×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Trabajadores y trabajadoras de las bodegas de los Valles Calchaquíes, continúan con el paro convocado por SOEVA y las medidas de fuerza por salario, pese al inmovilismo del sindicato y los aprietes de empresarios. Ayer recibieron el apoyo del diputado provincial de Jujuy, Alejandro Vilca, del Frente de Izquierda.

Miércoles 31 de marzo | 10:00

Este miércoles, trabajadores vitivinícolas continúan con el paro activo por un salario igual a la canasta familiar, que arrancó ayer con gran repercusión y acciones en Mendoza, San Juan y en nuestra provincia. En Cafayate hubo cortes intermitentes del puente de entrada al pueblo, que se retomaron esta mañana. También, olla popular y movilización.

Autocovocados denunciaron los aprietes de empresarios bodegueros, con amenazas de pérdida del puesto de trabajo.

Ayer recibieron la solidaridad de trabajadores de La Red de Precarizadxs. También llevaron su apoyo el diputado provincial del PTS FIT en Jujuy, Alejandro Vilca, y la referente del PTS Salta, la docente Daniela Planes.

“Venta en dólar, sueldo pobre”

La medida de fuerza que se está llevando adelante es en rechazo a la oferta salarial de los grandes bodegueros de un aumento del 30 % en cuotas, por insuficiente. Delegados autoconvocados de las bodegas plantean que eso no llega ni a cubrir lo perdido frente a la inflación de 2020. El rechazo es masivo, “desde el Animanazo (en 1972, NdR) que no salíamos a luchar de esta manera”, sostuvo un trabajador tras ser consultado por LID.

Una trabajadora cosechera nos contó que “trabajamos de sol a sol, haya frío, o haya viento, lo mismo trabajamos, nadie nos reconoce. Venimos a pelear por nuestro sueldo, porque no nos alcanza. Trabajo por 3 meses todo el día, la ficha por gamela (canasto, NdR) está a $45 y no llegamos a 30 al día. Quedo sin trabajo y tengo que buscar changas, después vuelvo por 2 meses más y de nuevo vuelvo a las changas para poder sostenernos”.

Por medio de los carteles presentes en la marcha de ayer por el centro de Cafayate denunciaron que las grandes bodegas como El Esteco, Peñaflor, Domingo Hnos., Piattelli, Cardón del Valle, Amalaya, Quara, El Porvenir, Finca de Animaná, entre otras, siguieron ganando millones durante la pandemia mientras que las y los trabajadores vitivinícolas cobran sueldos que rozan la indigencia.

“El salario de un trabajador de bodega es de $ 28.000 o 29.000” comentaron durante el corte del puente. Quienes fueron declarados esenciales y obligados a volver a sus puestos de trabajos sin las medidas de cuidado necesarias contra la covid-19, ahora reclaman el monto de la canasta básica. Sus vidas valen más.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias