×
×
Red Internacional

Las empresas Mirgor y NewSan suspenden trabajadores por tiempo indefinido a pesar de las ganancias millonarias que han obtenido ambas empresas en los últimos años. Hay que rodear de solidaridad a las trabajadoras y los trabajadores.

Sábado 23 de julio de 2022 | 11:58

El pasado miércoles 20 de julio la empresa Mirgor de Nicolás Caputo suspendió a más de 100 trabajadores argumentando la falta de insumos.

Desde que comenzó la pandemia en 2020 Caputo lleva despidiendo a más de 700 trabajadores, aun cuando se prorrogara la 19640 (Ley de Promoción industrial) que beneficia a las empresas radicadas en la provincia de Tierra del Fuego. Su patrimonio tuvo un incremento de algo más de 22 millones de dólares durante la pandemia.

Quien también se suma a las suspensiones por tiempo indefinido es Rubén Cherñajovsky, dueño del grupo NewSan. Así lo denunciaron trabajadores de la planta “2”. Más de 40 trabajadores fueron suspendidos, provocando el cierre del turno nocturno (de 18 a 00 horas) por completo, y otros 20 trabajadores del turno tarde. “Las suspensiones son indefinidas, no nos dieron fecha de vuelta, creemos que no nos van a volver a llamar” así lo planteó un trabajador a La Izquierda Diario.

Rubén Cherñajovsky (Grupo Newsan) se encuentra entre los tres primeros empresarios más ricos del país. Pasó de tener 2003 a 2586 millones de dólares en el mismo período (2020 Y 2021), un aumento de 583 millones (Centro de Economía Política de la Argentina).

El año pasado, Newsan Food generó exportaciones por 110 millones de dólares, distribuyendo sus productos en más de 35 países.

Te puede interesar: Los ricos nunca pierden, pero los trabajadores se organizan

En distintos puntos del país la clase trabajadora viene resistiendo los ataques de las patronales y del gobierno. Tal es el caso de los trabajadores del neumático en Buenos Aires, o FyRSA en Chubut.

Pero además, de las provocaciones de las patronales nos quieren obligar a vivir el ajuste que impone el gobierno nacional para cumplir con el FMI. Que paguen la deuda quienes la generaron y no la clase trabajadora.

Te puede interesar: Un Estado al que especuladores y capitalistas no paran de “torcerle el brazo”»

Como plantea Nicolás del Caño "Es necesario un paro nacional y un plan de lucha para que la mayoría trabajadora intervenga con su propio programa para dar una salida favorable a las mayorías ante el agravamiento de la crisis y evitar que los platos rotos los paguen los mismos de siempre".

El comercio exterior controla lo que se vende al exterior (exportaciones) y lo que se compra (importaciones) y lo controlan un grupo de empresarios que además especulan con el dólar y la fuga de capitales. Se apropian de esos dólares y nuestras riquezas, favoreciendo la devaluación de nuestra moneda haciendo que suban los precios y se pulvericen salarios y jubilaciones.

La nacionalización del comercio exterior bajo control obrero permitiría controlar las divisas extranjeras a partir de centralizar las exportaciones y las importaciones. Así, junto con la nacionalización de la banca, se controlaría la entrada y salida de dólares bajo control de los trabajadores, evitando las maniobras especulativas que hacen las grandes patronales y la fuga de capitales. Además, se podrá priorizar las compras al exterior necesarias en lugar de bienes de lujo para los ricos.

Te puede interesar: Los trabajadores tenemos que organizarnos por una salida de fondo a la crisis https://www.laizquierdadiario.com/S...

Ante los ajustes del gobierno y los ataques de las patronales, los trabajadores tenemos que organizarnos y dar la pelea en las calles.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias