×
×
Red Internacional

Fue el viernes en el Congreso, convocada por los diputados nacionales del PTS-FITU Myriam Bregman, Nicolás del Caño y la legisladora porteña Alejandrina Barry junto a la Agrupación Marrón Salud. Fueron expuestos los problemas que viven en los hospitales para la atención de los pacientes, sus experiencias de organización y unidad, y las demandas de quienes sostienen la salud pública y luchan contra su ajuste. También fueron invitados a ser parte de la Asamblea abierta del PTS-FITU a realizarse este 12 de noviembre en CABA.

Lunes 24 de octubre | 09:16

De la reunión participó una importante delegación de trabajadores del Hospital Garrahan, médicas, residentes, enfermeras, técnicos en laboratorio, camilleros y administrativos, representantes de la Junta Interna de ATE y de la Asociación de Profesionales de dicho hospital. También participaron trabajadores de los hospitales porteños Penna y Elizalde, residentes y concurrentes organizados en la Asamblea CABA, estudiantes de Medicina de la UBA y trabajadoras de hospitales de la Provincia de Buenos Aires.

La reunión se dió en el marco de la unidad y del encuentro que está habiendo en las calles entre las y los trabajadores del Hospital Garrahan y de hospitales porteños; y con las residentes y concurrentes a la cabeza, quienes votaron en decenas de hospitales movilizar en común. Vienen en conflicto por mejores condiciones salariales, de trabajo y atención, denunciando un fuerte vaciamiento al sistema público de salud. “¡Llamen a Vizzoti y a Quirós, para que vean, que este pueblo no cambia de idea, pelea y pelea por la salud!”, cantaron en común en sus ultimas movilizaciones.

Testimonios de los hospitales

Abrió la reunión Melina Michniuk, residente de Psicología en el Hospital Pedro Elizalde y también parte de la Agrupación Marrón de Salud que impulsa el PTS en el Frente de Izquierda, reivindicó la convocatoria y adelantó que “lo que se va a notar es que más allá de trabajar en diferentes jurisdicciones u hospitales tenemos las mismas dificultades en el sistema de salud y la idea es ver cómo las ponemos sobre la mesa junto con la pelea que estamos dando en nuestros lugares de trabajo y en las calles.

Silvana, médica de planta con años de trabajo en el Garrahan destacaba que “es el único centro público que hace trasplantes cardiacos, hepáticos y tratamientos que en su mayoría resuelven enfermedades de las personas sin cobertura médica privada. Nos preocupa el deterioro salarial que impide desempeñarnos en tiempo completo. Muchos médicos de planta también hacen guardia. Queremos dedicarnos a lo que nos gusta, a la atención pediátrica. Llegamos a una situación crítica de personal que renuncia y los cargos nuevos que se abren no se cubren. Muchas becas y contratos del hospital quedaron vacantes. La guardia para el año que viene ya tiene menos personal con la gran demanda que manejamos, y el sistema de residencias de pediatría está sin cubrir. Es un peligro, la población pierde derechos de salud.

Mónica, enfermera del Garrahan comentó que “un enfermero ingresa a las 21 y se va el otro día a las 14. Hace 17 horas de trabajo para llegar a fin de mes sumando ´horas módulo´. Sin esas horas, no cubrís los gastos que se necesitan en tu casa. Eso nos complica. Y si no se hacen esas horas modulo muchos caemos en el pluriempleo”. Ella realizó la residencia y especialización, pero a diferencia de los médicos, el hospital no se la reconoce.

Te puede interesar: Unidad en salud. Confluyeron en Plaza de Mayo trabajadores del Garrahan y residentes de CABA

Por su parte Emilce, técnica de laboratorio comentó: “En laboratorio del Garrahan en los últimos meses renunciaron 6 profesionales”. Puso el foco en otros problemas como “la jornada extendida, en el marco de que no tenemos un régimen de insalubridad. Después de años de lucha, recién ahora nos van a dar 5 días de licencia por estrés cuando en todos lados son 15. No tenemos la reducción de requisitos jubilatorios, la reducción horaria sin afectar el salario”. Y cerró su intervención con una cruda reflexión: No hay salario que nos pague la salud que nos quita todo el sistema del hospital, donde tenés que trabajar mil horas para llegar a fin de mes.

Alcira, médica jubilada del Hospital Penna y especialista en pediatría, planteó su preocupación por la salud de los trabajadores sanitarios. “Me preocupa la salud de los residentes y concurrentes, entre otros. Me interesa presentarlo a la sociedad como daño laboral: están cumpliendo un trabajo y son sometidos a condiciones que no son de bienestar. Hay que discutir el falso romanticismo de la profesión, hay una vocación de servicio y ayuda pero buscan hacértela perder rompiéndote la cabeza”.

Nicolás, camillero del Garrahan, contó su situación: “hace años están vaciando nuestro sector. En un momento sólo a la mañana eramos 29. Hoy después de tomar personal no sé si llegamos a 15. Esto es parte del recorte. También denunció la demora en comprar insumos y otros elementos básicos como sillas de ruedas o camillas. “Otro tema es que a los pacientes cuando tienen que retirar medicación los complican con trámites burocráticos. Hay familias entonces que se terminan cansando y piden préstamos para comprar medicamentos, se endeudan”, finalizó Nicolás.

Florencia Vargas, administrativa del sector de prestaciones de las obras sociales también es delegada de la Junta Interna de ATE del Garrahan y militante de la Agrupación Marrón de Salud, llamó a fortalecer la unidad. “El miércoles pasado hicimos una gran jornada junto a la Asamblea CABA de Residentes y Concurrentes, tenemos que continuar ese camino de unidad y profundizarlo, sumando también a los compañeros tercerizados. Hoy un compañero tercerizado nos decía que gana $77.000 trabajando 7 horas. Son los que limpian el hospital, que están en el comedor, en la seguridad. Esas licitaciones emplean a casi 1700 puestos de trabajo, todos cobrando muy mal y trabajando muchísimo”. Y agregó que para ajustar en salud no hay grieta, tanto el gobierno de Alberto, Cristina y Massa como Quiroz y Larreta”.

Norma Lezama, secretaria general electa de la Asociación de Profesionales y Técnicos del Hospital Garrahan y militante del MST en el FITU, explicó cómo en el marco del ajuste, año tras año el Gobierno de la Ciudad se desliga presupuestariamente del Garrahan al igual que el Estado nacional con sus recortes.

Residentes y concurrentes, presentes

Franco Capone de la Agrupación Marrón Salud, es residente de Medicina Familiar y General en el Hospital Penna, y trabajador del CESAC 35 en la Villa 21-24, comentó que sus compañeros del Penna de Clínica hacen 36 horas de guardia seguidas, a veces sin dormir y sin comer. "Están todo el tiempo corriendo de acá para allá, uno no puede estar así 36 horas. Y a veces lo hacen hasta 3 veces por semana”.

Daniel Solís, es pediatra, oriundo de Rosario y actualmente está cursando la residencia posbásica de inmunología pediátrica en el Garrahan. “Vine a CABA porque hay 2 centros formadores, actualmente en el país hay menos de 30 inmunólogos pediatras” contó. Forma parte de la Asamblea de Residentes y Concurrentes de CABA que va ya por la quinta semana de conflicto. “Un residente de primer año cobra $110.000 con un costo de vida muy alto, muchos son jefes o jefas de hogar. Al mismo tiempo tenemos un contrato de exclusividad: hace que uno tenga que dedicarse pura y exclusivamente a su formación, pero es imposible vivir con ese salario. Esto obliga a muchos residentes a tener algún trabajo en negro o monotributo en otra institución. Ni hablar de los concurrentes que no tienen ART ni obra social y trabajan gratis.

Te puede interesar: Llamado a la unidad. El conflicto de residentes y concurrentes de salud porteños llegó a la TV

Quieren vaciar la salud pública, les importa poco y nada la salud del 50% pobre. Todo el ministerio de Salud de Quirós forma parte del sistema de salud privada. Hoy la primera línea somos nosotros y garantizamos la atención, pero a corto plazo van a desaparecer especialidades y eso es un deterioro de la salud pública. Los médicos de planta no alcanzan a cubrir esa situación” dijo en referencia a que año tras año van quedando más puestos vacantes de residentes. “Un ejemplo es lo que pasó en Hospital De Niños ´Sor María Ludovica´ en La Plata, que de 36 residentes de pediatría, hoy tiene solo 4 cargos cubiertos”. Y agregó que “hoy un médico sale de la universidad y busca una especialidad que deje una mejor remuneración como cirugía plástica, anestesia u otras, mientras las demás especialidades básicas están quedando con salarios mínimos por debajo de la canasta familiar”.

En relación al conflicto de residentes y concurrentes comentó que “hay una posible reunión este martes con Quirós en la cual quieren equiparar salarialmente al residente de CABA con Nación. La realidad es que un residente de Nación cobra apenas 30.000 pesos más y con la inflación ese salario también va a quedar debajo de la canasta básica familiar”. Daniel destacó que “hay un cambio de paradigma, de jóvenes que le decimos basta a esto. Tenemos la necesidad de sumar a aquellos coordinadores o jefes que están en sus servicios, les decimos que es momento de reclamar con nosotros”.

La experiencia de los residentes de Buenos Aires y los estudiantes

“Hace pocos días Kicillof aprobó el nuevo reglamento de residentes que no solo contempla que somos trabajadores, también que no puede haber guardias de 24 hs y pasan a ser de 12 hs con 8 guardias mensuales como máximo, con un intervalo entre guardia de 48hs, con aportes previsionales que es algo que veníamos reclamando hace mucho. Pero hasta hace dos semanas el Gobierno nos lo negaba. El debate incluso con nuestro sindicato CICOP es que el Gobierno no nos regaló nada. Fue un camino arduo, nos decían que no se puede, que pedíamos demasiado, que nos conformemos con algo para no perder todo. Y nosotras con muchísima consecuencia en nuestros actos decíamos que teníamos que ir por todo, y fue así que conseguimos este nuevo reglamento y es un ejemplo de que luchar sirve, contó Laura Cano, médica de planta del Hospital Horacio Cestino de Ensenada, y monotributista en el Hospital nacional Cuenca Alta de Cañuelas. Laura además es parte de la directiva de CICOP y diputada electa por el Frente de Izquierda.

Te puede interesar: Nuevo reglamento para residentes. ¡Decinos que no sirve luchar!

Entre los futuros trabajadores de la salud presentes destacan las palabras de Dylan un estudiante de Medicina de la UBA: “tengo mucha empatía por todos los reclamos de mis compañeros y futuros compañeros de salud”. Planteó la constante deserción de compañeros de cursada porque muy pocos pudieron seguir estudiando la mayoría siguió trabajando. Tengo compañeros que trabajan en turnos nocturnos de las 12 hasta las 6 de la mañana y después se van a estudiar”. Y concluyó que “la salud tiene que ver con la política. Como estudiantes tenemos que ser conscientes e involucrarnos, aprender más y buscar soluciones. A medida que iba estudiando veía cada vez más problemas estructurales. Por ejemplo cerca de donde vivo hay mucha contaminación por glifosato por los campos sojeros, Nico estuvo en una de las asambleas en el Km38 de Virrey del Pino y lo escuchó. La salud no tiene que emparchar, se tiene que centrar en lo íntegro cerró.

Te puede interesar: Medicina UBA. Estudiantes de la salud llenan de solidaridad a residentes y concurrentes de CABA

“Si hay salud pública, es gracias a sus trabajadores”

Cerrando la reunión tomaron la palabra las referentes del Frente de Izquierda. Comenzó Myriam Bregman contando que en las reuniones de presupuesto, “como están de acuerdo los dos grandes partidos mayoritarios se discutía cualquier cosa y se preguntaba poco entonces es muy bueno este intercambio de información con ustedes porque nos ayuda a hacer preguntas precisas. En el mensaje que manda el Ejecutivo con el proyecto de presupuesto dice en una parte que ‘este presupuesto tiene que ser compatible con lo que hay que pagar al Fondo Monetario’. No es una opinión política, es algo que está por escrito y dicen que la salud, educación, transporte y etc. no pueden ir por encima de la prioridad número uno de este gobierno que es pagarle al Fondo. Todas las partidas se ajustan y la única que crece más de un 100% es la de los pagos de intereses de la deuda.

“Yo fui legisladora porteña" continuó Bregman, "y en la Ciudad hay un mito, dicen que con Larreta no se puede, que compra todo, consigue las mayorías, etc. Pero residentes y concurrentes pudieron: cuando Larreta quiso pasar la ley precarizadora en el 2019 yo lo vi retroceder en chancletas. Pidió que la retiraran porque perdían. Luchar sirve, y fue con unidad, saliendo a la calle con los métodos democráticos que contaban. Es mentira que contra Larreta o el gobierno nacional no se puede. Las mujeres a partir de la lucha por el derecho al aborto mostramos que aunque podemos tener todo en contra, cuando hay lucha y organización se puede. Todo lo que cuentan es muy terrible, pero si continúan con la organización, saltando las trabas que las conducciones burocráticas de los sindicatos ponen se puede conseguir. Como ya hicieron los residentes o como contaba la compañera Laura de La Plata mostrando que la ley que sale ahora no es una decisión de Kicillof, es producto de la lucha” finalizó Myriam Bregman.

A continuación Alejandrina Barry destacó que “una de las principales conclusiones es que si existe salud pública en este país es por los trabajadores y trabajadoras, no por los gobiernos que ajustan y llevan políticas que van en contra del conjunto de los trabajadores de la salud y la calidad de atención. En la Legislatura porteña hemos presentado una declaración exigiendo que se atiendan inmediatamente los reclamos de residentes y concurrentes, que no puede ser que no cobraran, algo que vamos a redoblar. Hicimos un pedido de interpelación a Quirós además. Y también presentamos un repudio a la persecución que están sufriendo. Alejandrina también se puso a disposición para trasladar estas problemáticas a organismos de derechos humanos. Y llamó a trabajar en un proyecto de ley que “tiene que surgir de lo propio que planteen ustedes, como el régimen de residencias, quería proponerles pensar una comisión que lo redacte y plantee el conjunto de sus derechos. La lucha de las enfermeras es algo a reivindicar, porque si hoy no pueden estar muchas en las movilizaciones tiene que ver con los descuentos y aprietes. Hay que incluirlas como parte de la campaña contra las persecuciones, y la tremenda discriminación que es que no las reconozcan profesionalmente finalizó.

Por último, Nicolás del Caño agradeció a los presentes por sus testimonios. “Si bien participamos de muchas peleas, hoy aprendimos más. Cuenten con nosotros, estamos a disposición en todo lo que consideren que podamos hacer. Acá se expresó la experiencia de lucha y organización pero también la unidad que muchos remarcaron, entre distintos hospitales, distritos y sectores. Si hoy no han atacado a la salud pública aún más, es por la lucha y la pelea de sus trabajadores. Se plantea profundizar esa organización que contrasta con lo que hace la mayoría de los sindicatos de salud. La democracia y organización contrasta con esa gente que está hace años y años atornillada a los sillones y no promueven la organización y los debates elementales que involucran al conjunto de la población”.

“Quería también invitarlos a nuestras Asambleas abiertas, que son instancias importantes en las que se transmiten muchas experiencias distintas, de jóvenes, de laburantes, de las mujeres como las que estuvieron en el Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias. Se discute no sólo las problemáticas sino las experiencias de lucha y organización. La lucha de ustedes puede ayudar y fortalecerse de otras. El 12/11 vamos a hacer una jornada de 100 Asambleas en todo el país y queremos invitarlos e invitarlas a que participen en esa instancia democrática de intercambio y debate finalizó Del Caño.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Trabajadores-de-salud-en-el-Congreso-Lo-que-preocupa-hoy-es-el-vaciamiento-en-la-salud-publica