Internacional

TRES SEMANAS DE PROTESTAS

Trabajadores agrícolas radicalizan protestas en India

Cuando se cumplen 19 días de lucha los trabajadores agrícolas radicalizan los bloqueos y suman una huelga de hambre contra las leyes neoliberales del Gobierno de Modi.

Lunes 14 de diciembre de 2020 | 12:59

Tras 19 días de protestas, los campesinos indios intensificaron este lunes las movilizaciones con nuevos cortes de carreteras y breves huelgas de hambre para mostrar su rechazo contra tres leyes que liberalizan el sector agrícola.

"Estas leyes no solo afectan negativamente a los agricultores, sino que también pondrán en peligro la seguridad alimentaria de la nación", subrayó en Twitter All India Kisan Sabha (AIKS), una de las principales organizaciones campesinas opuestas a la reforma.

El Gobierno del nacionalista Modi busca pasar una serie de reformas neoliberales para destruir el sistema de agricultura actual, permitiendo la apertura y el ingreso de las grandes transnacionales del agronegocio. Esto generó el descontento entre los trabajadores agrícolas y sus familiar. Cerca de 500 millones de personas trabajan directa e indirectamente en el sector agrícola y el 50% de la población, de 1.300 millones de habitantes, depende de este sector para sobrevivir.

Te puede interesar: Se intensifican las protestas de agricultores en India

Tras llamar a la intensificación este lunes de las movilizaciones para presionar al Gobierno, sobre todo con el corte de las carreteras de acceso a la capital india, AIKS insistió en que a pesar de las diferentes rondas de negociación con el Ejecutivo, "la derogación de estas leyes es la única forma de suspender las protestas".

Las leyes buscan desregular los precios y la cantidad vendida de ciertos cultivos, y permiten negociar con empresas para comercializar sus productos, en vez de vender su cosecha en mercados mayoristas regulados por el Gobierno como hasta ahora.

Te puede interesar Cientos de miles de campesinos ocupan la capital de India contra las políticas del Gobierno

El Gobierno insiste en que las leyes son beneficiosas para los agricultores y el ministro de Agricultura, Narendra Singh Tomar, dijo que "Las intenciones del Gobierno indio son buenas (...) Hemos tratado de explicárselo a los sindicatos de agricultores, de hacérselo entender. Queremos mantener una discusión cláusula por cláusula con ellos. Si expresan sus opiniones sobre nuestras propuestas, podremos avanzar". Sin millones de trabajadores agrícolas no opinan lo mismo, y todas las negociaciones con el Gobierno han fracasado. El paquete de leyes neoliberales les quita a los campesinos un precio mínimo asegurado por el Estado y a partir de ahora el valor de sus productos quedaría en manos de la especulación de las empresas agroindustriales que esperan arruinar la economía de los pequeños campesinos para hacerse de tierras y cultivos. De hecho decenas de miles de agricultores ya tienen deudas que no pueden afrontar y ven cómo los bancos se quedan con sus tierras y casas, lo que ha provocado un incremento inédito en los suicidios de parte de agricultores desesperados.

Grandes protestas volvieron a repetirse este lunes en varios de los accesos a Nueva Delhi, donde los campesinos llevan 19 días acampados, viviéndose momentos de tensión entre los manifestantes y la Policía, que trataba de evitar el corte de las carreteras.

La represión policial contra los agricultores que protestaban en la carretera Delhi-Jaipur en las afueras de Delhi dejó cerca de 20 campesinos detenidos, que fueron liberados una hora después tras la movilización de cientos de agricultores al lugar donde se encontraban.

El Gobierno de Modi ha venido desarrollando un fuerte perfil nacionalista, xenófobo y racista hacia musulmanes, paquistaníes y, también aprovechando la confrontación con China, para intentar soldar una unidad nacional reaccionaria para avanzar el un ataque sobre los trabajadores. Modi aprovechó la pandemia para avanzar en los planes de liberalización del campo y con leyes laborales de corte neoliberal. El coronavirus a su vez ha golpeado fuertemente en India ubicándolo como segundo a nivel mundial en cantidad de casos y fallecidos.

Las leyes laborales que buscan flexibilizar al extremo el trabajo y reducir salarios, ya han provocado una huelga que fue acatada por más de 200 millones de personas.

Te puede interesar La huelga más grande del mundo: 200 millones de trabajadores paralizan la India

A pesar de la política nacionalista con la que el Gobierno buscó eliminar todo tipo de críticas, los manifestantes han recibido el apoyo popular y de diversas celebridades, que se expresan en redes sociales en forma permanente. También generó un enorme rechazo la declaración de miembros del partido gubernamental que señalaron a los campesinos como terroristas y traidores.

Estas explosivas manifestaciones de los trabajadores de la ciudad y el campo muestran las dificultades del Gobierno indio para avanzar en un ataque frontal a las conquistas históricas de la clase obrera y los trabajadores agrícolas de la India.







Temas relacionados

trabajadores agrícolas   /    agroindustriales   /    Narendra Modi   /    India   /    Huelga   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO