×
×
Red Internacional

Los trabajadores municipales de la salud de La Matanza desde hace meses están dando una pelea por mejores condiciones de trabajo y salarios acordes a la canasta familiar, ya que sus sueldos no superan los 9 mil pesos de básico.

Sábado 8 de mayo | 14:48

Como nos relataron varios de los trabajadores de salud del Policlínico en la jornada que llevaron adelante el viernes 7: "estamos percibiendo un salario por debajo de la línea de pobreza". En este sentido, Mario Candoti, delegado, nos contaba "estamos a mitad de mes y las y los compañeros no dan más, no llegan a darles de comer a la familia y tiene que ir a los comedores."

Los trabajadores municipales de La Matanza y en particular los de salud, vienen siendo protagonistas de una serie de acciones, marchas, radios abiertas en la plazas, rondas en los Hospitales de Niños y Germani. Concentraciones en la plaza de San Justo frente a la municipalidad y en reclamo por mejores condiciones laborales.

Es por esto que se reunieron en asamblea para debatir cómo seguir. Definieron mantener el estado de asamblea permanente en el que se encuentran, continuar con el trabajo a reglamento, es decir, no realizar tareas que se encuentran por fuera de su contratación laboral. A su vez llevarán adelante una acción en la calles coordinada con los otros hospitales de La Matanza la semana que viene.

En medio de la segunda ola, con creciente demanda laboral y el esfuerzo que ello implica, cubriendo turnos de trabajadores de licencia por riesgo, que jamás fueron reemplazados, exponen sus vidas como el resto de los trabajadores esenciales. El gobierno municipal de Espinoza, como denuncian, no da respuestas efectivas a la situación laboral de los trabajadores, ni del colapso sanitario en que se encuentran los hospitales del distrito.

Te puede interesar: Los "no anuncios" de Fernández ante el colapso del sistema de salud en el AMBA

En este escenario Mario denunció: "solo 4 compañeros recibieron las dos dosis, el resto está por completar las 12 semanas de la primera dosis, y están arriesgando sus vidas", y agregó: "En el sector municipal ya son 14 los compañeros fallecidos."

Una trabajadora contó la situación del Policlínico: "hay 7 camas Covid; 4 de ellas están ocupadas. Dividieron las salas de internación maternal con paneles de madera para poner camas destinadas a internación Covid."

El ejemplo de las y los trabajadores de Neuquén, estaba presente entre los trabajadores del Policlínico quienes plantearon que hay que continuar su camino, porque si en Neuquén lo lograron en La Matanza también es posible.

Te puede interesar: Autoconvocados de Neuquén vuelven a la primera línea para enfrentar la segunda ola de contagios

Al igual que hicieron los trabajadores de salud de Neuquén, que lograron hacer resonar en la provincia y a nivel nacional la pelea que estaban dando, junto a sectores de la población que los apoyaron constantemente, es esencial la coordinación de los distintos conflictos en lucha, junto a las tomas como Los Ceibos en Catán, Villa Union en Rafael Castillo que pelean por tierra y vivienda digna, los trabajadores de Just, las y los docentes que también pelean por escuelas en condiciones y protocolos para evitar contagios, junto la Clínica San Andrés que pelea por sus puesto de trabajo y la Clínica Constituyentes, que hace meses se organizan para que les paguen salarios y aportes adeudados. De esta forma, exigir a los sindicatos que rompan la tregua, y convoquen a un plan de lucha para enfrentar la situación actual que gobiernos y empresarios quieren que caiga sobre las espaldas del pueblo trabajador.

Es fundamental, también, poner en pie una comisión de solidaridad que rodee de apoyo a quienes están en la primera línea, donde no solo participen organizaciones de derechos, humanos, seccionales de sindicatos como Suteba La Matanza de la docencia, estudiantes, que quieran ser parte, también, de la coordinación de acciones que nacionalicen el conflicto para que triunfe.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias