×
×
Red Internacional

Teniendo en cuenta la suba similar aplicada en agosto, acumulará un crecimiento mucho mayor que el de los salarios. La medida tiene como objetivo el recorte de subsidios, como parte del plan de ajuste del Gobierno para cumplir con las metas del FMI. Un ataque para los sectores de menores ingresos que se ven obligados a viajar en colectivo y tren.

Miércoles 5 de octubre | 19:08

El ministro de Transporte, Alexis Guerrera, confirmó este miércoles que habrá un ajuste en el último mes del año para todas las modalidades de transporte federal y del AMBA. El funcionario explicó que aún se está analizando el porcentaje de aumento y estimó "un promedio aproximado de 40 %". Ese porcentaje llevaría al boleto mínimo de colectivo a $ 35,20 y el máximo a $ 45.

En declaraciones a Télam, Guerrera dijo que el incremento aplicará al "área metropolitana de transporte y todo lo que es transporte federal, que es lo que regula el Estado nacional". La suba "no va a ser exactamente igual para todas las líneas de ferrocarril ni para todas las modalidades", añadió el ministro al ingresar al Centro Cultural Kirchner para presenciar el inicio de la capacitación de la Ley Yolanda, acto encabezado por el presidente Alberto Fernández.

En septiembre se estima que los precios crecieron un 7 % en promedio y se espera acumulen un 100 % para todo el año, según los revelamientos realizados por el Banco Central. El Gobierno pasa por alto que los bolsillos populares vienen siendo sistemáticamente castigados con la inflación galopante de los alimentos, la vestimenta y demás bienes y servicios para la subsistencia. Con tal de cumplir las metas pactadas con el Fondo Monetario, están dispuestos a seguir perjudicando a las grandes mayorías.

La población trabajadora que viaja cada día “como ganado” en trenes y subtes, con servicios pésimos y cada vez más decadentes, desconoce por completo qué hacen las empresas concesionarias de las líneas de colectivos y trenes con la parva de subsidios que mes a mes les da el Estado. Esas millonarias sumas de dinero nunca se traducen en una mejora real de las condiciones en las que viajan millones de laburantes. Por el contrario, son acaparadas por empresarios parásitos que lucran con un derecho elemental como lo es el de transportarse.

Desde el Frente de Izquierda vienen planteando en sucesivas oportunidades que el servicio debería ser totalmente estatal y controlado por los trabajadores, organizando el recorrido con participación de los vecinos.

Te puede interesar: Diputados: el presupuesto 2023 bajo la lupa y la negación de ministros y funcionarios


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias