Mundo Obrero

DEBATES

Taller de violencia laboral y doble discurso de ATE Morón

A propósito del taller realizado ATE Morón, en su sede central, sindicato conocido por haber dejado pasar despidos en el Municipio de Morón, Hospital Municipal de Morón y el Hospital Posadas.

Malvina Vila

Trabajadora Hospital Posadas

Lunes 5 de septiembre de 2016 | 19:34

Desde la página de ATE Morón difundieron fotos del taller que realizaron contra la violencia laboral, que fue cerrado por Darío Silva, Secretario General del gremio enrolado en la CTA Autónoma, con escasa participación y centralmente del Hospital Posadas. No es para menos, recordemos que luego de los 641 despidos, esta directiva levantó todas las medidas de lucha, lo que facilitó a la dirección del hospital la flexibilización del personal de seguridad y la privatización del servicio de limpieza, posteriores.

Pero los fríos números no distinguen cientos de trabajadores en la calle, entre ellos mujeres embarazadas. Hipocresía que no puede permitirse, de parte de una directiva que se jacta de pegar carteles con la consigna “Ni Una Menos”. Decir ni una menos, es enfrentar el ajuste y los despidos.

Las mujeres fueron más afectadas por los despidos, que los varones. Esta política de ajuste se asentó en la precarización laboral, que fue la marca registrada del kirchnerismo, donde las mujeres también eran las más precarizadas. En el hospital siendo mayoría, el 80 % de personal está precarizado. Se ha vuelto cotidiano tener dos o hasta tres trabajos para llegar a fin de mes, porque muchas trabajadoras son jefas de hogar, o se realizan módulos (horas extras) que se pagan dos meses después. Las prórrogas para jubilaciones son moneda corriente, por falta de aportes y /o porque no existe un salario digno para quienes se jubilan.

Con este plan de jubilaciones compulsivas y despidos, casi la totalidad del hospital quedará precarizado y con salarios por debajo de la canasta familiar. Es una avanzada que no se puede permitir. Los sindicatos deben bajarse de sus plácidos sillones y romper la tregua con el gobierno. Ayer dejaron pasar la precarización, como hoy dejan pasar los despidos. ¿Cuántos anuncios de despidos harán falta para que convoquen a un paro nacional, unificando la fuerza de los trabajadores, con asambleas de base?

Las mujeres sabemos que necesitamos estar organizadas para enfrentar el plan de ajuste, tarifazos y despidos. Aquel 3 de junio salimos a las calles para decir “Ni Una Menos”, porque el gobierno de Cristina invertía sólo $ 1 por mujer, crecieron en la década los femicidios llegando a una mujer cada 30 horas, y siguieron muriendo 300 mujeres al año por abortos clandestinos. Hoy “Ni Una Menos” también significa basta de despidos y ajuste. La organización latinoamericana de mujeres Pan y Rosas, plantea que el camino es la movilización, para desarrollar un gran movimiento de mujeres en lucha por nuestros derechos. Liberamos a Belén con nuestra movilización, la joven tucumana que cayó presa por tener un aborto espontáneo, bajo el gobierno de Manzur del FpV en Tucumán. Esto demuestra que la organización de las mujeres, necesita ser independiente del Estado, de los gobiernos de turno y de todas las direcciones sindicales burocratizadas, para enfrentar el plan que viene.







Temas relacionados

Violencia laboral   /    Hospital Municipal de Morón   /    Morón   /    Hospital Posadas   /    ATE   /    Despidos   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO