×
×
Red Internacional

Interna. Tras las críticas de Larroque, Alberto Fernández defendió la gestión económica de Guzmán

El presidente cerró este jueves la Asamblea de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) en Parque Norte. Dijo que está orgulloso de los resultados del Gobierno pero admitió que el salario real hace cuatro años que pierde contra la inflación.

Jueves 28 de abril | 21:14
Foto // Télam

Alberto Fernández cerró este jueves la Asamblea de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) en Parque Norte.

En medio de las críticas del kirchnerismo a los ministros de Economía y Desarrollo Productivo, Martín Guzmán y Matías Kulfas repesctivamente, planteó una reivindicación del rumbo económico y dijo que se siente orgulloso de los resultados del Gobierno, a pesar de que reconoció que el salario real sigue perdiendo contra la inflación después de cuatro años.

Como ya es costumbre, volvió a echarle la culpa de todos los males del país al macrismo y a la pandemia, sumando ahora la guerra entre Ucrania y Rusia como nuevo factor externo.

"La Argentina arrastró un problema muy serio en los últimos cuatro años de Gobierno y eso sumado a la pandemia hizo todo muy difícil. Lo enfrentamos con una economía en decadencia y súper endeudada. Debemos estar orgullosos de lo que hicimos todos para revertir esa realidad con un virus que nos atacaba", planteó.

Dijo que quiere que los salarios "estén por encima de la inflación", y le pidió ayuda para eso a los empresarios. Les propuso que estén "interesados para que el salario se recupere más rápido y parar esta escalada de precios". Al igual que Cristina Fernández de Kirchner en su último discurso en la EuroLat, el presidente reivindicó al capitalismo, diciendo que lo mejor que tiene es que cuando hay inversión "se genera trabajo".

Es decir, discuten por los matices del rumbo y por los cargos, pero en lo esencial están de acuerdo. Defienden un sistema económico y social que permite, entre otras cosas, que a pesar de que hay crecimiento económico, e incluso a pesar de que en los últimos meses cayó el desempleo, haya en el país 17 millones de pobres. Es decir que la pobreza ya es estructural en el país y es algo que ningún Gobierno, ni siquiera los autodenominados "progresistas" o "nacionales y populares" cambió.

Te puede interesar: República de la Rosca: el kirchnerismo, la Corte y una “guerra” donde la realidad no importa

"Tenemos que ponernos a trabajar seriamente todos para que el crecimiento no se vuelva ganancia de unos pocos y pérdida de muchos", resaltó Fernández, mientras todos los días los grandes empresarios, sus medios y sus políticos intentan instalar el sentido común de que los capitalistas son pobres víctimas de una carga impositiva altísima, algo que no resiste ningún análisis al compararlo con otros países.

Lo que quieren los empresarios es presentar su propio interés como el interés general de la población. Quieren quedarse con todas esas ganancias y además que parezca que eso es lo que más le conviene a la clase trabajadora.

Te puede interesar: Hacia el 1° de Mayo: asambleas abiertas del PTS y actos del Frente de Izquierda en todo el país




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias