×
×
Red Internacional

Tras la represión en la mañana a residentes de salud, un centenar de trabajadoras y trabajadores del sector se manifestaron frente a casa de gobierno ante las medidas de ajuste del gobierno de Capitanich.

Miércoles 26 de octubre | 23:56

Este martes por la tarde, en la esquina de la casa de gobierno, en la ciudad de Resistencia, se concentraron un centenar de trabajadoras y trabajadores autoconvocades de salud, pertenecientes a diferentes sectores.
En el lugar dialogamos con Jaime Guiot dirigente de SiPrE (sindicato de profesionales de enfermería)-Chaco, quien nos contó que el motivo de la medida de lucha se debe a “el veto del gobernador a la bonificación que recibían todas y todos les trabajadores de salud y que ahora solo será abonado a médicas y médicos”. Este bono significaba, aunque en negro, “una suma automática igual al básico”. Además, agrega, en el decreto, el gobierno desconoce a enfermería, que en la provincia son alrededor de seis mil trabajadoras y trabajadores, como parte del equipo de salud, “considerados simplemente colaboradores”.
Agregó que el gobierno “desconoce la carrera de enfermeras y enfermeros”, mientras, a la vez, “obliga a auxiliares de enfermería a profesionalizarse”.
Este recorte, que desde La Izquierda Diario venimos revelando como parte de la política económica diseñada desde el FMI, afecta derechos como a la salud, la educación, asistencia social, la cultura y se extiende por todo el país.
Para nuestro interloculor, en la provincia, la situación de trabajadoras y trabajadores se agrava con el aumento continuo de precios que “obliga a recurrir a adelantos de sueldos, créditos y préstamos” para llegar a fin de mes, y que “no alcanza con el 7% de aumento acordado entre el gobierno y el gremio mayoritario” que representa a trabajadores del sector público. Esta caída del salario no se recupera desde el año 2015, “cuando era considerado el mejor salario para el sector en toda Latinoamerica” y golpea principalmente al futuro, ya que “si un licenciado de enfermería, en su carrera llega a cobrar $200.000, cuando se jubile apenas llegara a cobrar la mitad” debido a que “la mayor parte del salario de bolsillo es en negro”
Frente a esta situación trabajadoras y trabajadores de salud se aprestan a salir a la calle para recuperar el poder adquisitivo del salario, para un sector esencial, que en la pandemia fue aplaudida, “donde se atendieron funcionarios y sus familias” y hoy son víctimas del ajuste “a nivel nacional y provincial, por estos gobiernos justicialistas”, y pregunta “¿dónde está la doctrina justicialista para la salud pública?”

¿Como la seguimos?
Desde este medio reflejamos la lucha de salud que se extiende en todo el país y se referencian en las experiencias de unidad, coordinación y lucha en común de residentes y concurrentes de CABA con trabajadores del Hospital de Pediatría Garrahan, donde participan juntos enfermeras y enfermeros, personal de limpieza, camilleres, etc.
También en la emblemática lucha de “los elefantes de la salud” en Neuquén, en el año 2021, donde unidos a la comunidad mapuce, textiles, ceramistas, camioneros y petroleros y organizaciones de desocupades, rompieron el acuerdo del gobierno provincial con la conducción burocrática del sindicato.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Trabajadoras-y-trabajadores-de-salud-se-movilizan-frente-al-ajuste