Cultura

LITERATURA // POESÍA

Transgénica: Gabby de Cicco presenta su obra reunida

La presentación del libro (a cargo de la editorial Baltasara) será este sábado 16 de noviembre a las 19.30hs en el Centro de Formación Profesional Pichincha- SPR (Santiago 146 Bis) en Rosario y contará con la presentación de la poeta Andi Nachon y la editora Liliana Ruiz.

Viernes 15 de noviembre de 2019 | 09:33

Gabby de Cicco, que se describe a sí mismx como unx poeta lesbo feminista intersex no binarie, publicó seis libros de poemas: Bebo de mis manos el delirio (1987), Jazz me blues (1989), La duración (1994), Diario de estos días (1998), Queerland (2011) y La tierra de los mil caballos (2016). Sus artículos han aparecido en Feminaria, Debate Feminista, Enlaces de AWID, Democracia Abierta, en los suplementos culturales de los diarios La Capital y El Litoral, y en Las12, Rosario/12 y suplemento Soy de Página 12. Coordina talleres y clínicas de escritura y lectura de poesía, y de comunicación feminista. Participó en varios proyectos culturales y de militancia lésbico feminista. Sus poemas han sido incluidos en diversas antologías y libros colectivos, entre ellos: Con estas bocas, en este mundo - Antología 8M (coedición Rumiar y Poetas por el aborto legal, 2019) y catálogo muestra Revolucionistas (2019).

En la presentación habrá lecturas de Amalia Salum, Ce Parmi, Cristian Molina, Federico Rodríguez, Ire Ocampo, Rosana Guardalá y Tin Roda.

Aquí reproducimos un fragmento del prólogo a Transgénica, escrito por la poeta Claudia Masin, y un poema del último libro de La tierra de los mil caballos (2016)

Transgénica es un libro urgente, un libro necesario. ¿Para qué necesitamos los poemas, por qué urge escribirlos? Gabby De Cicco se lo pregunta, una y otra vez, mientras cumple su misión, mientras hace lo que tiene que hacer: escribir. El epígrafe de Chantal Maillard que abre este libro dice: escribir/¿y no hacer literatura?/…/¡y qué más da!/hay demasiado dolor/en el pozo de este cuerpo/para que me resulte importante/una cuestión de este tipo./Escribo/para que el agua envenenada/pueda beberse. Esta es la declaración de principios que indica que estamos frente a un libro que no podría no haber sido escrito. Esos son los libros -pienso- que hacen falta: los que están en el lugar del aire para quien está asfixiándose, los que son alimento cuando se desfallece, los que sostienen -físicamente- un cuerpo que trastabilla, que busca, desesperadamente, evitar la caída, los que nos nutren, nos hidratan, nos mantienen con vida en medio de tanta muerte. Los que hacen, por su sola existencia, por la combinatoria de sus palabras y sus silencios, que el agua envenenada pueda beberse.

Voy a salir de la pequeña isla de lo bello

y me arrastraré hasta tus pies

dejando una marca profunda

para que quienes me sigan sepan

que este es el camino erróneo.

No hay que seguirte. Hay que olvidarte.

Cegada de muerte, la palabra se hace

sangre en tu boca.

El caballo relincha a lo lejos. Alguien lo amansa.

Yo escucho con la oreja contra el suelo

Cómo se acercan pero aún están muy lejos

O ¿es tu corazón?.







Temas relacionados

LIDteratura   /    Literatura   /    Poesía   /    Literatura   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO