×
×
Red Internacional

Luego de una jornada histórica sobre el Puente Rosario-Victoria que incluyó un acampe y una asamblea donde votaron un plan de lucha. El jueves convocan a movilizarse al Congreso para exigir la Ley de Humedales consensuada.

Irene GamboaReferente del PTS en el Frente de Izquierda

Escuchá esta nota
Domingo 18 de septiembre | 19:00

1 / 1

Alrededor de las 15 del sábado miles de personas marcharon por el Puente Rosario-Victoria. El reclamo final era uno: basta de quemas, Ley de Humedales. Mientras recorrían algunos kilómetros hasta llegar a la mitad del puente, sobre las islas se podía ver con claridad una gran columna de humo. Bronca, odio y enojo que se convirtieron en carteles, cantos y banderas en un Puente colmado.

Durante la noche del sábado, luego de estar acompañados por artistas como Jorge Fandermole y Homero y sus Alegres, las y los jóvenes ambientalistas acamparon en el puente. Allí se armaron decenas de carpas iglú que “bancaron” la noche continuando el reclamo. Entre mates, guitarras o juegos de cartas fue pasando la noche y llegando la mañana.

Retomando los mejores ejemplos que nos dio la lucha contra las quemas hace dos años atrás, y ante el cinismo del gobierno de Alberto Fernández y todo el arco político, respondimos con auto organización desde abajo, sosteniendo un corte durante dos días con acampe y asamblea de base para definir a mano alzada cuáles son los pasos a seguir.

La mañana amenazaba con lluvia, de vez en cuando caían algunas gotas y las caras se desconcertaban. El agua hizo más por apagar el fuego que lo que hicieron los gobiernos, Hace años que esa es la situación frente al ecocidio que estamos viviendo. Fue así que se decidió continuar con las actividades bajo el puente. Allí a las 15hs, como se había pactado se dio inicio a la asamblea que definiría los pasos a seguir.

JPEG

Por la Ley de Humedales el jueves hay que copar el Congreso

Las propuestas de las y los asambleístas eran claras: “queremos que haya propuestas claras y concretas para pensar cómo seguimos después de este día histórico”. Bajo el puente, entre capuchas y zapatillas mojadas, más de trescientas personas votaron a mano alzada cómo continuar. Para conquistar la Ley de Humedales acordaron por unanimidad que no se puede abandonar las calles. Por eso decidieron convocar a movilizarse el jueves 22 al Congreso Nacional donde se hará el plenario de comisiones que dará tratamiento a la tan esperada Ley. La ley ya fue cajoneada en el 2021, no podemos permitir que vuelva a pasar lo mismo. La propuesta votada incluye salir en colectivos desde Rosario para ser cientos y cientos frente al Congreso.
Una vez más, la asamblea volvió a ser el lugar de encuentro, discusión y debate “de igual a igual”. Allí intercambiaron, a pesar del frío acordando en la necesidad de unificar la pelea con otras asambleas ambientales como la de Entre Ríos. No faltaron las denuncias a los gobiernos de Bordet, Perotti y Fernández y Cabandié y todos los bloques políticos responsables de haber cajoneado la Ley de Humedales. Tampoco se olvidaron de los nombres de los empresarios ecocidas como la familia Baggio. Allí reclamaron de forma unánime exigir la expropiación de las tierras arrasadas por el fuego para garantizar su preservación. También se acordó por unanimidad la exigencia a los sindicatos de la región a que convoquen a un paro socio ambiental, siguiendo los ejemplos de Chubut y Mendoza donde se le puso un freno a las políticas extractivitas de los gobiernos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias