Mundo Obrero Chile

CORONAVIRUS

Antofagasta: Trabajadores de la Escuela Patricio Cariola organizan campaña solidaria para enfrentar la crisis

No hay perspectivas a corto plazo para el fin de la crisis sanitaria, y la enorme crisis económica y social que se ha precipitado. Pero la clase trabajadora, con su solidaridad y su creatividad, es una luz en el camino.

Jueves 11 de junio | Edición del día

La crisis sanitaria ha provocado que distintos trabajadores formales e informales se hayan visto restringidos en su función laboral y con reducciones de salario, si ya antes eran reducidos, ahora son totalmente insuficientes. Entre los apoderados están también los trabajadores ambulantes, vendedores de ferias, etc. que subsisten en el marco de la informalidad, carentes de seguridad social. También otros precarizados, como los repartidores de delivery, mozos y mozas, artistas que cancelaron sus funciones etc.

En todo el país está anunciado el colapso del sistema de salud debido a los altos niveles de contagio. A esta situación se le agrega la crisis social, con más de 1 millón 600 mil trabajadores desempleados o suspendidos, según cifras del Ministerio del Trabajo.

Ante esto han surgido iniciativas para enfrentar la situación, una de ella es la que están levantando las y los trabajadores de la Escuela Patricio Cariola, quienes se han visto en la necesidad de afrontar con solidaridad ante los despidos y al hambre provocada en los sectores de más vulnerabilidad.

Junto con los sindicatos organizados en el Comité de Emergencia y resguardo, en tiempos difíciles se han abierto los canales solidarios, es así como el Sindicato SGS y el Sindicato Orica Chile votaron solidarizar y entregar un aporte a esta campaña que surge para enfrentar el hambre y los despidos.

En la asamblea gremial y junto con las asistentes de aula se han estado organizando no solo levantar una campaña solidaria por los estudiantes, sino también en apoyo a los trabajadores despedidos del Sindicato Siglo XXI y los despedidos de LATAM a través de diversas iniciativas como campañas de fotos.

Carla Ramírez, delegada gremial de la Escuela Patricio Cariola cuenta que “en el momento en que nos reunimos en asamblea, distintos profesores comenzaron a relatar las situaciones que estaban viviendo sus estudiantes, nos dimos cuenta que muchos no están comiendo o comen pan con té para llenarse, sus padres están sin trabajo y muchos temen posibles desalojos de sus casas, etc. Así nace la necesidad de organizarnos contra los despidos y el hambre”.
“Pero esta va más allá de los muros del Cariola, nosotros nos organizamos en el Comité de emergencia y resguardo junto con sindicatos de la industria, la minería y los pobladores. Es esta coordinación entre trabajadores y pobladores la que queremos potenciar. Pienso que los trabajadores y trabajadoras somos quienes movemos el mundo, y de quienes depende la economía, sin embargo, los empresarios no quieren perder nada, prefiriendo que nos contagiemos y exponiendo nuestra salud. Por eso debemos generar espacios de coordinación y organización para que esta crisis no la paguemos nosotros, sino los empresarios a través de sus grandes fortunas.”

También es parte de esta iniciativa Romina Godoy, delegada del sindicato de asistentes de aula quien agregó “esta campaña tiene como objetivo estrechar los lazos de solidaridad entre las distintas personas que participan de la iniciativa, frente a la política de desocupación y precariedad del gobierno de Piñera ante la pandemia, mientras miles de familias en todo el país deben arreglárselas para “parar la olla” y llegar con sueldo a fin de mes”

Indicaron que la asamblea continuará organizándose para seguir fortaleciendo los lazos de solidaridad entre trabajadores y apoderados pobladores del sector de la Escuela Patricio Cariola.

Además de esta campaña solidaria, se necesitan medidas urgentes en un plan de emergencia, como incluir el acceso libre y gratuito a internet para todas las familias y docentes, que se rehabiliten todas las líneas que han sido bloqueadas por falta de pago y se postergue el vencimiento de esas cuentas, junto a la condonación de las cuentas de todos los servicios básicos que son empresas multimillonarias. Pero todo esto tiene que partir porque se prohíban los despidos, las rebajas salariales y las suspensiones, y que se entregue un sueldo de emergencia de 500 mil pesos para todas las personas cesantes y pensionadas. Esto también tenemos que exigir las y los docentes, unir nuestras demandas junto a las del conjunto de las familias trabajadoras.

Todo esto es importante financiarlo con el impuesto a las grandes fortunas de al menos las 10 familias más ricas del país que el gobierno ha blindado y que se han enriquecido los bolsillos todos estos años. Solo de esta manera podremos tener una continuidad pedagógica y un proceso real de enseñanza-aprendizaje para nuestros estudiantes.

Zip







Temas relacionados

Educación   /    Coronavirus   /    Mundo Obrero Chile   /    Nuestra Clase   /    Trabajadores

Comentarios

DEJAR COMENTARIO