Mundo Obrero

TUCUMÁN

Trabajadores del citrus vuelven a las calles ante recorte en los planes interzafra

Una resolución nacional recortó a 16.000 planes cuando en la provincia hay 40.000 trabajadores del limón. Además, Uatre viene de firmar un “aumento” de $2.000 en los planes interzafra. El recorte también afecta a los azucareros.

Lunes 12 de octubre | 10:45

Este martes los trabajadores del citrus volverán a movilizarse en reclamo por los planes interzafra, a raíz del recorte impuesto por el Ministerio de Trabajo. Se concentrarán desde las 9 en plaza Yrigoyen para marchar hasta Casa de Gobierno.

A principio de mes el Gobierno nacional, a través de la resolución 518/2020 del Ministerio de Trabajo, estableció que para los trabajadores del limón y el tabaco solo se otorgarán 16.000 planes cuando en el padrón entregado por la Uatre figuran 32.000 trabajadores y se estiman que en realidad son 40.000 en toda la provincia.

La medida nacional se dio en el marco de homologar el aumento de los planes interzafra, que pasaron de $ 5.000 a $ 7.000. Este mísero aumento firmado por la conducción de Uatre dejó al plan interzafra muy lejos de los $ 17.000 que reclaman trabajadores autoconvocados para equiparar a un salario mínimo.

Te puede interesar leer: El Parlamento del NOA se pronunció por un Programa Intercosecha para trabajadores rurales

Quiénes quedan afuera y quiénes ganan siempre

Pero además del recorte, otros miles de trabajadores quedan afuera por los requisitos impuestos por el Gobierno. Muchos trabajadores no llegan a cumplir con los tres meses de zafra requeridos, ya que por cuestiones climáticas en algunos lugares hubo temporadas de dos meses.

Otro tanto ocurre con quienes cobraron en al menos una vez un salario superior a los $51.000, cuando en el citrus se trabaja a destajo. Mientras que otra franja trabajó en la informalidad, “en negro”.

Además, en plena pandemia, los trabajadores del limón están sin cobertura de la obra social. Este recorte en el número de planes y el mísero aumento, la situación se agrava porque miles de trabajadores no saben si podrán viajar para las cosechas en el sur.

La “solución” que ofrece el Gobierno para los 13.000 trabajadores que quedaron afuera es incorporar apenas a 4.000 pero recortando para todos el beneficio, que pasaría a ser de cuatro a tres meses. Es decir, no aumentar ni un peso del presupuesto.

La medida de recorte además afecta a los trabajadores del azúcar y la alimentación. La resolución mencionada establece que para esos dos sectores un cupo de 3.700 planes interzafra, por lo que muchos quedarán afuera. Sólo en la Fotia hay un padrón de 20.000 azucareros.

Esta medida tomada contra los trabajadores temporarios de todo el país es parte de cómo el gobierno de Alberto Fernández beneficia al FMI, los banqueros y empresarios. El monto total del desembolso por cuatro meses de los planes interzafra a nivel nacional sería inferior a los 2000 millones de pesos. ¿A cuánto equivale esta cifra?. A menos del 1% de los 280.000 millones que pagó el gobierno de Alberto Fernández en intereses de deuda durante el primer semestre del año; es menos de la mitad de lo que ganó en limpio, en 2019, solamente la citrícola San Miguel ($5743 millones); es igual a lo que ganaron en apenas 4 días los bancos privados especulando con los títulos de la deuda pública.

El costo de llevarlo a $17.000, como reclaman los trabajadores autoconvocados, duplicando el padrón nacional durante cuatro meses, equivale a poco más de $ 10.000 millones. Esta cifra equivale a menos de la mitad que el Gobierno le regaló a las patronales sojeras con la rebaja de impuestos a la exportación.

Organizar la pelea desde abajo

Queda claro que la dirección nacional de la Uatre y de “Remache” Ferreyra en la provincia- es cómplice de estas medidas. Durante la cuarentena no dijeron una palabra de las condiciones de trabajo, cuando los cosecheros filmaban sus denuncias. Al contrario, aseguraron que las patronales amasen millones sin que el citrus pare un segundo. Cuando la discusión de los planes interzafra ya había llevado a movilizaciones de trabajadores autoconvocados, organizaron una movilización para descomprimir la bronca pero sin una intención seria de pelear ya que estaban dispuestos a aceptar cualquier migaja. Así pusieron la firma para un aumento miserable, avalando los recortes y traicionando nuevamente a los trabajadores.

Hasta el momento, ni la Fotia ni el sindicato de la Alimentación dijeron algo sobre los recortes. Una pelea conjunta entre estos tres gremios llevaría a movilizar a un importante número de trabajadores, centrales en la economía provincial. Pero sus conducciones apuestan a la tregua porque están alineadas con el Gobierno nacional. El caso del limón es ilustrativo, la misma semana que el Congreso vota un plan de ayuda economica a los empresarios del sector, sale a la luz el padrón que deja sin nada a miles.

Pero el alineamiento con el gobierno de Fernández también alcanza al sector que lidera Dalinda Sánchez, enfrentada internamente con Ferreyra y actualmente concejal de Alberdi, electa en las listas oficialista de Juan Manzur. Este sector también ha dejado de impulsar las movilizaciones y jornadas de cortes, dando por terminada la pelea por el aumento del interzafra. En un video del diputado del Frente de Todos, Juan Carlos Alderete, Sánchez dice que “la pelea” consiguió un “aumento” de $2.000 más. La firma de la burocracia de Uatre hace más que necesario que la corriente que dirige Sánchez, con peso en la seccional de Alberdi, sea parte de la lucha junto a los trabajadores autoconvocados, fortaleciendo un camino alternativo a la traición de Remache Ferreyra.

Ante los recortes y el aumento miserable, los trabajadores del citrus deben responder impulsando la organización democrática y la movilización, exigiendo a las direcciones sindicales que rompan con su complicidad. Para avanzar en un plan de lucha decidido entre todos los trabajadores a través de asambleas, buscando la unidad con los trabajadores del azúcar y la alimentación que están en la misma situación, y la solidaridad de otros sectores. Con esa fuerza se puede fortalecer y extender la pelea por la universalización de los planes y que nadie quede afuera, por un verdadero aumento en los planes no menos a 17.000 pesos y por la restitución de la obra social.







Temas relacionados

Citrus   /    UATRE   /    Trabajadores golondrina   /    FOTIA   /    Trabajadoras y trabajadores de la Alimentación   /    Tucumán   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO