×
×
Red Internacional

Política Chile.The Economist: elecciones polarizadas, miedo a la revuelta y la presión por moderar al próximo presidente

La revista británica The Economist publicó un artículo titulado “Los votantes de Chile están al borde de un terrible error”. En él se profunda en la antesala de las elecciones presidenciales de este domingo 21 de noviembre: planteó que ni Gabriel Boric ni José Antonio Kast ofrecen "lo que el país necesita" en estos momentos.

Gabriel MuñozLicenciado en Historia

Sábado 20 de noviembre | 08:35

Sin embargo no responsabiliza a los candidatos por el estado del país. El punto de partida de The Economist es que Chile perdió "estabilidad" desde fines del 2019 con la rebelión social que duró varios meses en las calles con el objetivo de derrumbar al gobierno de Sebastián Piñera. El pacto por la paz del 15 de noviembre de 2019 salvó al presidente derechista y abrió un desvío institucional en favor de redactar una nueva Constitución. Según The Economist esto calmó las aguas pero el equilibrio anterior aún no se recupera.

“La Convención se ha convertido en un teatro de despertar con llamados a una especie ‘guerra’ contra algunas industrias fundamentales (…). Los optimistas dicen que aún puede surgir una Constitución realista y modernizadora. Los pesimistas temen una utopía de derechos inasequibles y anticapitalismo”, sostuvo The Economist.

Con igual polarización, afirmó la publicación, se realizarán las elecciones presidenciales del próximo domingo: aseguró que ni Gabriel Boric ni José Antonio Kast, que lideran las encuestas, ofrecerán a Chile lo que se necesita para retornar a la estabilidad. Al aspirante a La Moneda de Apruebo Dignidad lo calificó “de extrema izquierda”. A José Antonio Kast, en tanto, como “de extrema derecha”. La propuesta de aumentar en 8% los ingresos fiscales entre seis a ocho años de parte de Boric la considera como un "daño" a la economía. A Kast lo critica por lo contrario, por querer "recortar impuestos" como el IVA, pues eso supuestamente "bajaría la calidad de los servicios".

Las intenciones de The Economist

The Economist representa los intereses del capitalismo y específicamente del imperialismo inglés. Por eso pide "estabilidad" y "moderación" a los futuros gobiernos de la región latinoamericana porque quiere que los inversionistas extranjeros determinen la política interna y así mantener el saqueo a los recursos naturales.

Si bien Boric no es Allende, ni Kast es Pinochet, ambos representan la polarización política en estas elecciones a dos años del estallido de la rebelión popular de 2019. Aquella rebelión denunció fuertemente los 30 años del Chile neoliberal y el régimen de pos dictadura enmarcada en la Constitución impuesta por Pinochet en 1980. Por lo mismo pareciera que The Economist estaría llamando a votar por la candidata de la Democracia Cristiana Yasna Provoste quien justamente ha puesto al centro el lema "reformas en paz" continuando el modelo de Chile neoliberal. Dicha política es Senadora de la República, ha motorizado las ayudas estatales como el IFE y propone continuar la senda del reformismo senil de los dos mandatos de Michelle Bachelet. Gobiernos que profundizaron el capitalismo neoliberal y al régimen de pos dictadura.

Chile vive un estancamiento de inversiones tras el inicio de la pandemia en marzo de 2020. Los inversionistas extranjeros no han querido iniciar nuevas inversiones estructurales o productivas por la inestabilidad política e inseguridad del gobierno de Piñera. The Economist si bien descarta su apoyo a Boric quiere que éste se modere para posiblemente bendecirlo con una reanudación en las inversiones. Chile vive un crecimiento por el comercio y el consumo pero no corresponde a un nuevo ciclo económico.

Gabriel Boric y la moderación de su prorgrama

Gabriel Boric ha moderado bastante su programa estas ultimas semanas de campaña. A toda reforma social le ha interpuesto la palabra "gradual" y con un "diálogo social" con los involucrados. Y si bien llama a eliminar las administradores privadas de fondos de pensiones AFP lo hará respetando el derecho de propiedad y los intereses de los inversionistas.

Te puede interesar: Elecciones 2021. Último debate presidencial: El consenso de los principales candidatos de mantener la "gobernabilidad" con los empresarios

Te puede interesar: Elecciones. El derechizado programa de Boric en DDHH y represión

Lo que olvida The Economist también es que el propio Boric participa y gesta el pacto por la paz, que si bien es débil, ya ha asentado el funcionamiento de una pacifica Convención Constitucional donde la izquierda tiene mayoría pero no la ha impuesto y ha mantenido junto a las fuerzas tradicionales de la derecha y la ex Concertación los pilares del funcionamiento del Estado: los 2/3 constitucionales y una convención como órgano separado de la sociedad y determinado por los grupos intermedios como lo hará la CPC con la visita de Juan Sutil a la Convención la próxima semana.

Lo que The Economist llama "estabilidad" y "crecimiento" no es más que una trampa. Pues se trata de la estabilidad para mantener la explotación laboral y la opresión social en Chile, y el llamado crecimiento no es más que el crecimiento de las ganancias de los grupos económicos y las multinacionales, donde Inglaterra tiene intereses en la minería. La empresa minera BHP Billiton es una multinacional anglo-australiana dueña de las minas Cerro Colorado, Spence y Escondida.

Este domingo vota trabajadores al Congreso

Desde el Partido de Trabajadores Revolucionarios llaman a votar por sus candidatos a Diputado, Senador y Consejero Regional de la lista llamada "Frente por la Unidad de la Clase Trabajadora", cuya principal figura es Lester Calderón obrero de la ciudad de Antofagasta candidato a diputado por el distrito 3 quien plantea obtener una representación de los trabajadores en el Congreso para expresar la lucha de los trabajadores antes y después de la revuelta social. Lester propone terminar con los sueldos millonarios de los congresistas planteando la reducción de su sueldo acorde al sueldo de un profesor. Propone aumentar el sueldo mínimo a 600 mil pesos para combatir el alza de precios inédita que vive el país y renacionalizar los recursos naturales como el cobre y el litio bajo control de trabajadores y comunidades locales para avanzar en las urgentes reformas por educación, salud y vivienda.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias