×
Red Internacional

Ante la deuda de salarios, los trabajadores de salud del Hospital Ísola de Puerto Madryn iniciaron un paro de 7 días el pasado 14 de mayo. A su vez ante el nuevo fracaso en la reunión de los gremios con el gobierno provincial, SiSaP y ATE convocaron a paro y movilización para la semana que se inicia el 17 de mayo.

Sábado 15 de mayo | 11:43

En el marco de la fallida reunión con el gobierno provincial y, en consonancia con el paro general provincial anunciado por el sindicato de salud pública (SISAP), los y las trabajadoras, afiliadas a ATE, del hospital Andrés ísola determinaron un paro de actividades desde el día viernes 14 de mayo hasta el 21 del mismo mes.

Paro; retención de servicios; asamblea permanente y movilización son las medidas de fuerza adoptadas en asamblea por el personal de salud tras varios meses de deuda y más de un año de congelamiento de salarial. En plena crisis sanitaria y ante la demanda urgente de una mesa paritaria de recomposición salarial la respuesta del gobierno a los y las trabajadoras esenciales fue la completa provocación.

Ningún funcionario se hizo presente en la reunión del día 13 de mayo en la Secretaria de Trabajo y la propuesta presentada a los gremios se trataría de un futuro pago en cuotas de los sueldos y un potencial dialogo con respecto a la deuda salarial por retroactivos y categorías a partir de agosto.

Te puede interesar: Primeros elementos de balance de las recientes jornadas de lucha en Chubut

Frente a la pandemia del coronavirus las respuestas del gobierno, nacional y provincial, es el aumento de la precarización en la salud, atacando de lleno la vida de los y las trabajadoras de la primera línea que día a día son testigos del ajuste y desfinanciamiento. Pero, en la medida en que la precarización aumenta se redobla la solidaridad y organización entre trabajadores y se torna cada vez más inaplazable la necesidad de un plan de lucha provincial, siguiendo el ejemplo de las asambleas interhospitalarias de Neuquén.

La salida es la unión de las luchas y demandas para pelear junto a otros sectores de la sociedad, por sueldos y condiciones de trabajo dignas, por mayor financiamiento, pero también por medidas de fondo, como la unificación del sistema de salud público y privado, la liberación de las patentes de las vacunas que permita la producción nacional para a su vez lograr un verdadero plan de vacunación.

En este sentido, para romper el cerco que intentan imponer las cúpulas sindicales entre los trabajadores y el movimiento del no a la mina, es clave poner en pie nuevas instancias de coordinación que unan en las calles y en las acciones a los sectores estratégicos de la clase obrera de la provincia con el movimiento antiminero.

Desarrollando la coordinación y la autoorganización está planteada poder derrotar la política de saqueo, ajuste, precarización laboral, los despidos y la desocupación, que impulsan los gobiernos al servicio de las multinacionales y el FMI.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias