×
×
Red Internacional

Elecciones estudiantiles. Terciarios de La Plata: la izquierda se consolida como alternativa a la Celeste de Baradel

Hace una semana el Frente Estudiantil de Izquierda (PTS-Desde Abajo/Pan y Rosas, UJS-PO y activistas) ganó las elecciones en el ISFDyT N°9 renovando su mandato en la conducción del Centro de Estudiantes, como viene haciendo desde 2018. Esta conquista se suma al CE de la Escuela de Arte de Berisso, y a la conformación de nuevos centros en los institutos 96 y 210. ¿Cómo se sigue?

Un regreso a las aulas marcado por el ajuste

Este año de vuelta a la presencialidad, en los institutos de formación docente y técnica, estuvo cruzado por algunos debates centrales: la quita de derechos estudiantiles y a les docentes, las pésimas condiciones de infraestructura y la precarización de la vida porque se trabaja más, la plata no alcanza y el tiempo tampoco. La inflación pulverizó el salario de docentes, estudiantes y el presupuesto, lo que significó un gran aumento de la deserción.

Te puede interesar: Terciarios de La Plata: la precarización tiene rostro de mujer

El Gobierno de la provincia baja un relato de la educación como “herramienta de inclusión social”, mientras que su gestión en la Dirección de Educación superior (DES) y la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) lleva adelante una política de ajuste en la formación docente, al mismo tiempo que busca instalar en los institutos la idea de que uno puede “elegir” si hacer la carrera en el tiempo que marca el plan de estudios o en “otros tiempos”, que son “decisiones personales”.

Con esta idea se lavan las manos por la situación de miles de compañeres que no acceden a continuar. Promueven el “sálvese quien pueda” y ocultan un contexto social en que se realizó una transferencia de recursos histórica desde los sectores laburantes a los grandes empresarios del país, hundiéndonos en un 50% de pobreza con la política de gobierno del Frente de Todos.

La votación del presupuesto de mayor ajuste para el 2023 que apoyaron el gobierno y la oposición de Juntos por el Cambio adelanta la intención del Gobierno de ir hacia a reformas de planes educativos, de reforma del régimen de evaluación y promoción, de cierre de FOBAs (fundamental para que exista formación artística gratuita) y otros ataques.
Por lo que sabemos que tendremos que preparar la lucha contra el ajuste del gobierno para pelear por más derechos como boleto, comedor e infraestructura y sostener los conquistados.

¿Por qué centros y qué modelos?

En este marco de ajuste, las agrupaciones docentes (la Celeste de Baradel) y terciarias (ETO) ligadas al gobierno se preocuparon más por frenar la organización independiente de les estudiantes que por organizar la lucha contra los ataques que sufrimos. Desde el “Coordinador regional de política estudiantil” y les CIPEs por instituto, se esforzaron por armar centros o representaciones estudiantiles que sólo se encarguen de problemas académicos y administrativos; según sus palabras “incentivando la participación política”, pero que no cuestionen los problemas de fondo de la educación pública o sus responsables.

Esto pudo verse en las elecciones del Instituto 9 donde hubo una lista impulsada por los CIPEs y con el apoyo de las autoridades (que mandaban mails solicitando candidatos), con una clara postura de hablar sólo de problemas “que podamos resolver como estudiantes”, evitando toda mención al ajuste de presupuesto o a la política educativa del gobierno. Y en el instituto 210, donde los CIPEs y las autoridades intentaron por todos los medios posibles hacer un cuerpo de delegados paralelo al que se conformó con la organización estudiantil desde abajo, con la idea de volverlos sólo “informadores” y no una red de organización estudiantil.

Desde este lado proponemos un modelo de centro distinto: Centros participativos que sean independientes, democráticos y de lucha; que potencien la voz de les estudiantes y que peleen la idea de que nadie se salva solo. Que organicen las muestras de solidaridad y bronca como en el Instituto 9 con las colectas en pandemia y la asamblea y clase pública de este año por el edificio único; en el Instituto 96 se llevó adelante una jornada de reapropiación de un mural que había sido tapado por los fachos, con la pelea por el boleto educativo para terciarios.También este año se realizó una importante concentración en pleno centro platense contra el recorte de los FOBA con la presencia de escuelas artísticas de toda la provincia.

Les compañeres de Pan y Rosas y Desde Abajo impulsamos estas medidas organizadas desde cuerpos de delegados, asambleas o coordinadoras. También abriendo los debates en las cursadas y haciendo campañas contra el ajuste, con el apoyo de docentes y auxiliares, con verdadera participación democrática estudiantil. Todo lo que hemos conseguido ha sido producto de organizarnos de forma independiente de las autoridades y el gobierno, y en lucha abierta contra sus políticas.

Estas ideas fueron apoyadas por el voto de cientos de estudiantes en la región, apoyando a los centros que ya habíamos conquistado como el 9 o la Escuela de Arte de Berisso, y conformando nuevos centros en el 96 y el 210.

¡Unidad entre institutos para pelear contra el ajuste y por nuestros derechos!

Tenemos el desafío de construir una gran corriente que enfrente el ajuste del Gobierno, el FMI y la oposición de derecha. Esta pelea también es la pelea de todos los sectores afectados por la política del Gobierno. Por eso la coordinación con otros sectores, con el horizonte de terminar con este plan es un punto clave tanto dentro y fuera del sector educativo, como se vio en el despido de los ATR, o la lucha de los laburantes del SUTNA o les residentes en salud por ganarle a la inflación. Por todo esto, desde nuestra agrupación apostamos a transformar estos lugares conquistados en puntos de apoyo de lucha contra el ajuste, junto a docentes y estudiantes secundaries.

No es una tarea fácil, pero las luchas incipientes muestran que hay disposición a enfrentar el ajuste y todo un sector que no tampoco se deja llevar por los discursos de la derecha reaccionaria que se abraza a fachos, o que ataca a la ESI como derecho. Como Pan y Rosas-Desde Abajo queremos apostar a construir un espacio de coordinación entre institutos para pelear contra el ajuste y por derechos como boleto, infraestructura y viandas para los terciarios.

No creemos en la meritocracia ni las salidas individuales, ni tampoco en la filosofía de la resignación que pelea para que “algo cambie” para que finalmente nada cambie. Por eso invitamos a todes y cada une de les compañeres que han sido parte de alguna actividad con nosotres a sumarse a alguna de las 100 asambleas que impulsamos a nivel nacional desde el PTS en el Frente de Izquierda para darle fuerza a una voz contra el ajuste. En la región las estamos impulsando en La Plata (Villa Elvira, Centro y Oeste), Los Hornos, Berisso y Ensenada. Es hora de involucrarse como estudiantes y laburantes y comprometerse con la realidad que nos rodea y pelear por cambiar la realidad.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias