×
×
Red Internacional

Un tercio de los trabajadores de hoteles, restaurantes y centros de esquí relevados por AFIP en Mendoza, Neuquén, Río Negro y Chubut tenían "inconsistencias laborales". Bajo este eufemismo, el organismo oficial informó sobre el trabajo en negro y precarizado en que se encuentra, al menos 1.335 personas.

Martes 26 de julio | 11:38

Según informa Télam, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) realizó controles en diferentes centros turísticos del país. Detectó 1.335 “inconsistencias laborales”, según informaron fuentes del organismo recaudador.

Los procedimientos tuvieron lugar en "centros de esquí, restaurantes, hoteles y comercios con afluencia de contribuyentes de elevada capacidad contributiva" situados en Mendoza, Neuquén, Río Negro y Chubut, además de "puntos de acceso a parques nacionales y temáticos en Misiones y Córdoba" y "actividades de esparcimiento como cines y teatros, hospedaje y gastronomía" en el Área Metropolitana de Buenos Aires (CABA).

Desde la AFIP informaron que se labraron "240 actas de infracción que incluyeron multas millonarias y el cierre temporario de los locales, principalmente por la falta de emisión de comprobantes", y se relevaron "4.300 empleados en relación de dependencia, de los cuales 1.335 (el 31%) mostraron distintas formas de inconsistencias laborales", detallaron las fuentes.

Sin embargo, el organismo no anunció medidas concretas para lograr el inmediato registro de ese personal, así como tampoco medidas que obliguen a las patronales a pagar todo lo que deben a quienes defraudaron laboralmente. Las patronales obtienen gran parte de sus ganancias a partir de la evasión impositiva y múltiples maniobras fraudulentas, tanto en términos de facturación como de contratación de personal.

Asimismo, desde el Estado, gobierno tras gobierno, más allá de algunos matices de cada gestión, hace la “vista gorda” ante este fraude empresarial contra los trabajadores. A lo sumo le cobran la AFIP y el Ministerio de Trabajo aplica “multas” que, en la mayoría de los casos, ni siquiera desalienta a mantener trabajo no registrado. Además, es desde el mismo Estado contratan trabajo precarizado. A esto se debe la pelea por los puestos de 22.000 docentes en la provincia de Buenos Aires. El gobernador Axel Kicillof no ha dado una respuesta al reclamo de la comunidad educativa que no despidas a los docentes que pertenecen a los programas ATR.

Te puede interesar: Docentes ATR: Kicillof profundiza la precarización y recorta 6.000 cargos en educación




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias