×
Red Internacional
La Izquierda Diario

CRISIS POLÍTICA.Tercera noche de protestas en Paraguay: piden la renuncia del presidente Abdo Benítez

En la tercera noche de protestas en Paraguay los manifestantes se concentraron frente a la residencia presidencial pidiendo la renuncia de Mario Abdo Benítez y su vicepresidente. El colapso sanitario y la corrupción rampante desató una profunda crisis política en el país.

Domingo 7 de marzo | 20:43

Los manifestantes se concentraron este domingo en los alrededores de la residencia presidencial para pedir por tercer día consecutivo la renuncia de Mario Abdo Benítez, criticado por su gestión de la pandemia y el colapso de un sistema sanitario falto de insumos y medicinas para atender a la población.

Los participantes, en gran parte jóvenes, se ubican entre la Avenida Mariscal López y la calle República Dominicana, una zona que es parte de las principales arterias del centro de Asunción y en la que se encuentra el edificio de la Embajada de Estados Unidos.

El perímetro de la residencia está protegido por un fuerte dispositivo de la Policía Nacional, que en la primera noche de protestas fue sobrepasado por los manifestantes luego de desatar una brutal represión.

En la concentración, que coincide con el primer año de la detección de casos de covid-19 en el país, se exhiben pancartas por la renuncia del presidente, del gobernante Partido Colorado, y se denuncian algunos de los escándalos de corrupción de su gabinete.

A los recientes escándalos sobre la venta de medicamentos en el mercado negro, cuando en los hospitales no hay insumos, y las denuncias por sobreprecios en la compra de material por parte del Estado, se suma la exigencia de informar qué pasó con el préstamo de 1.600 millones de dólares aprobado por el Congreso el pasado año para hacer frente a la pandemia, y que la catástrofe sanitaria que vive el país demuestra que no fue utilizado para esos fines.

La manifestación de este domingo sigue a las de los dos días anteriores, convocadas a través de las redes por ciudadanos, en su mayoría jóvenes, y en las que se exponía el hartazgo ante la carencia de insumos y las promesas del Gobierno de unas vacunas que solo han llegado a cuenta gotas. También culminan una semana de movilizaciones y protestas del personal de la salud ante la saturación del sistema sanitario y la falta de insumos de todo tipo.

Durante la movilización del sábado el presidente Abdo Benítez emitió un mensaje televisivo grabado en el que anunció el cambio de cuatro ministros "en aras de la paz social y el diálogo", al tiempo que se comprometió a redoblar los esfuerzos "para abastecer los hospitales en tiempo y forma". El objetivo era tratar de descomprimir la situación en las calles. Sin embargo, la continuidad de las manifestaciones da cuenta de una situación de crisis política que se ha profundizado a tal punto que hasta la cámara empresaria salió a cuestionar al presidente pero criticando al mismo momento las manifestaciones. Temiendo por sus negocios más que por la cabeza de Abdo Benítez o la salud de la población la Unión Industrial advierten que “Una prolongada crisis política como la que se plantea desde algunos sectores puede tener consecuencias nefastas en cuanto a la emergencia, la recuperación de la economía y el empleo”.

A pesar de la caída de algunos ministros, muchos manifestantes señalaron este domingo que esos cambios no lograrán detener las movilizaciones, que está previsto que sigan los próximos días.

También en la semana que se abre los principales partidos de la oposición mantendrán reuniones para hilar una propuesta de juicio político a Abdo Benítez en la Cámara de Diputados.

El principal partido de oposición, el Liberal Radical Auténtico unificó sus bancadas Diputados y ya anunció que solicitará el juicio político, algo que ya lo había planteado la coalición de centro izquierda Frente Guasu, liderada por el expresidente Fernando Lugo (2008-2012).

Para obtener una mayoría sin embargo necesitan que parte de los propios diputados del Partido Colorado voten a favor de un juicio político o destitución. Esto se podría lograr si el sector del Partido Colorado liderado por el expresidente Horacio Cartes, que es mayoría en Diputados, deja a Abdo Benítez a su suerte.

Una maniobra parlamentaria de este tipo, con la participación del propio Partido Colorado, solo tendría el objetivo de frenar una escalada de la lucha en las calles, haciendo que una eventual caída de Abdo Benítez sea gestionada por vía institucional, evitando que sea visto como un triunfo de las movilizaciones. Sin embargo, la crisis política que ya está en curso no solo tiene en la mira a la figura presidencial. El grito "que se vayan todos" expresa el desprestigio de toda la casta política y sus instituciones, entre las que se encuentra el Parlamento como una de las más cuestionadas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias