×
Red Internacional

CRUCES Y LAVADA DE MANOS.Tras la represión conjunta, el Gobierno denunció a Larreta por el accionar de la Policía de la Ciudad

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación realizó una denuncia contra el jefe y el vicejefe de Gobierno de CABA. Pero en la represión que interrumpió la despedida a Maradona también actuaron la Federal y Gendarmería.

Viernes 27 de noviembre de 2020 | 19:42

La represión que interrumpió el velorio de Diego Armando Maradona sigue dando qué hablar. Aunque fue llevada a cabo en común entre fuerzas federales y fuerzas de la Ciudad de Buenos Aires, el Gobierno nacional pretende responsabilizar solo a la gestión de Larreta.

Te puede interesar: Diego Armando Maradona: una despedida que terminó en represión

El mismo jueves, mientras tenía lugar la represión, el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, había pedido en Twitter que “cesara la locura” que llevaba adelante la Policía de la Ciudad. Ese fue el discurso que mantuvo el oficialismo nacional a lo largo de la tarde y durante este viernes. El objetivo era deslindarse de cualquier responsabilidad por los hechos que terminaron con heridos y detenidos.

Este viernes la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación fue la encargada de hacer una denuncia formal contra los titulares del Poder Ejecutivo de CABA. El ente nacional denunció a Horacio Rodríguez Larreta y a Diego Santilli por intimidación pública, abuso de autoridad y abandono de persona.

En un comunicado emitido por ese organismo se denuncia que “la sistematicidad en el accionar y la violencia cometida por todos ellos da cuenta de una orden superior que dispuso la represión de esa forma: con balas de goma, gases, camiones hidrantes y detenciones arbitrarias”.

Sin embargo, como quedó en evidencia en las imágenes que mostraron todos los canales de TV, tanto la Policía Federal como la Gendarmería actuaron también en la represión. Es decir, el Gobierno nacional también es responsable de la existencia de heridos.

Lo que se intentar hacer con esa denuncia es desviar la atención de las múltiples críticas que recibió el oficialismo nacional por la desastrosa organización de la despedida a Diego Armando Maradona.

Por encima de la tristeza y el malestar de decenas de miles de personas que se quedaron sin poder despedir a su ídolo, el Gobierno nacional y la gestión de Larreta se siguen tirando por la cabeza chicanas y denuncias. Una política de lavarse las manos y salvar la propia responsabilidad.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias