×
×
Red Internacional

El Gobierno lanzó “Registradas”, un programa que se propone reducir la informalidad en el sector de las trabajadoras de casas particulares, subsidiando a los patrones. Con un salario que apenas ronda los 28 mil pesos ¿Qué opinan las trabajadoras de este programa? .

Nancy MéndezLic. en Trabajo Social UBA | Redacción Zona Norte Gran Buenos @NancyMariele

Miércoles 29 de septiembre | 15:02

Hace 12 años que Mercedes trabaja limpiando casas en barrios privados. Siempre busco que la regularicen, que le hagan los aportes previsionales y le paguen las cargas sociales que corresponden. Sin embargo los patrones se las arreglan para no hacerlo, me cuenta indignada. Ella tiene 49 años, vive en Los Troncos del Talar, una localidad que linda con Nordelta. Toda su vida trabajó en negro, empezó a los 13 años en una fábrica textil, y luego por distintas en la zona norte.

En toda su trayectoria laboral nunca fue registrada. El lunes mientras el gobierno anunciaba con bombos y platillos el programa “Registradas”, a Mercedes le estallan los grupos de whatsapp que comparte con sus compañeras trabajadoras de casas particulares. ¿Todavía no saben las patronas que nos tienen que registrar? manifiestan varias de ellas.

¿Por qué no se destina todo ese dinero para realizar un censo que nos diga quienes son los empresarios y patrones que no registran a sus trabajadoras? ¿Por qué se hace propaganda por arriba en nuestro nombre si nuestro sueldo nunca mejora? . Son algunas de las preguntas a las que se refieren Mercedes y Ana, una compañera trabajadora de casas particulares en la Zona Norte del conurbano bonaerense.

En Argentina se calcula que hay más de 1,5 millones de trabajadoras de casas particulares. El 97% son mujeres, tres de cada cuatro están en la informalidad y la mitad son jefas de hogar.

Analía es jefa de hogar, mamá de 2 niños. Escuchó a la ministra Gómez Alcorta quien en la presentación del programa afirmó que “es un programa de recuperación económica, generación de empleo e inclusión social de las trabajadoras de casas particulares”.

Entonces, se pregunta ¿Por qué no me dan a mi ese dinero que yo lo necesito, y le digo al Estado quien es el que me tiene en negro? Ella hace tiempo que viene realizando el trabajo que deberían hacer varias personas, y le pagan solo 20 mil pesos al mes, no cobra ni viáticos ni presentismo. Analía refiere además que la obra social es una "porquería", si alguien se quiere asociar en otra no se lo permiten. “Me enferma tanta injusticia para las trabajadoras de casas particulares”, Finalizó.

El Programa Registradas cuya inscripción permanecerá abierta durante octubre, noviembre y diciembre- consiste en la transferencia por parte del Estado nacional de una suma por mes equivalente al 50% o 30% de la remuneración neta mensual declarada por el empleador al momento de la inscripción al programa. Será por un monto de hasta $15.000, y tendrá una vigencia de seis meses desde el momento del alta de la trabajadora. Por la implementación de este programa, el Estado nacional paga una parte del sueldo de la trabajadora durante 6 meses, mientras la parte empleadora debe registrarla y pagar sus aportes, contribuciones, ART y el porcentaje del sueldo restante.

Te puede interesar: Salarios bajos subsidiados por el Estado: ¿Qué es el plan Registradas para trabajadoras de casas particulares?

Es importante remarcar que transcurridos los 6 meses, el empleador debe mantenerlas registradas por el periodo de 4 meses más, establecido este tiempo, la posibilidad de un despido vuelve a estar presente. Este subsidio alcanza a empleadores que declaren ingresos mensuales hasta $175.000. Sin embargo, no representa una mejora en los salarios ni las condiciones laborales de las trabajadoras de casas particulares, sobrerrepresentadas en los sectores informales durante la pandemia.

Te puede interesar: Denuncian a senadora del PRO: le pagaba a la empleada de su casa con un contrato de la cámara

A las voces de Mercedes y Ana, se suma la voz de Claudia; ella lleva más de una década trabajando en casas particulares. Me cuenta que con su sueldo no le alcanza para poder siquiera comer carne ella y sus hijos durante la semana.
¿Cómo es posible que nunca podamos tener un sueldo que nos permita alimentarnos como corresponde, a nosotras y a nuestros hijos? Manifestó indignada.

Te puede interesar: Feminismo de ministerios: con agenda pero lejos de la mayoría de las mujeres

Historias como las de Mercedes, Ana y claudia se repiten, las trabajadoras de casas particulares son quienes tienen los sueldos más bajos del mercado laboral estando incluso la remuneración reglamentaria formal por debajo del salario mínimo. El salario desde el mes de septiembre para la quinta categoría (personal para tareas generales) apenas llega a $28.457 con retiro, mientras el salario mínimo vital y móvil se ubica en $31.104 para este mes. Este sueldo no se modifica con la implementación del programa “Registradas”.

Estas trabajadoras necesitan recomponer su salario y mejorar la calidad de vida de ellas y sus hijos. Una canasta de referencia es la que elabora la Junta Interna de Ate Indec, que incluye el gasto de alquiler, y se acerca a lo que necesita un hogar para llegar a fin de mes: en agosto fue de $108.660. Ninguna trabajadora debería ganar menos de esta suma. Mientras el Gobierno le pagó al FMI, este miércoles alrededor de U$S 1.900 millones correspondiente al vencimiento de capital por la deuda heredada de Macri. Un monto que equivale a 3,7 millones de IFE de $ 50.000.
¿Cuántas familias podrían mejorar su calidad de vida con el dinero que se le entrego al FMI?

Las trabajadoras de casas particulares hace décadas que luchan por su legítimo reconocimiento, por su efectivización. Pero también por sus derechos salariales, es urgente la reapertura de las paritarias para recuperar lo perdido en los últimos años con una cláusula gatillo trimestral y un salario mínimo igual a la canasta familiar.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias