×
×
Red Internacional

En medio de la crisis política y económica, con paritarias en mini cuotas, el Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad (SUTECBA) emitió en agosto un comunicado donde declaraba reclamar un incremento del 30%. Pero en los primeros días de septiembre se anunció solo un 8%.

Pablo PeralesPablo Perales - Ministerio de Desarrollo Urbano CABA

Ramon OssirTrabajador del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Escuchá esta nota
Miércoles 7 de septiembre | 10:18

1 / 2

A fines de marzo, sin haber mediado consulta alguna y en un secretismo absoluto, los y las trabajadoras municipales nos enteramos de la “paritaria celular”: 15% a marzo, 6% en mayo, 5% en junio, 6% en julio, 5% en agosto, 5% en septiembre, 10% en octubre y 8% en noviembre. Todos estos porcentajes son en base al básico de febrero. Llame al “15-6-5-6-5-5-10-8” para constatar que su salario será deglutido mes a mes por la inflación.

El gremio que encabeza hace 39 años el incombustible Amadeo Genta, suele dirigirse a los y las trabajadoras municipales a través de comunicados con un pretendido “aire de reclamo”, como si estuviera dando pelea ante el ejecutivo de Ciudad.
.

JPEG

El mes pasado, el comunicado del 23/08 sostiene haber reclamado un incremento del 30% que se “comenzaría” a cobrar en noviembre. Anuncia el “inicio de trámites” para incorporar a 350 compañerxs a la planta permanente si acreditan 4 años en planta transitoria. Y como punto final, el pedido de pase a planta transitoria de todxs aquellxs contratadxs con 6 o más años de antigüedad.

JPEG

Arrancó septiembre: el acta 18/2022 modifica los porcentajes acordados a inicio de año: para septiembre y octubre, sumando un 5% y 3% respectivamente lo que da 8% , un resultado muy pero muy lejano al 30% solicitado.

Respecto al pase a planta transitoria, el nuevo comunicado reitera lo expresado en el anterior, continuando con la incertidumbre: de qué manera se decidirá, a quiénes y cuándo se les dará una mínima estabilidad. A la fecha, existen compañeros y compañeras que llevan hasta casi 9 años con contratos de locación de servicio o tercerizados por alguna ONG o universidad.

En cuanto al anunciado pase a planta permanente de solo 350 compañerxs que se encuentran en planta transitoria, (anunció que en la inmensa estructura de GCBA asemejaba la noticia a la mítica escena de esperando la carroza: tantos comunicados por “tres míseras empanadas”), no hace mención, retrotrayendo el supuesto “inicio de trámites” para el pase a planta permanente a tan solo un nuevo reclamo.

Cualquiera que haya leído dos o tres comunicados del longevo burócrata sindical y el consejo directivo, sabe de antemano que la realidad que padecemos quienes hacemos funcionar la administración pública, no tendrá cabida. Y una vez más queda en evidencia la complicidad que tiene esta conducción del gremio con el gobierno de Rodríguez Larreta.

¿La única verdad es la realidad?

En Goyena, sede del sindicato, suelen recordar esa mítica frase utilizada hasta el hartazgo por el peronismo. Los resultados obtenidos en todas las “negociaciones”, como la paritaria que salieron a defender como “histórica”, plantea esta cuestión: ¿qué tipo de realidad habita Genta y su tropa?
La “única verdad” es que SUTECBA hace todo a espaldas de las y los trabajadores y sin la más mínima participación de las bases ni medida de fuerza alguna.

En 16 años de gestión de la derecha amarilla, el continuo deterioro del sueldo de lxs trabajadores de la ciudad es más evidente que nunca. En 16 años la tropa de Genta sólo llamó “a la calle” cuando les tocaron la jugosa caja de la ObSBA, apenas asumió Macri su primer mandato al frente del ejecutivo porteño.

Pero incluso, la Obra Social que fuera antiguamente definida como “joya del gremio”, ha sido vaciada. Complicidades con la gestión del PRO, abundan. La cúpula del SUTECBA en acuerdo con el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta, conspiran para culminar la entrega de una obra social que recorta servicios, coberturas y prestaciones.

Te puede interesar: ¿Desaparece ObSBA? Renunció Agustina Olivero Majdalani, vicepresidenta de la Obra Social Ciudad de Buenos Aires

Sin embargo, Genta no está solo. Alejandro Amor, legislador del Frente de Todos, es el Secretario Adjunto del gremio. Y cuenta con la trayectoria de haber dado votos claves al macrismo en la venta de tierras públicas en Lugano para un campo de golf y en contra de que enfermería pase a la carrera profesional. Pudo arribar a la Defensoría del Pueblo con los votos conjuntos del macrismo y el peronismo.

Te puede interesar: ¿Vos lo conocés a Alejandro Amor? El candidato que acompaña a Leandro Santoro como legislador

Los vasos comunicantes entre la directiva del SUTECBA y los negociados que se cocinan en la legislatura porteña, están aceitados.

En el reino de Larreta, trabajadorxs pobres y precarizados

Con sueldos que en la mayoría de los casos rondan entre 65/75 mil pesos, dos municipales apenas llegan a superar la línea de la pobreza. Incluso, el salario familiar es de los más bajos entre los trabajadores registrados.

Somos parte de esa gran porción de trabajadores que, pese a tener un empleo formal, debemos rebuscarnos con 2 o 3 trabajos para llegar a fin de mes, dejando de ver a nuestras familias y amigxs, corriendo de un laburo a otro para pagar las cuentas.

La conducción de SUTECBA no sólo firma paritarias a la baja, sino que en cada comunicado y acta firmada deja a las claras su complicidad con el GCBA para perpetuar el fraude y la precarización laboral, instaurada con el menemismo y que ningún gobierno peronista ni de Cambiemos jamás modificó.

Este tipo de contratación no sólo hace que perciban salarios mucho más bajos por igual tarea, sino que los deja sin ningún derecho laboral, totalmente desamparadxs a la hora de ser despedidxs.
Esto último fue lo sucedido con muchas enfermeras y enfermeros y personal de salud contratado en la pandemia. Pese a “bancar la primera línea” fueron despedidxs sin que el gremio chistee ni patalee. Ni siquiera los enfermeros y enfermeras son profesionales

Te puede interesar: Enfermeros convocan a movilizar por el reconocimiento profesional

Así como compañerxs que trabajan en hogares dependientes del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que aún siguen sin ser reincorporados a sus puestos de trabajo.
Para enfrentar el ajuste ¿Que hacemos con los sindicatos?

Familias enteras viven en las calles de la ciudad que Larreta empapela con el slogan “La transformación no para” y no para de atacar a los docentes y a la educación pública, de vaciar programas contra el trabajo infantil, cerrar polideportivos. Recortes en política pública que interpela a muchxs que nos desempeñamos con los sectores más vulnerables de la CABA: mientras Larreta gasta millones en publicitarse, y en la ciudad más rica del país una niña muere por desnutrición.

Te puede interesar: CABA: una niña de 11 años muere de desnutrición en el sur de la ciudad más rica del país

Desde la otra orilla de la grieta, el gobierno Massa, CFK y Alberto descarga el ajuste sobre las familias trabajadoras para congraciarse con el FMI y los dueños de este país.

Los y las trabajadores municipales sabemos que, cuando suenan las campanas del “déficit fiscal”, el FMI y los gobiernos capitalistas, sean del color que sean, vienen por nosotros. Que los grandes empresarios celebren los recortes anunciados por Massa y el congelamiento de la planta estatal, son un indicio irrefutable.

A lo largo y ancho de la ciudad, en oficinas y delegaciones, se mastica bronca. Aumenta todo menos nuestros salarios. Por eso, tenemos que prepararnos desde ahora. La tarea es difícil pero necesaria. La dirección del SUTECBA seguirá sacando comunicados, persiguiendo a quienes expresan su bronca con métodos de patota y dividiendo a lxs trabajadores municipales, garantizando “la paz social”.

Nuestras organizaciones tienen que dejar de ser cáscaras vacías, “grandes aparatos” como el SUTECBA manejados por una burocracia que hace mil años no labura y viven como privilegiados. Deben ser una herramienta construida por los y las trabajadoras y al servicio de nuestras demandas y de la población con la que trabajamos.

ATE Capital, por su parte, no hace mucho más que proponer campañas contra la precarización por arriba, y a lo sumo realiza medidas aisladas mientras deja correr el ajuste del gobierno.

Desde la Marrón Clasista en ATE como parte opositora de este sindicato creemos que es necesario organizarse desde abajo, con asambleas democráticas en todas las reparticiones sin distinción entre afiliadxs y no afiliadxs a cualquiera de los gremios, uniéndonos a precarizadxs y contratadxs para golpear con un solo puño.

La defensa de nuestros salarios y condiciones de trabajo, terminar con los contratos fraudulentos y la precarización laboral, en un marco de inflación galopante y crisis económica-politica que afecta al conjunto de la clase trabajadora, ocupada y desocupada, implica poner los sindicatos al servicio de nuestros reclamos y necesidades, en unidad con todxs los que están peleando contra el ajuste.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias