×
×
Red Internacional

El Círculo Rojo. Tilcara: la epopeya en la altura que fue una de las claves del éxito para México 86

El periodista Juan Ignacio Provéndola charló con El Círculo Rojo (Radio con Vos, FM 89.9) sobre su reciente libro Operación Tilcara 86 que narra el mítico viaje de la selección que luego alzó la Copa del Mundo.

Sábado 19 de noviembre | 16:44
Juan Ignacio Provéndola, autor del libro Operativo Tilcara 86, visitó los estudios de Radio Con Vos. Conversó con Pablo Anino, Malena Cig, Augusto Dorado, Fernando Rosso, Celeste Murillo y Diego Sacchi.

Juan Ignacio Provéndola es Licenciado en Periodismo y docente en la carrera de Comunicación Social de la Universidad de Buenos Aires. Escribe sobre cultura, deportes y sociedad en el diario Página 12 y en otros medios. Es autor de libros como Villa Gesell Rock & Roll, Rockpolitik: 50 años de rock argentino y sus vínculos con el poder político, El ojo que espía y Autostop, entre otros. Su trabajo más reciente es Operativo Tilcara 86, diez días que valieron un Mundial de Ediciones Sudestada y para presentarlo y contarnos de qué se trata, conversó este último jueves con el staff del programa El Círculo Rojo (jueves de 22 a 24 hs por Radio Con Vos, FM 89.9).

Escuchá acá la entrevista completa

Para sintetizarnos qué fue a hacer aquella selección argentina de 1986 a Tilcara en enero de ese año, Juan Ignacio Provéndola nos planteó que fueron “dos cosas, fundamentalmente -a decir de Bilardo- perderle miedo a la altura. No era tan común como ahora que las selecciones de Sudamérica tuvieran que viajar sí o sí a la altura como mínimo una vez a La Paz y una vez a Quito, por lo menos, y ahora se le suma una tercera escala que es en Chile, en el desierto de Calama. Aparte de problemas en el oxígeno, la altura genera dolores de cabeza, taquicardia, uno siente que la cabeza la estalla… Lo que deseaba Bilardo era que los jugadores le perdieran el temor a esas reacciones viviendo una experiencia relativamente similar en Tilcara que tiene la misma condición geográfica que el Distrito Federal y que Puebla, que son las dos ciudades que por el sorteo le tocaron a Argentina en aquel mundial”, explicó. “Por otro lado, la intención fue empezar a conformar un grupo, cosa que no venía pasando. El 85 fue un año durísimo para la selección, por la clasificación accidentada, la pelea de Bilardo con Passarella, malos resultados en amistosos… Ese viaje a Tilcara fue una mezcla de ciencia y de fe porque Bilardo tenía un argumento científico que era el médico cardiólogo que era especialista en preparaciones en altura (que fue un poco la carta que tuvo para convencer a Grondona) y después una parte más mística que tenía que ver con armar un grupo… Tilcara es donde comienza eso que después se corona en la recordada concentración en el club América de México un mes antes del Mundial”.

Volviendo a esta idea de que este viaje “forjó una unidad” en el plantel, Provéndola cuenta que “fue clave que ahí es donde Bilardo lleva realmente a los jugadores que él quiere. Hasta ese momento venía combinando los que él quería con los que se le imponían como Passarella, Fillol, incluso hasta jugadores de su propio Estudiantes campeón de 1982 como Miguel Ángel Russo, Julián Camino o el Bocha Ponce… De los 14 que viajan a Tilcara, 12 van a México, lo que demuestra que a esa altura ya tenía mas o menos claro qué jugadores quería llevar. Esencialmente lo que arma en Tilcara es el bloque defensivo, todo el laburo de mitad de cancha para atrás”, completó.

El periodista Juan Ignacio Provéndola conversó con el staff de El Círculo Rojo por Radio Con Vos.
El periodista Juan Ignacio Provéndola conversó con el staff de El Círculo Rojo por Radio Con Vos.

Fernando Rosso, conductor del programa, consultó sobre qué recuerdo quedó en Tilcara de aquel viaje mítico. “Lo recuerdan más que nada las generaciones que lo vivieron, los más jóvenes no tanto, tal vez va quedando en el olvido porque no hubo grandes registros de ese momento, salvo algunas coberturas de diarios nacionales, la revista El Gráfico y algunos diarios de Jujuy. Pero a la vez, al haber poco registro también generó otra mística”, nos comentó el autor del primer libro sobre el tema.

También te puede interesar: Diez días que valieron un Mundial: intimidades de la procesión a Tilcara en enero de 1986

En relación a la leyenda de la supuesta promesa no cumplida de aquel plantel con la Virgen de Copacabana, Provéndola aseguró que es incomprobable que haya existido esa promesa, y recordó la publicidad de Coca Cola de 2018 en la que hizo viajar de regreso a Tilcara a algunos campeones de 1986 en una puesta en escena que intentó simular espontaneidad, aunque fue realizada en varias tomas.

Entre los momentos fuertes del libro está el momento en que Carlos Salvador Bilardo declara “En mi equipo solo Maradona tiene el puesto asegurado”, en un momento en el que Diego todavía no había tenida grandes temporadas en Europa. A propósito de esto le consultamos al autor de Operativo Tilcara 86 qué valoración tiene sobre el DT de aquel equipo que luego se consagró campeón: “Me parece que el viaje a Tilcara es un ejemplo de su capacidad de liderazgo”, sostuvo y agregó que “hizo un rescate muy valioso de Diego porque en ese momento todavía no había ganado nada en el Nápoli, había que apostar por Diego en ese momento que venía de una experiencia deslucida en el Barcelona, Bilardo lo banca en un momento en que varios jugadores campeones del 78 todavía estaban en edad de competir”. También planteó la importancia de Tilcara en ese momento que no era un lugar turístico “Tenía un solo teléfono todo el pueblo y no había tele, lo que era importante para Bilardo porque eso le aseguraba que los tilcareños no conocieran a los jugadores de la selección… Salvo Bochini, el resto no eran muy conocidos. Eso le aseguraba tranquilidad a la delegación. Imaginemos lo que sería hoy si Messi viajar a cualquier lugar del mundo a tratar de estar tranquilo”.

Finalmente, sobre la famosa anécdota de Bilardo disfrazado para ir a controlar a los jugadores que habían salido un rato a divertirse en una noche de Tilcara, Juan Ignacio reafirmó que fue así. “Bilardo estaba contento por el resultado de la gira, todos habían entrenado bien, ninguno se quejó a pesar de que entrenaban en triple turno con altísimas temperaturas en pleno enero, y por eso les permite ir a un baile de carnaval de los que se organizan a esa altura del año… Pero le picaba saber cómo se irían a portar sus jugadores y por eso le pide a una mujer que trabajaba en el Hotel de Turismo que lo disfrazara de chola, de mujer kolla… Él estaba preocupado porque se le notaba la nariz (risas), pero lo tapan y logra disimularlo… Me río porque le hice una entrevista a Bilardo por esta historia en Radio La Red y me contaba esta historia, estábamos los dos sentados y Bilardo me decía que él para disimular en esa fiesta se puso a bailar y dijo Y mirá pibe que yo bailo bien ¿Querés que te muestre? y se para Bilardo y se empieza a mover (risas)… Nadie me creía esta anécdota hasta que en la docu serie que hizo HBO sobre Bilardo hay un video buenísimo de él bailando…”. Como conclusión, Provéndola contó que en aquella noche de Tilcara el disfraz fue efectivo porque no lo reconocieron hasta que él mismo lo dijo y hasta se tomó la libertad de hacerle un último chiste a Bochini al volver para el hotel “Lo saludó con un adiós, bonito y el Bocha cree que es realmente una mujer y como él es medio introvertido y tímido se puso medio colorado y le respondió Gracias, señora (risas)… Fue un poquito para romper esa formalidad, Bilardo tiene esa fama de rígido, pero reconoce que esto de disfrazarse lo hizo por él mismo porque si no le hubiera explotado la cabeza con tanta obsesión, tenía que distender”.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Tilcara-la-epopeya-en-la-altura-que-fue-una-de-las-claves-del-exito-para-Mexico-86