Mundo Obrero

MENDOZA

Trabajadores de Demarty resisten el cierre de la fábrica y defienden los puestos de trabajo

Trabajadores de la empresa alimenticia realizaron una conferencia de prensa en la puerta de la fábrica, donde denunciaron el intento de cierre de la planta y el no pago de salarios desde enero. "Hemos manifestado nuestra necesidad de continuar trabajando", explicaron los trabajadores, quienes exigen la continuidad de los puestos de trabajo

Miércoles 14 de octubre | 17:22

Trabajadores y trabajadoras de la empresa alimenticia Demarty se concentraron para denunciar la situación que están viviendo, donde hace desde enero que no cobran sus salarios y la empresa pretende cerrar, dejando a las siete familias que allí trabajan en la calle.

Junto con organizaciones agrupadas en la Multisectorial en Lucha, que se acercaron a llevar su solidaridad, entre las que estaban representantes del Sute, la Corriente 9 de Abril, Red de Precarizadxs, PTS, Frente Popular Darío Santillán y FOL, entre otras, se concentraron en la Plaza Cobo de Ciudad, desde donde marcharon a la puerta de la fábrica. Allí realizaron una conferencia de prensa, donde relataron la difícil situación en la que se encuentran y la negativa de la empresa a responder a sus reclamos.

Los trabajadores denunciaron que a los sueldos atrasados desde enero, se sumó que, tras la muerte del dueño de la fábrica en agosto, sus hijos pretenden cerrarla, dejándolos en la calle.

"En el mes de agosto el dueño de la empresa Roberto Marty fallece, dejando a una fábrica con deudas millonarias, en concurso hace más de siete años y a siete trabajadores a la deriva y suerte de sus herederos (...) quienes quieren finalizar la relación laboral sin asumir las deudas y las responsabilidades ante los despidos que nunca fueron formalizados ante nosotros. Hemos manifestado nuestra necesidad de continuar trabajando, hemos sido nosotros los que hemos llevado propuestas convenientes incluso para ellos y no han querido recibirnos ni hablar con nosotros", detallaron en la conferencia de prensa.

Las y los trabajadores relataron que la situación en la fábrica siempre fue difícil: "la situación laboral siempre fue compleja debido a las malas condiciones de trabajo, los sistemáticos maltratos por parte del dueño hacia nosotros y las deudas adquiridas por el mismo tanto a proveedores como a las obligaciones fiscales que le correspondían; siempre fuimos los trabajadores quienes sostuvimos esa fábrica y la producción. Pese a la constante falta de insumos, logramos darnos las estrategias para que no faltaran los productos y así poder seguir trabajando", contó Viviana en representación de sus compañeros.

"La actitud sigue siendo la misma de negación e incumplimientos hacia nosotros. Sabemos que atrás de esto hay una gran especulación inmobiliaria respecto a la fábrica en dónde la lógica sería la misma: hacerse más ricos ellos a costa nuestra ¡No al cierre de la fábrica! ¡Queremos seguir trabajando!", completó la trabajadora.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO