×
×
Red Internacional

Trabajadoras y trabajadores autoconvocados de Neuquén cuestionaron la resolución del Ministerio de Salud de levantar el aislamiento de los contactos estrechos. Denuncian que desde el comienzo de la tercera ola se viene aplicando para el personal de salud.

Miércoles 12 de enero | 11:59

Reproducimos declaración de los trabajadores y trabajadoras autoconvocados del Hospital Castro Rendón de Neuquén.

Las medidas del Gobierno ponen en riesgo la salud de la primera línea y de la población

La ministra Carla Vizzotti anunció quelevantarán el aislamiento obligatorio para contactos estrechos de casos positivos. Lo hizo luego de una nueva reunión del Consejo Federal de Salud (Cofesa) y por presión de los empresarios por el alto índice de ausentismo en los lugares de trabajo.

Una medida que ya se implementa en la provincia de Neuquén para el personal de Salud desde el comienzo de la tercera ola.

En medio del crecimiento exponencial de casos de Covid entre los trabajadores y trabajadoras de salud y la falta de personal, las autoridades resolvieron que los contactos estrechos con esquema de vacunación completo “No se aísla. Puede continuar trabajando con uso estricto de EPP. Durante 10 días sin síntomas tiene
que trabajar igual”.

Es una medida “unilateral y de dudoso respaldo científico”,como denunció el Colegio Médico de la Provincia de Buenos Aires.

Una medida que pone en riesgo la salud de la primera línea y la población que acude en busca de ayuda a los hospitales y centros de salud

Cada medida anunciada por el Gobierno, no hace más que dejar en evidencia la falta de un plan integral para proteger la salud de la población y para cuidar a la primera línea.

La única política que tienen los gobiernos es la sobre exigencia y la precarización de las condiciones de trabajo y de atención de la población.

Los hospitales y centros de salud los estamos sosteniendo con planteles mínimos de trabajadores y trabajadoras. En edificios que se caen, condiciones de hacinamiento, precarizados y tercerizados sin cobrar sus salarios en tiempo y forma.

Según reconoció el propio director Adrián Lammel, desde el 27 de diciembre a la fecha “se reportaron casos sospechosos de 370 trabajadores, de los cuales 171 dieron positivos”.

Algunos ejemplos más concretos. En el Laboratorio del hospital de mayor complejidad de la provincia, son más de 15 los trabajadores y trabajadoras aisladas. En el piso de Clínica Médica, hay 4 enfermeras y 6 médicos aislados. En la cocina hay 9 trabajadores con resultado positivo y 5 sospechosos.

Los servicios se empezaron a resentir producto de los contagios. La carga laboral es desgastante y sobrehumana. Hay servicios en los que se está trabajando con guardias mínimas en las que hacemos entre 12 a 24 horas. Otros servicios están cerrando por la falta de personal.

Es inadmisible que ahora la política sea seguir exigiendo al personal de salud

Nos obligan a trabajar siendo contacto estrecho hasta no presentar síntomas y no se hacen hisopados para descartar contagios. Esto hace que aumenten cada vez más los casos entre el personal.

Además, obligan a trabajar al personal que forma parte del grupo de riesgo y amenazan con suspender las licencias. La falta de espacio físico hace imposible sostener la distancia recomendada, lo que se convierte en un agravante.

El Estado es responsable de proteger la salud de los trabajadores y de la población

Llegamos a la tercera ola de la pandemia sin inversión en Salud. Los centros de testeo colapsados sin personal necesario para dar una respuesta a la altura de las necesidades.

Los hospitales y centros de salud están trabajando al borde de su capacidad poniendo en riesgo la salud de los trabajadores, las trabajadoras y la comunidad.

Muchos de nosotros y nosotras somos afiliados a ATE y lamentablemente ni la Junta Interna del hospital ni la conducción provincial, hicieron nada para exigir medidas elementales de cuidado para el personal de salud. Todas las conducciones de todos los sindicatos de salud son completamente funcionales al Gobierno Es claro que hace años no están en la primera línea garantizando la salud de la población.

Pero desde las bases, una vez más los trabajadores y trabajadoras de salud exigimos que se garanticen las condiciones de trabajo y atención de calidad para la población.

Exigimos aislamiento y testeos a todo el personal de salud sospechoso de COVID 19. Capacitación e incorporación de más personal en todos los servicios.

En la provincia de Vaca Muerta, los récords de producción y recaudación no pueden ser para pagar la deuda externa

Plata hay. En la provincia de Vaca Muerta, los récords de producción y recaudación no pueden ser para pagar la deuda externa. Tienen que ponerse al servicio de dar una respuesta a las necesidades de la población. No hay salud sin acceso al agua y la vivienda. Sin acceso a la atención primaria de la salud en cada barrio y ciudad de la provincia.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias