×
×
Red Internacional

El Gobierno Provincial presentó un proyecto en la Legislatura bonaerense para convertir al Instituto Biológico “Tomás Perón” en una Sociedad del Estado. Las y los trabajadores se oponen a este cambio de figura jurídica y denuncian que desde hace meses dejaron de recibir financiamiento e insumos. “Buscan demostrar que el laboratorio no es viable, pero lo que hace falta es inversión y que se pague en tiempo y forma”, señalaron. Esta semana los trabajadores harán medidas en defensa del Instituto.

Juan ContriscianiDelegado del Astillero Río Santiago | Agrupación Marrón | Dirigente del PTS

Lunes 25 de octubre de 2021 | 17:00

En el barrio de Tolosa, en la ciudad de La Plata, está ubicado el Instituto Biológico “Tomás Perón”, donde unos 300 trabajadores y trabajadoras se encuentran en estado de alerta. “El 29 de septiembre el Gobierno y las autoridades anunciaron el proyecto que presentaron en la Legislatura Bonaerense, para transformar el laboratorio en Sociedad del Estado. A los trabajadores no nos convocaron ni nos informaron nada. Luego vinieron las autoridades y nos dijeron que teníamos 60 días para elegir a qué dependencia de la administración pública vamos a ir, es decir que podemos terminar trabajando en otro lado”, cuenta una de las trabajadoras del laboratorio a La Izquierda Diario.

El Instituto Biológico depende del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires y posee una importante tradición en el diagnóstico de enfermedades infectocontagiosas, producción de medicamentos y productos biológicos, control de calidad, ensayos fisicoquímicos y microbiológicos, tal como describe la página oficial del ministerio. En este laboratorio, sus trabajadores y profesionales llevan adelante tareas de control de calidad de medicamentos, a la vez que elaboran distintas especialidades medicinales, y cuentan con capacidad para realizar el diagnóstico de enfermedades infecciosas.

“En el laboratorio se hacen vacunas, medicamentos, se hacen diferentes estudios, microbiología de alimentos, análisis de envases. Antes se hacía la vacuna BCG que se dejó de hacer. También se producía la vacuna antirrábica, que se dejó de hacer por decisión de la dirección actual, porque para ellos el Biológico está obsoleto”, remarca la trabajadora.

Al igual que en Astillero Río Santiago, donde los trabajadores vienen resistiendo el intento del Gobierno de transformarlo en una Sociedad del Estado, uno de los argumentos que repiten funcionarios y autoridades para avanzar en cambiar la figura jurídica de la institución, es que esta no cuenta con las condiciones necesarias para cumplir sus funciones. Sin embargo, lo que denuncian los trabajadores, es que el Gobierno viene profundizando una política de desfinanciamiento y vaciamiento, que usa como excusa para insistir en el cambio de figura jurídica, lo que trae consigo un avance contra derechos conquistados de las y los trabajadores, empezando por la estabilidad laboral.

“Transformar el laboratorio en una Sociedad del Estado implicaría que los trabajadores ya no estemos regidos por la Ley 10430. O sea, tendríamos que renunciar y pasar a la Ley 20744, que es la Ley de Contrato de Trabajo, perdiendo nuestras condiciones de trabajo. Las autoridades dicen que el laboratorio no es viable, pero lo que hace falta es inversión y que se pague en tiempo y forma. Nosotros queremos que el Biológico siga siendo como es, no queremos renunciar a la Ley 10430”, afirma la trabajadora del Instituto.

Organizarse para defender la institución

“Los trabajadores del Biológico la venimos remando desde hace años. Los dos últimos años del gobierno de Daniel Scioli fueron un desastre, después tuvimos los cuatro años de María Eugenia Vidal que nos sacó la oficina de alimentos, que era como la caja del Biológico, y eso nos perjudicó mucho. Y hoy llegamos a esto. Gobierne quien gobierne a nosotros siempre nos están poniendo palos en la rueda. Este último Gobierno de Kicillof vino a comienzos de la pandemia a promocionar que íbamos a producir alcohol en gel, porque nosotros siempre fuimos referentes en la fabricación de alcohol en gel, pero a los dos meses de esa visita lo comenzó a fabricar Algabo, que es un privado, y no entendemos porqué, nunca nos explicaron nada”, dice la trabajadora.

“La gente está muy enojada, los trabajadores estamos muy enojados. Cuando empezamos el reclamo no conseguimos apoyo de ningún gremio, entonces decidimos armar una comisión, a la que pertenece un representante de cada departamento. Allí acordamos hacer este miércoles 27/10 a las 9.30 hs un abrazo simbólico al laboratorio, al que estamos invitando a todos los que quieran apoyar o solidarizarse”.

“Nuestro reclamo es para decir NO a la Sociedad del Estado, pero sobre todo para defender al Instituto Biológico y a nuestra fuente laboral. Para esta pelea necesitamos el apoyo de todos”, concluyó la trabajadora del laboratorio.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias