×
×
Red Internacional

Repudio. Tractorazo de odio: ahorcaron muñecos de funcionarios, sindicalistas y de referentes del FITU

Este fin de semana se realizó un reclamo de las patronales rurales. Además de defender sus grandes ganancias, hicieron una “intervención” donde llamaron a golpear muñecos con la cara de dirigentes “odiados”, desde Cristina Kirchner y Hugo Moyano del peronismo a Nicolás del Caño y Néstor Pitrola del FITU.

Lunes 25 de abril | 10:43

Este sábado Plaza de Mayo fue epicentro de una protesta de las patronales del campo. En defensa de su rentabilidad, se victimizaron ante la posibilidad de cambios en las retenciones o medidas que afecten sus superganancias. Una frase resaltó el sábado a la tarde: "no estamos dispuestos a seguir financiando la soga con la que nos ahorcan”.

El término no es casual. Fue el puntapié para una "intervención" supuestamente artística pero en realidad un símbolo de odio que acostumbran a destilar los sectores más derechistas de las organizaciones ruralistas y de la derecha. En las rejas de la pirámide de Mayo, donde históricamente realizaron sus rondas las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, colgaron muñecos negros con una soga al cuello. Los “ahorcados” estaban identificados con caras pegadas de referentes de derechos humanos, dirigentes sociales, funcionarios de gobierno y políticos del Frente de Izquierda Unidad.

Te puede interesar: Apriete en Plaza de Mayo. Tractorazo de la abundancia: las patronales pidieron "no ahorcar al campo"

Entre ellos estaban Estela de Carlotto y Hebe de Bonafini, sindicalistas como Hugo Moyano, gobernadores y funcionarios como Alicia Kirchner, Mayra Mendoza, Santiago Cafiero, Máximo Kirchner y Victoria Donda, dirigentes de organizaciones sociales como Juan Grabois de la UTEP, también diputados nacional como Nicolás del Caño del PTS-FITU, junto a Néstor Pitrola, ex diputado por el PO-FITU.

El hecho generó amplios rechazos, no solo de quienes fueron objetivos de esos “ahorcamientos” que se convierte en un mensaje lleno de odio y amenazante, sino de diversos referentes políticos, sociales y de derechos humanos. Si bien los sectores de la derecha y de las patronales rurales suelen tener actitudes y campañas de este tipo, las importantes ganancias del sector y la política del Gobierno para el sector, hoy comandada por Julián Domínguez, venían limitando las tensiones.

Desde referentes del Frente de Todos y Juntos por el Cambio ya hubo cruces por las investigaciones de los hechos, solicitadas por referentes del oficialismo.

La respuesta también vino desde la izquierda, que viene exigiendo medidas que realmente toquen los intereses de quienes vienen amasando fortunas en medio de una situación de inflación, hambre y pobreza que afecta a gran parte de la población.

La diputada Myriam Bregman (PTS-FITU) fue parte de los repudios. Dijo que "ayer en Plaza de Mayo pusieron, entre otros, estos macabros muñecos de del Caño y Pitrola. Qué decirles... Reparten la Constitución Nacional pero no pueden ocultar que son bastante fachos”. También hubo otras expresiones en redes sociales.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias