×
×
Red Internacional

Esta semana, la provincia de Tierra del Fuego festejó el 30° aniversario de su declaración como provincia, allá por 1991. Mientras el gobernador Mellela señalaba que uno de los desafíos de la provincia es “la generación de empleo”, las y los trabajadores enfrentan los ataques antisindicales, los despidos, las suspensiones y los pagos en cuotas que imponen las patronales

Jueves 3 de junio | 19:40

El 1° de junio pasado, en el 30° aniversario de la provincia, el gobernador Gustavo Melella declaró que "El gran desafío de hoy es superar la pandemia, pero otro gran desafío es la generación de empleo. Estamos trabajando intensamente en la ampliación de nuestra matriz productiva, con la mirada puesta en la extensión del subregimen de promoción industrial al que debe sumarse la industrialización del gas y del petróleo”. Y llamó a concretar “el Polo Logístico Antártico, una iniciativa para abastecer y proveer de servicios a las embarcaciones que se dirigen al Continente Blanco”, y a desarrollar en la provincia “la denominada industria del conocimiento”.

Mientras el gobernador Melella, aliado del Frente de Todos, hacía este discurso, lleno de alegría y optimismo por el futuro, la realidad era bien distinta en Río Grande, la ciudad obrera de la provincia, donde se concentran la mayor cantidad de industrias metalúrgicas, textiles y plásticas de la isla. Industrias ensambladoras en su mayor parte que se benefician con el régimen de la promoción industrial, entre los que se destaca la reducción y/o exención de impuestos nacionales. Beneficio del que no gozan los trabajadores.

¿Por qué decimos esto?

Porque mientras el gobierno y las patronales festajan, las y los trabajadores de Digital Fueguina y Tecnosur luchan, como miles de trabajadores de Garbarino en todo el país, contra el lock out empresario que los quiere dejar en la calle luego de años de dejar la vida en la fábrica, ocupando la planta en defensa de las fuentes de trabajo y para que no vacíen la fábrica.

Te puede interesar: Río Grande: lockout patronal de Garbarino

Pero no son solos los obreros de Digital Fuegina los que luchan contra Garbarino en Río Grande, también se manifestaron este 31 de mayo los trabajadores del centro comercial Garbarino en la ciudad, que hace meses que vienen cobrando los sueldos en cuotas, por ejemplo, en marzo les pagaron en cuatro cuotas, en abril solo les pagaron un 30% y de mayo, ni noticias.

Los trabajadores de la textil Australtex también la vienen peleando desde el pasado mes de abril, cuando la planta de la empresa, que está ubicada en el Parque Industrial de la ciudad, se incendió el pasado 22 de abril debido a irregularidades de seguridad e higiene. Desde ese día, la empresa quiere usar el incendio para no pagar los salarios al 100% a sus trabajadores, y desarrolla prácticas antisindicales apretando a las y los trabajadores para que acuerden recibir individualmente el 70% del sueldo, como si estuvieran suspendidos. Los empresarios no pierden oportunidad para ajustar y bajar salarios, mientras aumentan sus ganancias.

Todo esto, mientras un estudio reciente del IERAF demostró que en Argentina el poder adquisitivo del salario se redujo hasta siete veces en los últimos tres años (uno del gobierno de Alberto Fernández). Además, revelaron que el monto que percibe un trabajador en la actualidad es apenas entre un cuarto y un quinto del valor real si se compara con un sueldo de hace tres años.

Por otro lado, las prácticas antisindicales no paran, además del pedido de quite de la tutela sindical que lleva adelante la empresa IATEC y el Grupo Mirgor contra el delegado Ángel Gordillo (también Secretario de Organización de la UOM) y el resto del cuerpo de delegados de dicha empresa. La semana pasada fue convalidado el despido de Gordillo por la justicia laboral 1 a carago de la jueza Miriam Edith Cristiano.

Te puede interesar: Río Grande: despidos anti sindicales en la fábrica Río Chico

La empresa Carrier, fabricante de equipos de “aire acondicionado”, no se queda atrás y hace dos semanas que le niega el ingreso a un delegado gremial perteneciente a la UOM seccional Río Grande. El gremio montó una carpa al ingreso de la planta fabril.

En la plástica Río Chico despidió a tres trabajadores en el transcurso de la primera semana de junio con causas inventadas. Una fábrica ligada al campo: “Hoy, es la bolsa líder en el mercado con un almacenamiento aproximado de más de 30 millones de granos” así reza el eslogan de la empresa productora de bolsas para silos entre, bobinas jumbo para envasamiento de material petroquímico, membranas para revestimiento de represas y canales, sachet y pañales. Perteneciente al grupo IPESA que cuenta con dos sucursales en Buenos Aires y que también despidió a un trabajador con causa inventada.

Por último, los trabajadores de la ex Brightstar, en una de las plantas del Grupo Mirgor en Río Grande, enfrentan la amenaza de suspensiones ante la falta de productividad que aduce la empresa. El Grupo Mirgor, que en octubre de 2020, anunciaba la compra de la empresa Brightstar, que produce telefonía móvil, a pesar de la promesa de garantizar los puestos de trabajo, directos e indirectos, despidió al 90% de los contratados.

Te puede interesar: Subte: Se formó el comité de lucha contra el intento de despidos a los metrodelegados

Mientras Mirgor en Río Grande despide contratados y amenaza a las y los trabajadores con más despidos, invertirá u$s 71 millones en una nueva fábrica de autopartes en Baradero, provincia de Buenos Aires, se llamará Ontec y hará piezas para proveer a la Toyota Hilux.

La fábrica Ambassador lleva ya más de un año de lucha. Comenzó con la toma de la fábrica en junio de 2020 a partir de que la patronal no les abonara salarios, jubilaciones y asignaciones familiares entre otros ítems desde enero del 2019. Una lucha que continúa hasta el día de hoy y que en algún momento el gobernador Gustavo Melella prometió que iba a solucionar. “No hagas promesas sobre el bidet”
Estas empresas que se benefician con el régimen de la promoción industrial y tienen grandes ganancias, desconocen las leyes y decretos, como la prohibición de despidos y suspensiones que se extendió hasta el 30 de junio. Solo buscan maximizar sus ganancias con la anuencia de los gobiernos y las cúpulas sindicales

Desde La Izquierda Diario ponemos nuestro medio al servicio de levantar la voz de las y los trabajadores que enfrentan los ataques de las empresas y los gobiernos, y que son silenciados por los grandes medios. Para eso, estamos desarrollando La Comunidad, una red de corresponsales en todo el país, para organizar a la clase trabajadora y a la juventud para enfrentar los ataques de las patronales y los ajustes de los gobiernos, nacional y provincial. Para fortalecer a la izquierda que se planta junto a las y los que luchen para que la crisis la paguen los que la generaron, los empresarios y no los trabajadores.

La resistencia por fabrica ante los ataques patronales muestra la predisposición de las y los trabajadores a defender los puestos de trabajo, el salario, las comisiones internas. Sería un paso importante empezar a coordinar las luchas en curso para discutir y votar en asambleas de base un plan de lucha común contra las patronales y el gobierno. El ejemplo de lucha de las y los enfermeros de Neuquén que conquistaron en base a asambleas autoconvocadas y poner en pie una interhospitalaria con acciones contundentes como bloquear Vaca Muerta durante 22 días logró torcerle el brazo al ajuste del gobierno y conquistar más del 50% de aumento salarial. En este sentido este sábado 5 de junio se desarrollará un segundo encuentro de coordinación de las luchas del AMBA en Madygraf

Te puede interesar: “Unirnos para ganar”: los sectores en lucha convocan una nueva reunión




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias