido por sorteo.

La responsabilidad de las marcas en el hecho, por su parte, continúa siendo investigada por el juez que tuvo a su cargo el proceso inicial de la causa.

Los querellentes y el colectivo que los nuclea quedaron conformes con la condena a la vez llamaron a seguir la pelea porque las responsabilidades de los dueños de la marca y los funcionarios no queden impunes.

Esta pelea lleva más de diez años y sacó a la luz las terribles condiciones de vida y laboral en que se encuentran miles de trabajadores. Esa Ciudad de Buenos Aires que hasta el día de hoy se intenta invisibilizar desde los gobiernos y empresarios y que les genera siderales ganancias a costa del trabajo semiesclavo de miles de personas.







Temas relacionados

Talleres textiles   /    Precarización laboral   /    Taller Luis Viale   /    Talleres clandestinos   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO