×
×
Red Internacional

Trabajadores Autoconvocados de Garbarino marcharon este martes 16 de noviembre, a la FAECYS para exigir a su secretario general, Armando Cavallieri, que rechace los miles de despidos que la empresa envió a sus empleados durante los últimos días y se ponga al día con los sueldos adeudados desde hace 6 meses.

Miércoles 17 de noviembre | 15:04

La concentración que hubo en la puerta del sindicato se da en un contexto en el que están todos los locales del país cerrados. La patronal recientemente, envió 1800 telegramas de despidos que se suman a los miles que accedieron a un retiro voluntario que todavía no han cobrado y además, la empresa de Carlos Rosales ya avisó que se quedaran con solo un tercio de los empleados que tenían un año de antigüedad. Luego del envío masivo de telegramas de despidos, el ministerio de trabajo dictó la conciliación obligatoria y este miércoles 17 de noviembre a las 17hs, habrá una reunión entre los representantes de la empresa, el sindicato y el Gobierno Nacional.

Durante todo este año se realizaron varias reuniones en el ministerio de trabajo en donde solo hubo promesas para dilatar la situación y favorecer a que más trabajadores se bajen de la pelea, acepten los "retiros voluntarios" y busquen nuevos empleos, ya que lo único que reciben es el REPRO del gobierno, totalmente insuficiente para sostener una familia con una economía altamente inflacionaria.

Ante la pregunta de por qué estaban concentrando en la Federación de Empleados de Comercio, Ceferina, trabajadora de Garbarino de Plaza Oeste nos responde: "Venimos a recordarle al señor Armando Cavallieri que mañana tiene una cita muy importante con la empresa y tienen que representarnos por una vez, que estén a la altura de las circunstancias y exija a la patronal que abone los salarios adeudados y retrotraiga los despidos".

Te puede interesar: Trabajadores de Garbarino cortaron la 9 de julio luego de tres meses sin respuestas

Por su parte, el gobierno también ha hecho varias promesas, incluso el mismo Alberto Fernández los recibió con el compromiso de buscar una "solución" a la angustia e incertidumbre que viven 3800 familias hace ya un año, pero la realidad es que Carlos Rosales contó con un ministerio que no estuvo a la altura para que los y las trabajadoras de Garbarino vuelvan a sus puestos de trabajo. El empresario y pro tesorero del club San Lorenzo no solo contó con un gobierno totalmente desentendido ante la problemática de miles de trabajadores, también participó un sindicato siempre dispuesto a aislar y dividir a los mismos, incluso contó con un cerco mediático que impide que millones se enteren de cómo se estaba llevando a cabo un plan de vaciamiento y despidos masivos en todo el país. Por su parte la CGT se apresta a realizar una movilización para apoyar al Gobierno Nacional, pero ese apoyo le fue negado desde el principio, tanto a los trabajadores de Garbarino como a los tercerizados de EMA despedidos y a las y los trabajadores de la línea Roca del ferrocarril que siguen en la lucha por el pase a planta permanente.

Te puede interesar: Todos unidos pagaremos: las cúpulas de la CGT y la CTA marchan en apoyo al acuerdo con el FMI

Mientras Rosales cuenta con la impunidad de despedir a mansalva gracias al silencio cómplice de las direcciones sindicales y a un gobierno que solo piensa en cómo hacer digerible a las mayorías populares el ajuste que el FMI le impone, las y los trabajadores de Garbarino siguen organizándose en forma autoconvocada, sin resignar su voluntad de lucha y ganando muestras de solidaridad entre los que salen a luchar contra los despidos y la precarización laboral.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias