Sociedad

Derecho a la vivienda

Trabajador de Guernica: "El Gobierno siempre favorece a los ricos y deja a los pobres atrás"

Juan es un obrero de la construcción, se quedó sin trabajo tras la pandemia y junto a su compañera, trabajadora de casas particulares, forman parte de los miles que pelean por el derecho a la tierra y la vivienda en Guernica.

Solana Benítes Besares

Juventud del PTS

Pierina Marzocca

Estudiante de medicina - UNLP | Agrupación Levogiro

Jueves 8 de octubre | 14:03

En la entrevista que brindó a La Izquierda Diario, Juan resaltó lo fundamental que es el apoyo que recibieron de los estudiantes, personal de salud, docentes, y de trabajadores de distintos sectores, para que se suspenda el desalojo y no haya represión, así como también, para seguir fortaleciendo esta unidad para que su lucha triunfe.

Ver esta publicación en Instagram

"El gobierno debería dejar de beneficiar a los ricos y darle oportunidades a la clase obrera, si somos nosotros los que construimos todo" Entrevistamos a Juan trabajador de la construcción, se quedó sin su fuente de trabajo tras la pandemia y junto a su compañera es parte de las miles de trabajadoras domésticas de la toma que están peleando junto a otros miles de trabajadores y jóvenes por el derecho a la tierra y la vivienda. El nos contó lo fundamental que es el apoyo que recibien desde los estudiantes, trabajadores de la salud, docentes, y trabajadores de distintos sectores, para que se suspenda el desalojo y no haya represión, cómo la necesidad de seguir fortaleciendo esta unidad para que su lucha triunfe. Tras la suspensión del desalojo le dijo a los vecinos " no festejen, todavía no ganamos la guerra". Y nos explico “Ahora estamos en guerra, no hay que aflojar, ni dejarse engañar para que nos cansemos y los vayamos". Al instante se le despertó una sonrisa "Cuando ganemos, ahí si, vamos a invitar a todos los estudiantes y jóvenes como ustedes para comer un asado enorme y poner una mesa lque atraviese la toma” Nos contaba "Un día casi me voy por el agujero de un ascensor porque cuando estás tan cansado se te va la cabeza, yo trabajaba hasta fines de semana para pagar la educación de mí hija porque sino no llegaba". La emocion se le notaba en los ojos, cuando hablaba de su hija y su futuro. Ella es parte de los miles de estudiantes que tuvieron que dejar de estudiar por la crisis social y económica profundizada con la crisis de la pandemia. También remarcó que los trabajadores son los que construyen todo, incluso los countrys ociosos como el que quieren construir en el lugar donde él pelea por tener su casa. "Nosotros podemos hacer escuelas y salitas para las familias que están peleandola". Unos lo usarían para hacer negocios y ellos para poder vivir dignamente. Sus conclusiones iban hilandose a medida que charlamos durante la tarde. “Yo se que es ilegal pero no le hago mal a nadie, el mal de los ricos es el bien nuestro”

Una publicación compartida de Pierina Marzocca (@pierina.marzocca) el

Tras la suspensión del desalojo les dijo a los vecinos, "no festejen, todavía no ganamos la guerra". Y explicó, “no hay que aflojar, ni dejarse engañar para que nos cansemos y nos vayamos". Al instante se le despertó una sonrisa, "cuando ganemos, ahí si, vamos a invitar a todos los estudiantes y jóvenes como ustedes para comer un asado enorme y poner una mesa que atraviese la toma”.

El trabajador contó su historia y sus reflexiones al calor de está pelea que él nunca esperó dar. Años de vida construyendo edificios que valen millones de dólares, recibiendo centavos que apenas le alcanzan para sobrevivir, nunca pudo comprarse un terreno, la realidad de millones de familias trabajadoras, que gobierno tras gobierno ven como se les niega el derecho a la vivienda.

"Un día casi me voy por el agujero de un ascensor, porque cuando estás tan cansado se te va la cabeza, yo trabajaba hasta fines de semana para pagar la educación de mi hija". La emoción le llena los ojos cuando habla de su hija y su futuro. Ella es parte de los miles de alumnos y alumnas que tuvieron que dejar de estudiar por la crisis social y económica profundizada con la pandemia.

Asimismo, Juan remarcó que los trabajadores son los que construyen todo, incluso los countrys ociosos como el que quieren construir en el lugar donde él pelea por tener su casa. "Nosotros podemos hacer escuelas y salitas para las familias que están peleándola". Unos lo usarían para hacer negocios y ellos para poder vivir dignamente.

“Yo se que es ilegal pero no le hago mal a nadie, el mal de los ricos es el bien nuestro”

En Guernica, cómo en tantas otras ciudades, son millones de familias a quienes les arrancaron tantos derechos, que se animaron a tomar y construir su destino con sus propias manos.

Hoy tienen que pelear contra los planes del Gobierno, que como respuesta amenaza con desalojo y represión, con la única salida de ir vivir en la calle, o a lo sumo hace entrega de un par de chapas para que construyan, pero sin garantizar siquiera un pedazo de tierra. Los aprietes y promesas falsas son moneda corriente, buscan dividir la unidad y organización de los vecinos.

Por último, Juan remarcó la necesidad de movilizar en apoyo a las familias de Guernica en las acciones que se llevarán a cabo en La Plata y en Capital Federal. Es fundamental el apoyo de todos los que creemos que la enorme lucha de las Familias de Guernica tiene que triunfar.







Temas relacionados

Toma de tierras   /    Covid-19   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Guernica   /    Familias sin techo   /    Desalojo   /    Provincia de Buenos Aires   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO