×
×
Red Internacional

Debate entre patrones. Tras el beneficio a los empresarios del campo, ahora los industriales piden más privilegios

Desde Industriales Pymes Argentinos (fábricas “medianas” con cientos de empleados) cuestionaron la reciente medida del Banco Central que les da dólares diferenciados a los sojeros. “Es injusto”, dijo su titular Daniel Rosato, quien pide los mismos privilegios para exportar. La respuesta de Miguel Pesce, titular del BCRA: “Es un ingrato”. Una puja por el reparto de ganancias que no tiene nada de bueno para la clase trabajadora.

Miércoles 27 de julio | 12:21

Daniel Rosato, presidente de la cámara empresaria Industriales Pymes Argentinos (IPA), criticó este miércoles el reciente anuncio del Banco Central que beneficia a las empresas agrarias para acceder a dólares con una cotización mayor a la oficial. “Hay un enojo muy grande” de los empresarios industriales con esta decisión del Gobierno, afirmó Rosato, dueño de la Papelera Rosato de Berazategui (con casi 200 empleados) y referente del Parque Industrial de Plátanos.

Según declaraciones del empresario a la radio AM 750, la burguesía industrial es “muy importante para la Argentina” ya que “genera valor agregado y mucho más trabajo que el campo”. En ese marco se quejó de los “costos para producir” que “están atados” a las variables del dólar blue mientras exportan “a un dólar oficial". De allí que esa franja de capitalistas se vean “discriminados” por las últimas medidas de la entidad conducida por Miguel Pesce. 

Te puede interesar: El Gobierno usó la lapicera: más beneficios al agropower para acceder al dólar

Para Rosato está mal “que no se haya incluido al sector pyme industrial” y cuestionó “el trato diferencial” del gobierno del Frente de Todos para con las patronales del agropower. La bronca de los “medianos” empresarios fabriles en cierta medida se comprende, ya que ese sector fue de los que más apoyó (y financió) la campaña del FdT en 2019 contra el gobierno de Mauricio Macri, más ligado, según ellos, que el peronismo al agro. 

Empresas como la de Rosato están exportando “hasta un 80 % de lo que producen”, de allí que vender al dólar oficial deriva en un menor margen de ganancias respecto a lo que gana el sector sojero. Con esa excusa, los industriales afirman que “no les dan los números”. Por eso desde el IPA le están pidiendo al Banco Central “que tenga la sensibilidad para entender esta situación y que no perjudique, como no va a perjudicar al campo, al sector industrial que está muy necesitado”.

Y como es un clásico en el discurso de ese sector empresario (plagados de “negreros” que mantienen a miles de trabajadoras y trabajadores en la más absoluta precariedad mientras sus cuentas bancarias están intactas), Rosato dijo que si el Gobierno no los trata igual que al campo “muchas empresas van a cerrar” dejando a sus obreras y obreros en la calle. Como siempre, la lógica empresaria extorsiva para descargar los costos de la crisis sobre las espaldas de quienes sólo disponen de su fuerza de trabajo para sobrevivir. Algo que la clase obrera no puede permitir.

Te puede interesar: Batakis a los especuladores: “Esta mayor disciplina fiscal se va a sentir, es necesario hacerla”

Pesce le respondió a Rosato

En la misma AM750 entrevistaron a Miguel Pesce. El titular del Banco Central le respondió a Rosato diciendo que “suena ingrato” su planteo, ya que el Gobierno beneficia a esos capitalistas “con cada medida” que toma. “Siempre hacemos excepciones en el sector externo pensando en el sector. Aportamos ahora una solución para los productores de soja como lo hicimos para las pymes. Es injusto el planteo”, sentenció.

“No entendieron la norma”, dijo provocador Pesce, al tiempo que afirmó que “no se ha dado ni un tipo de cambio diferencial ni nada por el estilo” a las patronales agrarias. “Por ahí lo que quiere este señor es que igualemos a las pymes con el sector sojero y apliquemos retenciones del 33 %”, ironizó.

Como explicó La Izquierda Diario, con su resolución de este martes el Banco Central permitirá que los exportadores de soja accedan al dólar libremente y sin “cepo”. Hasta el 70 % podrá ser depositado con un rendimiento atado a la devaluación y el 30 % restante podrá ser canjeado al tipo de cambio del “dólar solidario”. La medida estará disponible hasta el 31 de agosto y es otra concesión a quienes especulan con la devaluación que destruye los salarios e ingresos, para engrosar sus ganancias. De allí el “enojo” de los capitalistas de la industria.

Y no hay que olvidar que el anuncio se produjo el mismo día en que la ministra de Economía, Silvina Batakis, insistió desde Estados Unidos en que seguirá el sendero del ajuste. Fue tras reunirse con la titular del FMI, Kristalina Georgieva. 

Te puede interesar: Tenés que estar: este 28 vamos contra el ajuste y por una salida del pueblo trabajador a la crisis

Favor con favor se paga

Tanto el enojo de los empresarios “pyme” como la respuesta de Pesce demuestran que la política económica del Frente de Todos se basa en repartir los mayores favores y privilegios posibles para todos los explotadores del país, al tiempo que se avanza en un plan de ajuste sobre las mayorías populares a base de inflación descontrolada, tarifazos, salarios y jubilaciones devaluados y un “modelo” intocable de precarización laboral cada vez más extendida. 

Si a los favores dados al “campo” y a la “industria” se suman los incentivos y promociones en materia de megaminería y otras actividades extractivistas (con pleno desprecio por el medioambiente), la “fiesta” financiera de los bancos y fondos de inversión y el “intocable” pago de la deuda externa, queda claro que cada vez más lejos está la posibilidad de “llenar la heladera” y “comer asado” que habían prometido Alberto Fernández y Cristina Kirchner hace dos años y medio. 

Te puede interesar: Seis medidas para enfrentar la crisis: las trabajadoras y los trabajadores debemos tomar el control

Lejos de las medidas tomadas por Batakis (con el aval de las facciones mayoritarias del Frente de Todos), la situación sólo podrá mejorar para las mayorias trabajadoras y los sectores populares si se toman medidas de fondo, empezando por la nacionalización del comercio exterior y las grandes empresas del agropower, de los servicios públicos y del sistema bancario y financiero (con la creación de un banco público único), todo bajo gestión y administración de las y los trabajadores. Además, claro, de un aumento de emergencia de salarios, jubilaciones y programas sociales que recupere lo perdido en todos estos años y se actualice permanentemente para no perder con la inflación. Y, por supuesto, el desconocimiento soberano de la fraudulenta deuda externa.

Nada de eso será posible confiando en las “buenas intenciones” de los partidos tradicionales que se alternan para gobernar en beneficio de los capitalistas. Será, por el contrario, la conquista de un Gobierno de la clase trabajadora y el pueblo pobre lo que permita desarrollar un proceso de socialización de los medios de producción en el camino de una transformación socialista de la sociedad.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias