×
×
Red Internacional

Un guardia de seguridad del supermercado Día y un cliente golpearon a un jóven por ser gay. Denuncian que la policía no quiso tomar la denuncia y que no es la primera vez que les sucede. ¿Por qué siguen existiendo actos de odio a pesar de las leyes conquistadas en el país?

Tomás Máscolo@PibeTiger

Martes 6 de julio | 21:56

Pedro y Luz tienen 30 y 22 años, iban junto a la hermana de Luz de 10 años a un supermercado y fueron atacados por el guardia de seguridad y un cliente del lugar. La policía de la Ciudad les respondieron que los atacaron "por su condición" cuando denunciaron que a Pedro le pegaron diciéndole "putito de mierda". La Izquierda Diario pudo entrevistarles para que cuenten lo sucedido.

- ¿Qué fue lo que pasó?

El domingo al mediodía estábamos yendo a trabajar yo, Luz y su hermana de diez años. Vivimos a cuatro cuadras y trabajamos en mi casa. Tenemos un emprendimiento de comida a base de plantas. En el trayecto decido pasar por el supermercado para comprar algunas cosas. Entro, agarro un papel higiénico y voy hacia la fila para las cajas, veo qué hay una fila muy larga y decido dejar los productos y retirarme. El guardia de seguridad cierra la puerta dejándome a mi y a todos los clientes encerrados y una persona que estaba pagando en la caja me da un puñetazo en la cara ante la mirada atónita a través del vidrio de mi pareja y su hermana menor de edad. En ese momento me veo acorralado y aterrado. Decido esperar el momento en que una clienta intenta salir y decido escapar ante lo que interpreto un peligro de daño físico hacia mi persona.

Te puede interesar: 85 mil adolescentes denuncian haber sido agredidos por la policía

Cuando intento salir el guardia de seguridad me golpea y me tira al piso, aclaro que en la mochila lo único que tenía era mi computadora que ahora está rota y es el principal dispositivo tecnológico que tengo y con el cual trabajo. Logró salir y decido llamar al 911. Solo recibo el insulto del agresor que nos grita "putitos de mierda".

A pesar de que denunciamos una agresión con antecedentes en hostigamientos anteriores en la misma sucursal por parte del personal de seguridad. Se nos negó en todo momento poder hacer una declaración y se me imputo por un delito de daños. Se me acusa de haber roto una puerta. En el momento que la mujer policía nos da una copia de la notificación nos dice que “no nos puede tomar la declaración porque estoy imputado” y que nos retiremos del lugar.

Luz llamó al 168 (INADI) donde Ariadna, la chica que nos atendió nos dijo que insistiéramos en que nos tomaran declaración. Dos policías salieron a hostigarnos y durante todo el proceso la policía nos maltrató desestimando en todo momento nuestra denuncia de violencia por homofobia.

¿Cuál fue la respuesta del Día? ¿Recibieron algun mensaje por parte del Gobierno?

La respuesta del supermercado fue pedirnos nuestros datos a través de un mensaje de Instagram, lo que me pareció un tanto extraño que solo me dijeran eso. Les pedí que me pasaran un contacto ellos para poder llamarlos yo cuando me sintiera mejor. No recibimos ningún tipo de respuesta del gobierno.

Mirá: Estado español: masivas movilizaciones contra la homofobia y por #JusticiaParaSamuel

¿Por qué creen que sigue pasando esto en un país tan avanzado en materias legislativas LGTBI?

Porque las leyes son avanzadas pero las instituciones no hacen más que replicar reproducir sistematizar y legitimar la violencia patriarcal y de un sistema capitalista voraz, nosotros vivimos con menos de de 20 mil pesos por mes. Un facho te pega por puto, llamas a la policía y te terminan diciendo cosas como “ustedes tienen la condición” o “nosotros también tenemos policías que son trasvestidos”. No hay presupuesto para nada, en el hospital nadie te atiende si te llegan a lastimar el hombro y no te pueden ni hacer una placa. No hay políticas reales para poder llevar a cabo la finalidad de estas leyes que no son más que protegernos de la violencia racial y machista, que es un hecho.

Mientras estábamos en la comisaría en España mataban a un pibe por maricón. En el colegio a la hermana de Luz hace un tiempo le dijeron que en la escuela no se tenía que hablar de esto. ¿Cómo seguimos en una sociedad que desde chicos nos enseña esto?

Leé: John D’Emilio: “El capitalismo hizo posible la identidad gay, ahora debemos destruir el capitalismo”

Todo el repudio a estos echos. Mientras seguimos denunciando los violentos desalojos de la policía, mientras la precarización y el desempleo son moneda corriente para la mayoría de personas LGBTIQ+ que necesita un trabajo para subsistir, mientras seguimos peleando por el reconocimiento del derecho a la salud integral, el Gobierno decide no invertir en hospitales o viviendas sino pagarle al Fondo Monetario Internacional. Se tienen que invertir las prioridades.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias