×
×
Red Internacional

Trabajadores autoconvocados de la empresa de micros de media y larga distancia se manifestaron en las puertas del Ministerio de Trabajo por sueldos adeudados. Denuncian el abandono de la UTA que les da la espalda cuando más los necesitan. Testimonios de una situación desesperante.

Martes 8 de junio | 19:54
Trabajadores de Plusmar encadenados en el Min de trabajo - YouTube

Este lunes 7, trabajadores autoconvocados de la empresa de micros de media y larga distancia de Plusmar se manifestaron en las puertas del Ministerio de Trabajo por sueldos adeudados desde hace dos meses. La situación es cada vez más desesperante.

En el marco de esta manifestación, Rodolfo, trabajador de la empresa Plusmar, se encadenó en las instalaciones del Ministerio de Trabajo, ubicado en Av. Alem al 600. Mostrando su bronca y desesperación, expresó a este diario: “Hace dos meses que no nos pagan, ponen excusas de que el gobierno no les gira la plata, pero ellos compran autos cero kilómetros. Es una vergüenza que una empresa tan grande necesite del Estado para solventar los sueldos de los trabajadores. Yo hace tres meses que debo alquiler, no tengo plata para mis remedios, tengo que venir esforzadamente, prefiero morir luchando que quedarme en mi casa sin hacer nada. Un compañero se cortó las venas, está pasando por una situación muy mala”.

El hartazgo ante la falta de una respuesta seria por parte de la empresa y del gobierno fue lo que los obligó a tomar estas medidas de fuerza. “En el ministerio de Trabajo nos dijeron que el miércoles se empieza a pagar el mes de mayo y abril quedó fuera de convenio. La empresa y el Estado se niegan a pagar el mes de abril y no tenemos forma de cobrar”, explica Sergio, tras la reunión en la que los trabajadores fueron recibidos por representantes del ministerio de Trabajo.

Las empresas del transporte durante años se han enriquecido con subsidios millonarios que reciben del Estado. Pero estos subsidios no se ven reflejados en un mejor servicio para los usuarios. En medio de una crisis sanitaria y epidemiológica cada vez más grave, los trabajadores viajan como ganado. Una gran estafa por parte del estado que financia estos subsidios con impuestos regresivos (como es el caso del IVA, o el impuesto a las ganancias) que salen del bolsillo de los propios usuarios.

Estos subsidios tampoco se ven reflejado en mejores condiciones laborales para los choferes, que desde el comienzo de la pandemia se ven obligados a poner su vida en riesgo por la falta de condiciones y protocolos serios contra el COVID-19 en los colectivos, y por la promesa de una vacuna que no llega (según los datos oficiales, del total de los decesos por COVID-19, un 11% corresponde a trabajadores del transporte). A esto, se le suman los recortes de sueldos y los atrasos de pago, entre otros ataques que reciben de la patronal con el aval del gobierno Nacional que, lejos de preocuparse por la vida de los trabajadores, su único interés radica en garantizar las ganancias capitalistas de estas empresas oligopólicas del transporte.

Es necesario que se abran los libros contables para que las empresas den cuenta a dónde fue a parar el dinero de los subsidios. La estatización del servicio bajo gestión de los trabajadores y control de los usuarios, para brindar condiciones dignas de trabajo y un servicio acorde a las necesidades de los usuarios.

Todo esto no sería posible sin la complicidad de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), sindicato conducido por Roberto Fernández que se encuentra lejos de defender los derechos de los trabajadores. “Nuestro cuerpo de delegados se borró desde el principio de la cuarentena”, explican los choferes de Plusmar.

Alejandra, trabajadora de limpieza de la empresa, nos cuenta: "El gremio nos decía que ya no hay más nada para hacer. Desde la empresa, me llaman ofreciendo plata para que renuncie, pero no acepté, con 49 años necesito trabajar. Empezaron a llamar a compañeros para que renuncien, y hoy están cuidando los galpones de Plusmar por $2.000 diario en negro. Lo único que cobramos fueron $16.000 del estado, pero después no había plata de la empresa. En ANSES, figura todo el depósito, nos daban $16.000 y figuraba $32.000; figura que cobro aguinaldo y aumento, pero desde octubre del año pasado no cobro ni un peso. La promesa del gremio fue que me van a dar $21.000 por mes a partir de abril, pero hasta el día de hoy no veo un peso”.

Luego de manifestarse frente al ministerio de Trabajo, los choferes decidieron dirigirse a las puertas de la terminal de Plusmar ubicada en Barracas, para continuar con el reclamo bloqueando la salida de micros.

En este contexto, existe un sector del movimiento obrero que muestra un camino a seguir. Se trata de los sectores en lucha, trabajadores que se encuentran convencidos de que la coordinación en las calles es el camino para enfrentar los ataques.El sábado pasado se dieron cita en la asamblea de sectores en lucha de la zona AMBA (Ciudad y Gran Buenos Aires) más grande de los últimos tiempos. Allí, decidieron hacer una gran acción en las calles el próximo viernes 11, en el Puente Pueyrredón, por el triunfo de todas las luchas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias